Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

domingo, 30 de abril de 2017

Negocios antiguos: Confitería Los Dos Chinos (1862-2011) (3) (abrió una franquicia)


Los Dos Chinos
Desde 1862
Chacabuco y Alsina

Foto tomada de

http://metejondebarrio.blogspot.com.ar/2012/12/los-chinitos-portenos-la-confiteria-los.html

con su autorización



Historia

En el año 1862 las esposas de los hermanos Carlos y Juan Gontaretti comenzaron a fabricar productos alimenticios caseros, salados y dulces y sus maridos salían a venderlos por las calles empedradas de Buenos Aires.
 
El 11 de octubre de ese mismo año, abrieron su primer local en la esquina de Potosí (hoy Alsina) y Chacabuco.

Para decorar la entrada colocaron dos estatuas de chinos que adquirieron en un barco anclado en el puerto de la Ciudad de Buenos Aires.  Así surgió el original nombre de la confitería, la que estaba “en la Esquina de Los Dos Chinos”.  

En la década de 1890, la confitería se trasladó a la esquina de enfrente, a la esquina NE donde estuvieron hasta 1974.  Esta fue su época de esplendor, y era frecuentada por escritores de Caras y Caretas (que trabajaban cerca).


Hoy esa esquina

La expansión no tardó en llegar, abrieron sucursales en los barrios más emblemáticos de Buenos Aires.  Y poco a poco la marca se convirtió en un clásico.
        
Enrico Caruso, Hipólito Irigoyen, Bartolomé Mitre, Leandro N.  Alem, Jorge Luis Borges y Aníbal Troilo, entre otras grandes figuras, visitaron la emblemática confitería.  En honor  a Caruso los pasteleros de Los Dos Chinos crearon un postre que llevaba su nombre. Caruso a cambio, dejó como un retrato autografiado.

En el año 1975, ya con nuevos dueños, trasladaron la casa matriz a la calle Brasil 780 en San Telmo, donde se diversificaron abriendo un hotel 4 estrellas y un salón de fiestas.  

También abrieron otras sucursales como las de Cabildo y Juramento por ejemplo.

Cerró en 2011.  

Hoy en lo que fue Los Dos Chinos de la calle Brasil hay un hotel llamado Intersur. 


A mediados de 2015 en Callao 1025 entre Marcelo T. de Alvear y Avenida Santa Fe  abrió un bar llamado Los Dos Chinos.


29-10-2016

Javier Ickowicz, uno de los socios de la cadena gastronómica Nucha, compró la marca y con el asesoramiento de Narda Lepes para elaborar la carta, llevó adelante el proyecto.  Es moderno, en un pizarrón cuentan la historia Los Dos Chinos a las nuevas generaciones.  Me dicen que los precios son altos, las porciones chicas y tardan en atender.  Dicen también que los productos son buenos y el ambiente silencioso.  Tendré que ir a conocer el lugar sabiendo que nada queda de aquél Los Dos Chinos de la calle Brasil que conocí en un evento en la década del 80.


Objetos de mi colección




Pinza terronera


y una factura


domingo, 16 de abril de 2017

42 Bar Notable: Bar El Federal (1864 - sigue abierto)


Bar El Federal 
 Uno de los más antiguos de la Ciudad con la barra más linda

Carlos Calvo 595  esquina Perú San Telmo 

El cartel con filetes y el buzón de la esquina me invitan a entrar.


Abrió sus puertas el 18 de agosto de 1864 uno de los primeros bares que se abrieron en la Ciudad (el más antiguo es La Biela).  Inaugurado como pulpería, luego fue almacén y despacho de bebidas aunque algunos viejos vecinos aseguran que su primer destino fue ser un prostíbulo.

El edificio conserva su arquitectura y su piso de baldosas calcáreas originales.  Al entrar la atmósfera impacta y nos transporta inmediatamente a otro tiempo por sus detalles, su exposición porteña incluye viejas publicidades, fotografías de los años 20 y 30, vitraux, sifones de vidrio con cabeza de plomo, retratos de tangueros como Roberto Goyeneche, Edmundo Rivero, Homero Manzi, Osvaldo Pugliese y Héctor Stamponi, por ejemplo. Todo contribuye a recrear ese tiempo que no vivimos, a imaginar a quiénes pasaron por allí, a pensar en nuestros antepasados.

