Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

lunes, 2 de enero de 2017

8 Bar Notable Café de la U (1986) (2)


Café de la U
El único Notable de Villa Urquiza


Av. Triunvirato 4801 Villa Urquiza

Comida casera





En la esquina de Triunvirato y Roosevelt, enfrente y en diagonal a la estación del Ferrocarril Mitre, funcionó durante años la famosa casa de ropa de trabajo Coppa y Chego, cuya imagen característica representaba a un perro y a un hombre fornido tironeando de un pantalón de dicha marca.



Foto tomada del sitio http://expofutboldecoleccion.blogspot.com.ar/2014/01/fixture-de-1949.html si molesta su utilización contactarse y la misma será removida.

Entré con muchas expectativas. La decoración no era la mejor, pero seguí apostando.


En esa esquina,  el 15 de diciembre de 1986 inició su actividad el Café de la U (un homenaje al barrio de Urquiza) fundado por Luis Fachinetti, Alfredo y Héctor Ginanni, quienes tuvieron la idea de transformarlo en un lugar de reunión de familias y amigos, ya que de ese lado de la vía no había locales de este tipo.

Algunos dicen que en el Café de la U además de la sandwichería, son interesantes los crepes de espinaca con champignones, queso y salsa rosa.  No lo sé, no tuve ocasión de comprobarlo. Me resultó cara una ensalada y el flan, ya dejó de ser un postre que me llame la atención.  

Un cartel en la puerta anuncia que uno ingresa a un bar notable, única referencia que tienen.  No explotan los suficiente esa condición. No tienen folletería (la solicité) y eso en un bar notable, es un error.  Sé que estos sitios declarados notables necesitan más estímulo y promoción por parte del Gobierno de la Ciudad pero también es cierto que ellos no aprovechan dicha designación para ampliar su espectro y convencer al cliente que no es de la zona para que regrese, tienen que seducir, destacarse, ofrecer algo distinto, motivar. Espero más de un bar notable. Bares hay muchos, de un notable espero que me expliquen por qué los destacaron, historias, anécdotas. El bar cumple, pero cumple como cualquier bar que cumple sin destacarse.


Algunos potus penden del techo, decoración muy ochentosa.  Cuadros de mala calidad, descoloridos, innecesarios, impersonales. Nada remite a una historia, nada tiene personalidad. 



Anécdotas, historias, visitantes ilustres

José María “Gogo” Safigueroa fue un visitante frecuente del Café de la U, allí comenzó a realizar las famosas “perlitas” de las películas (errores en la filmación) y tiempo después continuó con espectáculos de tango, conducidos por Graciela Raffa, donde convocó a intérpretes de reconocida trayectoria como Nelly Omar, el gran Abel Córdoba, último cantor de la orquesta del maestro Osvaldo Pugliese, Néstor Fabián, Alberto Bianco, Ana María Cores etcétera.

Posteriormente, también de la mano de Gogo, comenzaron las veladas líricas, con la presentación del tenor romántico Rafael Cini, acompañado por el barítono Cayetano Petrella y las sopranos Josefine Estella, Mónica Bofino, Gilda Giancastro, Oriana Favaro, entre otros.

Uno de los parroquianos destacados del café fue el maestro Emilio Balcarce (1918-2011), creador del tango La Bordona, grabado por Aníbal Troilo en 1956. 

Varios deportistas pasaron por sus mesas, entre ellos los futbolistas Carlos Alfaro Moreno, Vicente De la Mata (h), el ténico Caruso Lombardi y el jockey Jorge Valdivieso. 

También lo frecuentaron gente del espectáculo, como por ejemplo: Claudio García Satur, Pepe Novoa, Joe Rígolli, Guillermo Rico, “Calígula”, Miguel Jordán y Juan Alberto Badía, entre otros. No vi fotos enmarcadas de estos personajes .

Mi pedido


Desde las mesas próximas a la ochava se tiene la visión de la barrera y la garita de la estación ferroviaria del Mitre y también de la fachada del edificio de la sucursal Urquiza del Banco Nación, obra del arquitecto belga Jules Dormal, el mismo que finalizó la construcción del Teatro Colón.

Por más que lo miré con cariño el lugar necesita una mejora.  El cieloraso necesita refacción, las paredes de ladrillo a la vista le dan un toque frío que no lo favorece.  Cambiaron el piso por cerámica, una pena, no corresponde con el estilo del local con sus cerramientos de madera y su notoria antigüedad. 

Lo único destacable fue el reloj, parecido a los que había en las estaciones del tren, con números romanos en negro, y arábigos ligeramente más pequeños en rojo.  Hermoso.



El mozo (único para todo el salón y la vereda) fue muy amable, el encargado también y yo valoro mucho la atención, pero no alcanza, si son notables deben ofrecer lo máximo que tienen, en lo edilicio, en decoración, en el menú, en la atención, destacarse.  




En frente un homenaje a El Flaco, lindo y merecido

Objetos de mi colección




No hay comentarios:

Publicar un comentario