Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

martes, 31 de enero de 2017

13 Bar Notable Café Tabac (1969) (5)


Café Tabac
Elegante, sobrio, vigente

Av. Del Libertador 2300 y Coronel Díaz, Palermo Recoleta

Elegido por políticos, futbolistas, actores y periodistas. En su novela Santa Evita, Tomás Eloy Martínez menciona a Tabac varias veces, es donde él acude para escuchar la confesión de un coronel.
Decoración elegante pero sobria.  Atienden con cortesía.
.




Detalle 



Un mimo

Aguas saborizadas no artesanales

No me gustan los engaños

Lo único que no me gustaron fueron las aguas saborizadas, vi como abrían una botellita de gaseosa sabor pomelo para preparar lo que en la carta decía "jugo de pomelo".



En la esquina de Avenida del Libertador y Coronel Díaz, Recoleta, el Caffé Tabac es protagonista desde 1969.  La clientela parece fiel, es saludada por los mozos con familiaridad.  El salón es luminoso. 

El Té del encuentro es para compartir: café o té en hebras con leche y masas finas, brownies, tostadas, manteca, mermelada, rosca de nuez, budín inglés, torta, chip de jamón y tomate, tostado mixto, fosforito de jamón crudo y queso, medialuna de jamón y queso, más jugo de naranja.

La barra revestida en raíz de nogal tiene detalles en bronce.  La ancha vereda del Tabac, con hermosas tipas, en verano se puebla de  mesas y sillas.



La barra tiene buenas marcas. Hubiera pedido un Campari con soda e ingredientes, que incluye albondiguitas con tuco, fosforito de jamón crudo, arrollado de queso y cerezas al maraschino y empanaditas de carne. 

Tal vez vuelva por eso, porque en líneas generales me gustó.


La mesa de Carrizo y Calabró

En la primera mesa sobre Coronel Díaz se reunían Antonio Carrizo y Juan Carlos Calabró, entre 1989 y 1997, para ultimar detalles del programa El Contra.


Clientes conocidos

Fueron asiduos concurrentes Juan Manuel Gálvez, Guillermo Nimo, Mostaza Merlo, Alfio Basile, Ángel Cappa y Miguel Ángel Russo y Horacio Rodríguez Larreta.


Santa Evita

Una medianoche de invierno de 1989, Tomás Eloy Mártínez, autor de la novela Santa Evita, recibió un llamado telefónico.  Era el coronel Héctor A. Cabanillas (en la novela de Martínez sería Tulio Ricardo Corominas), el hombre que había manejado el “Operativo Traslado” de los restos de Evita a lugar seguro.  Se citaron en Tabac. Allí, Martínez se encontró con Cabanillas (Corominas) y con Jorge Rojas Silveyra, embajador en España en los tiempos de Alejandro Lanusse.  Rojas fue el encargado de devolver a Perón el cuerpo de Eva después de décadas de silencio.  Había otro testigo que el novelista decidió llamar “Maggi”. 


Objetos de mi coleccón

Taza









Sobrecitos (2)

Posavasos (2)



No hay comentarios:

Publicar un comentario