Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

jueves, 2 de marzo de 2017

31 Bar Notable Bar El Hipopótamo (1904) (1) ex La Estrella del Sur ex Saturno


El Hipopótamo 

Una esquina, dos Notables


La esquina noroeste de Brasil y Defensa hay un edificio de tres pisos construido, cuando apenas comenzaba el siglo XX, por Albinatti Hnos.

Originalmente llamado La Estrella del Sur, que era almacén y despacho de bebidas. Luego se llamó Saturno. El Hipopótamo fue inaugurado en el año 1904.  

Brasil 401 San Telmo  

Frente al Parque Lezama (en diagonal) y en frente del otro notable. El Británico.  Ambos en una ubicación estratégica y sobre una calle histórica como Defensa.

Hoy me ocupa El Hipopótamo.

Dentro pueden verse viejos anuncios de grapa, aperitivos y cervezas antiguos.  El espacio está dividido en boxes que brindan intimidad.

A través de las ventanas puede verse la plaza, el monumento a don Pedro de Mendoza, el empedrado de Defensa, el Museo Histórico Nacional y la gente pasar.

Don Julio Durán, natural de Mondariz, Pontevedra, se hizo cargo del local en 1980, cuando se llamaba Saturno. Hoy, el propietario del café es Julio Durán (h), hermano de Pablo Durán quien adquirió cinco Bares Notables: El Margot, el Bar de Cao, El Bar La Poesía, El Celta y El Federal.

El interior es chico, mantiene cierta penumbra, está decorado con carteles enlozados antiguos, algunos de Aperitivo Campari, de máquina de coser “Prefiera una Gardini, la mejor máquina para coser y bordar”y de cigarrillos “Cigarrillos 43". Otros carteles, pintados y varios afiches: “Distribuidor autorizado Singer”, “Pianos Beissler Pitzer son los mejores”, “Grappa Montefiore”.





La decoración improvisada formó un armónico conjunto: de una columna metálica verde cuelgan los jamones, el piso en damero blanco y negro siempre queda bien en un bar antiguo, el lacre-rojizo del cielorraso contrasta con el blanco neutro de las paredes y la luz tenue amarillenta que ilumina y da calidez al conjunto.

Sobre una heladera de madera lucen viejos sifones y una balanza de dos platos.

Un gran espejo, con ornamentaciones en madera pintada.

Hay un sector reservado a las láminas enmarcadas del almanaque Duperial de 1944, dibujos de situaciones y tipos porteños de Alcides Gubellini.

En este bar se filmaron algunas escenas de las películas Despabílate Amor de Eliseo Subiela, y Las cosas del Querer II dirigida por Jaime Chavarri, con la participación de Ángela Molina y Manuel Bandera (también rodaron en La Puerto Rico).

Sentado a una de las mesas de El Hipopótamo Juan José Campanella escribió historias y guiones. Por él pasaron Tita Merello, Ernesto Sábato, Osvaldo Soriano, Eduardo Bergara Leumann, Ulises Dumont y tantos más.  Varias veces vi al artesano Pallarols tomando un café con amigos.

En la esquina, cuatro vías de tranvías se cruzan, las de Brasil quedan truncas, lo mismo que la de Defensa hacia Garay, mientras que la de Defensa hacia el sur continúa hacia Martín García.


           







Ideal para tomarse unos minutos bebiendo un cabecito, otros prefieren comer pizzas, sándwiches especiales, picadas y panqueques de dulce de leche o de manzana.

Aunque lo mejor que tienen es la sidra tirada y la paz, es un lugar tranquilo, alejado de la city y el bullicio.


Objeto de mi colección


No hay comentarios:

Publicar un comentario