La barra es la más linda con un arco de madera, detalles de vitraux y un reloj fuera de funcionamiento en el medio. Lamento no haber tomado fotografías cuando fui.

La barra es baja permite comer con comodidad las especialidades: picadas, tortillas, lomos y sándwiches especiales, ravioles caseros de pavita, strudel, etc. 

 Probar las cervezas artesanales. 

Es un lugar para ir a disfrutarlo por sus detalles. 

Cuenta con una pequeña biblioteca. La antigua caja registradora está pintada también con los característicos filetes.

Viernes y sábados por la noche funciona como pub para jóvenes. Los domingos a la tarde suelen haber cantores de tango que hacen su show e invitan  a bailar.  Reservar.

Bien mantenido, lindo.




sábado, 15 de abril de 2017

Negocios antiguos: Casa "Rosette" (1865- probablemente hasta 1924) (1)


Casa "Rosette"
De Rivarés y Escayola, Sucesores de Julio Rosette & Cía. 

Fundado en 1865

Cuando Rivarés fallece en 1914 Don Juan Lorenzo Escayola (uruguayo, primo del Coronel Carlos Escayola) quedó como único dueño hasta su fallecimiento en 1924.  Aquí trabajó Pascual Contursi.

 Fue una importante zapatería en la esquina de Corrientes y Maipú, a una cuadra del café Guaraní en el que todas las noches tenían reservada una mesa Gardel y Razzano, cuando el dúo actuaba en el teatro Esmeralda, (hoy Maipo).


Foto tomada de Internet, si molesta su utilización contactarse y será removida.




Corrientes 682 esquina Maipú  Cerca de 1914

Foto tomada del sitio http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=493095&page=324 si molesta su publicación contactarse y será removido.



Vista desde la misma perspectiva en la actualidad, desde Maipú hacia Corrientes

Vista de la esquina desde avenida Corrientes, hoy funciona en esa esquina la pizzería La Casona

  
Nota aparecida en "Caras y Caretas" el 5 de septiembre de 1914


EL ESTABLECIMIENTO DE CALZADO DE LUJO


Todo mortal que viste y calza, -especialmente cuando calza bien-, conoce desde hace varias generaciones la importancia de esta gran zapatería de lujo, por la que durante medio siglo ha desfilado y desfila cuanto de más selecto tiene la sociedad argentina, y no decimos porteña porque el nombre Casa Rosette no está localizado: se pronuncia con idéntica familiaridad que en Buenos Aires hasta en los últimos confines del país.
En cualquier región, en cualquier capital de provincia, en cualquier pueblo de mediana importancia encontramos siempre con familias enteras que se calzan en lo de Rosette y que se refieren a esa casa tan naturalmente como si se tratase de un establecimiento situado a la vuelta de la esquina.
Esto se debe a que desde sus comienzos ha procurado mantenerse siempre a la cabeza de su ramo. Cuando se fundó, en 1865, atrajo al público bonaerense por el buen gusto de sus modelos, por la atención con que se servía a los compradores, por la perfección y calidad del calzado que vendía. Esta reputación, adquirida cuando nuestra metrópoli de hoy sólo era un poblado rodeado por estancias, ha perdurado a través de los años. La casa fue creciendo, fue mejorando, en la misma proporción que Buenos Aires fue creciendo y mejorando hasta llegar a lo que es hoy: una verdadera institución nacional íntimamente ligada a la historia social y elegante de la primera ciudad Sudamericana.
Retirado el fundador Rosette, hace ya muchos años, traspasó la casa que hasta hoy lleva su nombre a los señores Rivarés y Escayola, quienes dieron nuevo impulso a los negocios, aportando su laboriosa juventud llena de espíritu de empresa y de iniciativas modernas.
Como gerente de la casa, como alma directriz de ese gran mecanismo, figuró casi desde el primer día don Lorenzo Escayola, cuyo retrato aparece en esta página. Su figura es bien conocida de toda la clientela, su trato afable, su cultura y el acierto y criterio con que supo llevar adelante los intereses sociales que le estaban confiados pronto le captaron las simpatías de todo el mundo. Escayola llegó a ser algo así como la casa misma, hasta el punto de que sería tan difícil imaginarse el establecimiento sin don Lorenzo, como imaginarse la esquina de Corrientes y Maipú sin su casa Rosette.
Decimos su casa Rosette porque Don Lorenzo Escayola ahora se ha quedado solo. De la sociedad comercial se ha retirado el socio Sr. Rivarés, quien ya de hecho estaba retirado desde hace algún tiempo, pues, como antes decimos, la dirección general, especialmente en lo que a las relaciones con el público se refiere, recaía sobre don Lorenzo, el simpático amigo de cuantos de antiguo frecuentan la casa.
Así pues, aún cuando la firma comercial ha cambiado, no ha cambiado la dirección del establecimiento, ni el público echará de menos nada. Escayola sigue siempre en su puesto, hoy más propietario que ayer, -quizás más rico y más próspero-, pero siempre el mismo.
La casa Rosette, al retirarse el señor Rivarés, no ha dado por tanto vuelta a una nueva página de su historia. Sigue su historia, sin interrupciones, sin variaciones de miras, ni de criterio, ni de propósitos.

