Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

domingo, 2 de abril de 2017

Negocios antiguos: Confitería L´Aiglon (2) (antes de 1890 en calle Florida - desde 1927 a 2007 en avenida Callao)



Confitería L´Aiglon
(Anterior a 1890-2011)

Declarada patrimonio histórico en el año 2007.

Inicialmente en la calle Florida, tenía pista de baile y Carlos Gardel entrenaba boxeo allí.  En 1927 se trasladó a una cuadra del Congreso y permaneció abierta hasta 2011.

Av Callao 98 y Bartolomé Mitre


Imagen tomada de https://buenosairesencronicas.blogspot.com.ar con permiso de su administrador


En la esquina de Av. Callao y Bartolomé Mitre, el 13 de Diciembre de 1927, un grupo de españoles instaló una confitería en Callao y Bartolomé Mitre.  La misma ya había funcionado en la calle Florida desde el siglo XIX.

Inicialmente quisieron llamarla “El Águila”, pero ese nombre estaba registrado (la Confitería del Águila fue inaugurada en 1852), por lo que decidieron bautizarla “L’Aiglon” (que significa águila pequeña en francés).  Teniendo en cuenta este dato es probable que ambas confiterías hayan abierto en fechas aproximadas.

El edificio de la avenida Callao fue Obra de los arquitectos Emilio Hugé y Vicente Colmegna en el año 1900, construido para edificio de renta y negocio de la ex Compania de Seguros La Franco Argentina.

Hacia 1966 Don José Varela, fue dueño de la confitería hasta su cierre.  Él fue quien le dio impulso al negocio aprovechando la ubicación privilegiada (el Congreso, una zona con necesidad de bares).

Muchos diputados y senadores pasaban a reunirse con pares y amigos o a descansar después de largos debates en el recinto del Congreso.

Tenían orquesta en vivo con músicos de tango.  Jorge Sobral y María Graña dieron shows los viernes y sábados por la noche durante un tiempo y no cobraban derecho al espectáculo, algo infrecuente hoy en día.

Ernesto Sábato fue una de las figuras ilustres que se sentó en sus mesas.

En 2011 cerró a pesar de haber sido declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad.  

Fue adquirido por una cadena de café Starbucks.

Otro bar nombrado histórico que cerró. Y van...


El autor del proyecto para protegerlo fue el diputado Martín Borrelli del bloque del PRO quien propuso declarar sitio de Interés Cultural a la Confitería L'Aiglon.  

Su proyecto fue sancionado el miércoles 07 de Noviembre de 2007 por la Comisión de Cultura de la Legislatura.

Se la declaró histórica y se resolvió colocar placa identificatoria (a cargo del Gobierno).

Lamentablemente sólo con buenas intenciones no se impide que cierren, el apoyo que necesitan estos lugares es de otro tipo.  

Se precisan leyes que impidan la remodelación, el cambio de estilo y de rubro, además de beneficios, como difusión y exenciones de impuestos.

Por lo menos dejaron las águilas en el frente, un detalle soberbio...


Objeto de mi colección con la dirección de Callao



La calle MITRE, BARTOLOMÉ se llama asi por Ordenanza del 7/6/1901. 




La confitería estuvo originalmente en Florida 146 con el mismo nombre.  Leí que estuvo allí por lo menos desde fines del siglo XIX.



"La noche de los dones" (de J. L. BORGES) comienza así:


"En la antigua Confitería del Águila, en Florida a la altura de Piedad, oímos la historia. Se debatía el problema del conocimiento. Alguien invocó la tesis platónica de que ya todo lo hemos visto en un orbe anterior, de suerte que conocer es reconocer...".


En el blog http://monicacha.blogspot.com.ar/2012/10/recuerdos-de-la-infancia-de-mi-padre-en.html leí:

"Hacían unas“yemitas”, bombones de huevo con caramelo y “vol au vent”, unos cilindros de hojaldre rellenos con ostra.  El primer piso de esa confitería tenía una importante abertura central que transformaba al piso en una pista circular, donde se patinaba fines del siglo XIX". 

Carlos Gardel y el boxeador Firpo se hicieron amigos, solían ir a la Confitería La Real que estaba en Corrientes y Talcahuano.  Firpo lo invitó a entrenar con él en el Lincoln Boxing Club.  Gardel ya entrenaba en la Asociación Nacional y en la  L'Ainglon de Florida, confitería que además de tener pista de patinaje tenía un gimnasio o lugar de entrenamiento de boxeo, tal como lo expresa el libro "Gardel: el cantor de tango" de Julián y Osvaldo Barsky.


Objeto de mi colección con la dirección de Florida






Posteriormente en esa ubicación, se instaló la confitería “Boston” y en el primer piso hicieron pistas de bowling y mesas de billar

Hoy en su lugar hay un local de Briganti.




Hasta un próximo post.



No hay comentarios:

Publicar un comentario