(Linda publicidad encubierta)

Desconozco en qué año cerró este comercio, sé que por lo menos hasta 1918 permaneció abierto. Es probable que haya cerrado cuando falleció Escayola en 1924.

En esta zapatería trabajó Pascual Contursi. Había nacido en Chivilcoy en 1888.  Se había mudado luego con sus padres a San Cristóbal. Ofrecía en el patio del inquilinato funciones de títeres, al que destinaba las horas libres de su trabajo en la zapatería.  En sociedad con Pascual Carcavallo (su compañero de trabajo), instaló otro comercio del mismo rubro que se llamó “La Esquina Rosada”, pero se fundieron rápidamente.


Objeto de mi colección

Pasa cordón






viernes, 14 de abril de 2017

Negocios Antiguos: Tambo, Almacén Suizo de Barbieri Hnos (1870), Confitería Reibaldi y Gandini (1875-1935) Modern Saloon (1) Farmacia



Confitería Reibaldi y Gandini 
Fabricó los primeros pan dulces

La Confitería Reibaldi y Gandini estuvo en Suipacha y Corrientes, comenzó su actividad en 1875. Fabricaba uno de los primeros pan dulces de Buenos Aires.  Antes fue el Almacén Suizo de Barbieri Hnos. y antes había sido un tambo.

Corrientes  901/9  y Suipacha

En muchos sitios dicen que esta confitería estuvo en la esquina SE de Corrientes y Suipacha, pero teniendo en cuenta la numeración (que publica el sitio Historia Digital) y el testimonio de una descendiente de Reibaldi en un comentario en un blog, (en el que dice que la confitería desapareció cuando se ensanchó la calle Corrientes) concluyo que la esquina era la NO de Corrientes y Suipacha. 

Fecha de la fotografía: 1904

Revista Caras y Caretas


Estado: Demolido circa 1935



El 20 de octubre de 1580 Don Juan de Garay fundó por segunda vez la ciudad de Buenos Aires.  En esa oportunidad dividió manzanas y repartió solares.

No hubo pan en la aldea hasta pasado el 1600, cuando dos hermanos instalaron una molienda de trigo.  Primero se hizo pan, la pizza vendría años después.  En 1617 se  colocaron en el riachuelo Las Conchas (Tigre) varias tahonas para moler trigo y en 1670 ya se exportaba harina, tasajo y cuero a Brasil y Europa. En la década del 20' del siglo XIX se colocó un molino en lo que hoy es la plaza del Congreso, por ello la confitería del Molino lleva ese nombre.

En 1738 la actual calle Corrientes se llamaba San Nicolás (por la iglesia que estaba donde ahora está el Obelisco).  En 1778 en Corrientes entre las actuales Suipacha y Esmeralda había una pulpería, una carpintería, un tambo (donde estuvo la confitería, en la esquina NO de Corrientes y Suipacha), una zapatería, y un caserón.

Todas las construcciones eran simples, de adobe y paja, salvo la pulpería que tenía techo de dos aguas, y el caserón de ladrillos y techo de tejas. 

No había diferencia entre la calle y la vereda (no había cordón), la gente en el verano ejercía sus oficios en la calle entre vendedores ambulantes y carruajes. 

Después de la batalla de Caseros la calle San Nicolás se hizo cosmopolita. 

En 1856 la calle ya se llamaba Corrientes, estaba empedrada, alumbrada a gas (antes con cebo vacuno), tenía varias casas de dos plantas.  

En 1870 el tambo cerró y abrió en su lugar al almacén Suizo de los hermanos Barbieri.  

Los que dicen que la Confitería de Reibaldi y Gandini estaba en la esquina SE dicen que en esa esquina estaba la pulpería El Caimán. Es probable que la pulpería haya estado, efectivamente donde dicen, pero no la confitería.   

El almacén Suizo en 1875 cerró y los nuevos dueños, Reibaldi y Gandini, abrieron una pastelería que dicen fue una de las primeras en hacer pan dulce en Buenos Aires, décadas antes lo hizo la Confitería del Molino.  En el primer piso de la confitería tenían un salón de fiestas llamado Modern Saloon.

Este edificio dicen algunos que por su fachada elaborada parece una obra del arquitecto Dubois. Si esto es así la pastelería (como negocio) funcionó antes en otro local o funcionó ahí y en algún momento se hizo el edificio con Dubois, pues este profesional llegó al país en 1888. 

En una guía de 1875 figuran Barbieri Hnos. con domicilio en Cuyo 79 dedicados a imprenta (si son ellos, al dejar el almacén, cambiaron de rubro).

Reibaldi y Gandini

Horno

Salón

Taller

Fotos tomadas del sitio http://www.hdarg.com

Fuente: Revista Caras y Caretas #294
Construido: Sin Datos
Estado: Demolido circa 1935
Arquitecto: Sin Datos
Fecha de la fotografía: 1904


En 1930 estalló en Nueva York la crisis financiera mundial –la primera del capitalismo-  que afectó al mundo y tuvo su reflejo en Buenos Aires.  Se dice que se ensanchó Corrientes y se hizo el subte para generar trabajo a través de la obra pública.

La confitería desapareció cuando demolieron edificios de la vereda Norte o impar.   Un edificio del Ingeniero Alejandro Enquin de 9 pisos ocupó su lugar.  Leí que también fue propiedad de Reibaldi.  

Eesta esquina hoy hay una farmacia


Traslado a Cabildo y Juramento

En 1872 en 25 de Mayo y Lavalle (actuales Cabildo y Juramento) hubo una confitería llamada Del Águila, que tenía por dueño al señor Canale.  Pasó luego a manos de Avelino Quevedo, Manuel Vila y Pedro Valmaggia en 1895.

En 1897, en esa esquina abr la Confitería Belgrano, fueron sus propietarios los señores Cabrini y Valmaggia, para pasar luego a manos de A. Castilla y Cia., hasta dar por terminada su primera etapa y ceder el espacio a la farmacia Hansen.  Farmacia Hansen -en Cabildo y Juramento (antes de 1915) actualmente Accademia della Pizza.

En  1915 abrió la Confitería Bazzi en Cabildo 2088 (actualmente Stock Center) estaba  al lado de la  farmacia Hansen.



Confitería Bazzi y Farmacia Hansen 1900

Foto tomada de Internet 


Modern Saloon

La Confitería Bazzi después pasó a ser Modern Saloon cuando Reibaldi y Gandini dejaron Av. Corrientes.  Modern Saloon utilizaba vajilla de porcelana y servicios de té de peltre, todo con el logo  MS, cerró y allí se construyó la galería Juramento (1962).   Sus últimos dueños fueron los hermanos Reibaldi.  Sobre Cabildo funcionaba la confitería famosa por su patisserie, y por Juramento, el salón con mesas de tapa de mármol verde con vetas marrones y sillas tapizadas con cuero verde oscuro.  Por mucho tiempo logró reunir a la clientela más distinguida del barrio y a la hora del té solía contar con la presencia de una orquesta o de un pianista, como el vecino René Cóspito.

Foto tomada del sitio Todo Tango 

Luego en la esquina funcionó "Downtown Records" (después Tower Records), la radio X4 y actualmente Stock Center.


 Fotos tomadas del Facebook  Galeria Churba o Galería Juramento

Cabildo y Juramento 1800

 Cabildo y Juramento 1942


Cabildo y Juramento hoy

Otra confitería que hubo en Corrientes y Suipacha fue la Confitería Nobel.



Objeto de mi colección de Modern Saloon todavía en Corrientes y Suipacha



Posterior a 1875 y anterior a 1935

“Modern Saloon” fue un lugar de encuentro de las señoras elegantes y adineradas de Bs. As. 

En la primer foto de este post de 1904 el primer piso ya estaba. Y si el arquitecto fue Dubois, éste pudo haber hecho su trabajo despues de 1888 , año en que llega al país.  Por lo que la pinza puede ser posterior a 1888 y anterior a 1935.


Negocios Antiguos: Las Filipinas (1869-tal vez cerró en 1943 luego de un incendio) (1)


Tienda Las Filipinas


Bartolomé Mitre 871 - Suipacha  137

Las Filipinas fue una tradicional tienda de la calle Suipacha, una de las que más vendía a crédito, tenía un nutrido archivo de cuentas.

Fundada en 1869 por un inmigrante castellano.


En Julio de 1943 en la actual calle Bartolomé Mitre se produjo un incendio en la famosa tienda "Las Filipinas", dejándola prácticamente destruida. Tal vez haya cerrado en esa oportunidad. 

Sobre la izquierda se puede observar el cartel del local de BOITANO dedicado a banderas y adornos.

A 50 metros de la Parroquia de San Miguel Arcángel, y de la famosa Tienda San Miguel convertida hoy en salón de fiestas.  En la esquina estaba "La Reina", una tienda dedicada a puntillería.

Su origen: Juan Manuel González había querido instalarse en Manila, capital de las islas Filipinas, hacia donde viajó en 1868, pero una epidemia desatada allí lo obligó a permanecer en el buque y a seguir viaje. Ancló en Buenos Aires donde abrió un modesto negocio que bautizó con el nombre de su frustrado destino. Poco después se desataría una epidemia en Buenos Aires.

Alejandro Argüelles de 72 años en 1967 dio un testimonio a Primera Plana, era el presidente de la tienda en ese momento.

No tengo datos acerca del año de cierre hasta el momento.




Si uno mira para arriba en la calle Bartolomé Mitre al 867/1/ 857/3 puede leerse "La casa que vende más barato" y el nombre de la tienda.



Objeto de mi colección









Negocios antiguos: Ladrillos San Isidro (1870) (1)


Antiguo ladrillo de la fábrica San Isidro
Para algunos fue la primer fábrica industrial de ladrillos en Sudamérica

Objeto de mi colección

 En Argentina hasta 1863 los ladrillos hechos con máquinas se importaban de Londres.  En ese año comenzaron a producirse en Rosario los primeros ladrillos realizados con máquinas.

En 1870, en tierras que pertenecieron a la familia Ruíz Guiñazú y que poseía Obras Sanitarias de la Nación en la localidad de San Isidro, se instaló la Fábrica Nacional de Ladrillos.  

La fábrica ocupaba desde la avenida Centenario hasta la actual Villa La Cava  y desde Int. Neyer hasta Int. Tomkinson.. 

En ese predio la empresa estatal almacenaba cloro y el azufre.  Allí funcionaron luego los hornos de barro para la elaboración de los ladrillos. 


Producían ladrillos de molde que llevaban impreso “S. Isidro”.


El piso de la plaza de Barrancas de Belgrano, una de las veredas del Solar de la Abadía, algunas construcciones antiguas, como las de San Telmo y edificios de Puerto Madero cuentan con estos ladrillos.

John Richard Smith fue un ingeniero inglés que instaló la fábrica de ladrillos San Isidro en el siglo XIX.  Según otra versión la fábrica la estableció el Capitán británico P. Rampsay en 1871.

El material era extraído del actual barrio La Cava (la villa se llama así porque de ahí sacaban la tierra para los ladrillos y quedaron pozos gigantes) y desde allí era transportado por zorras hasta la fábrica. Las locomotoras y las máquinas para fabricar los ladrillos eran a vapor.  La arcilla era prensada, eso le daba un aspecto cerámico y una dureza superior.

En Centenario y Tomkinson existía una desvío del ferrocarril para transportar los ladrillos, el azufre y otros materiales desde y hacia la fábrica. 

Fue adquirida por el Estado Nacional para proveer material a los planes de obras del gobierno ya que por contrato de 1874 el Estado debía proveer ladrillos para las obras de desagüe.

Las instalaciones ocupaban 129 hectáreas, contrataba a cientos de obreros locales y tenía una capacidad de producción anual de cinco millones de ladrillos. Luego amplió el terreno afectado a la fabricación y se construyeron tres hornos Hoffman y un secadero.

1879 fue un año especial, las campañas políticas ocupaban un espacio importante ya que al año siguiente se iban a realizar elecciones presidenciales.  A cargo de la presidencia de la Nación estaba Nicolás Avellaneda quien había elegido como candidato a sucederlo a Roca.  Mitre tenía como candidato a Carlos Tejedor.

San Isidro era un importante zona mitrista, el gobierno decidió instalar tropas en el partido. Por tal motivo el Ejército eligió la Fábrica Nacional de Ladrillos, para acampar. 

En 1880 se produjo una revolución que terminó con Roca presidente y la federalización de Buenos Aires entre otras cosas.

Con la ley de la Capital de 1880 la nueva capital iba a necesitar más ladrillos para la obra pública y la fábrica de ladrillos de San Isidro pasó a la órbita municipal. 

En 1888 fue transferida a una empresa arrendataria para obras de salubridad y en 1893 volvió al control del gobierno, que amplió la producción anual a 175 millones de ladrillos.


jueves, 13 de abril de 2017

Negocios Antiguos:Las grandes tiendas La Piedad (1870-1973) (1)


La Piedad
1870 - 1973 

Bartolomé Mitre 1110 equina Cerrito 
                                               


 La tienda La Piedad fue líder de la industria textil durante muchos años.

Era propiedad de la familia Córdoba y llegó a emplear a 1500 personas en su momento de mayor actividad. Tenía una planta baja y dos pisos superiores, con entradas por Cerrito y Bartolomé Mitre.

Los Córdoba traían la lana desde San Nicolás donde tenían una fábrica llamada La Emilia. Los antiguos comerciantes de la zona recuerdan las tres cuadras de cola que se formaban durante las liquidaciones.

La Piedad cerró sus puertas en la dédada del 70.  Posteriormente a su cierre el edificio fue destinado a distintos proyectos que no tuvieron éxito. En la misma década fue cedido a la Unión Obrera Metalúrgica.  Ese mismo año se hicieron tareas de refacción para construir un hotel para ese gremio. Con el golpe militar de 1976 ese proyecto se abortó.  Durante los 80 se instaló un local de la Unión del Centro Democrático, partido del ingeniero Alvaro Alsogaray.

En 2002 se demolió y actualmente funciona allí una playa de estacionamiento y un maxiquiosco. 

Los casi 4000 metros cuadrados están en manos de un grupo de inversión de capitales argentinos quienes aguardan una oferta que les interese, si bien reciben consultas provienntes del sector turístico extranjero (ya que por su ubicación y características, es ideal para un hotel) aún no lograron venderlo.

Foto tomada desde la calle Perón hacia el sur. En la segunda cuadra puede verse el edificio de La Piedad y en la otra esquina, el edificio donde hoy está el Museo del Jamón.


Foto tomada del sitio 
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=87020987 

(Imágenes de ciudades y edificios tomadas de la red)

Hoy hay un amplio estacionamiento



Objeto de mi colección: carnet de compra de 1956








El cierre de La Piedad


Gracias DiFilm por permitir la inclusión de este video

Hoy 8/12/2016  TN anunció que el flamante presidente de EEUU, Donald Trump construirá una torre en esta esquina, luego fue desmentido.




Negocios antiguos: Bazar Colón (1871) (5)


Bazar Colón
El Bazar Colón vendía productos importados, cristalería, bazar, etc.

de Treina y Croppi

Piedad 145 149 (actual Bartolome Mitre)

Foto tomada del sitio http://www.m-angels.com/facturas/fcbazar.htm



El Bazar Colón fue fundado en 1871 por los italianos Treina y Croppi.  Lo afirmo porque hay documentos en los que en esa dirección, antes de esa fecha, figura otro negocio.

Se encontraba a cien metros de la Casa de Gobierno.

Su nombre (Colón) pareciera haber surgido de la avenida Paseo Colón, de la cual estaba a pocos metros, pero no.  La avenida se abrió tiempo después, lo mismo que la Plaza y el monumento que lleva el mismo nombre (cuya piedra fundamental se colocó en 1910 y que fue removido en 2013).

La avenida Paseo Colón se realizó hacia fines de la década de 1870 como un pequeño paseo de forma irregular en la costa misma del Río de la Plata, junto al cual corría el viaducto del  Ferrocarril Buenos Aires a Ensenada. 

A partir de 1887, mediante el depósito de escombros de las obras de la ciudad, se le fue ganando terreno al río para la creación del Puerto Madero, dejando de ser entonces un camino costero.

Con el tiempo fue adoquinado y se le construyó un boulevard y el viaducto del Ferrocarril adquirido por el Ferrocarril del Sud, fue desmontado y se niveló la calzada.

Ya desde la década de 1890 existían ordenanzas municipales que exigían que las construcciones en la entonces avenida costera tuvieran recova. Esta disposición se mantiene hasta la actualidad, de manera que todos los edificios de la vereda oeste de la avenida tienen una recova, obligación que nunca fue aplicada a las construcciones del lado opuesto.


Numeración

En un primer momento pensé que el edificio del Bazar Colón no existía más porque actualmente Bartolomé Mitre nace al 200 en la Avenida Alem (Paseo de Julio antiguamente). Pero al ver fotos antiguas pude ver que donde debería haber estado el Bazar no había edificaciones, por lo que me inclino a pensar que en algún momento la numeración de las calles que cortaban Paseo Colón y Alem nacían al 100.  Sigo investigando el tema para saber en qué momento se cambió la numeración y dónde estaba exactamente el bazar.

Fotos antiguas

Lavanderas en la ribera del Paseo de Julio, a la altura de la calle Perón. Al fondo, la Aduana Taylor. (1888)

Foto publicada por diversos sitios

Fotos tomadas de Internet, si a alguien molesta su utilización, contactarse y serán removidas.

Buenos Aires, 1887. Casa de Gobierno.

Foto tomada del sitio http://www.cienciayfe.com.ar/buenosaires/biblio.php?libro=17 si molesta su difusión contactarse y la misma será removida


Aprovecho para pedir que devuelvan el monumento a Colón a su sitio

Foto publicada por diversos sitios

Viaducto metálico perteneciente al Ferrocarril Buenos Aires, La Boca y puerto Ensenada, erigido sobre la actual Av. Paseo Colon.

Foto publicada por diversos sitios


Casa de Gobierno, con las vías del Ferrocarril de Buenos Aires y Puerto de la Ensenada

Foto tomada del sitio Horizonte Ferroviario si molesta su utilización contactarse y será removida

Paseo de Julio (Alem) cuando aun no existía el puerto.

Foto tomada del sitio https://juventudmaritimasomu.com/2015/04/30/1-de-mayo-marinero-juan-ocampo-primer-martir-del-movimiento-obrero-argentino/ si molesta su difusión contactarse y la misma será removida

Recovas en el Paseo de Julio (actualmente Leandro N. Alem)



Objetos de mi colección del Bazar Colón

Calle de la Piedad 145/9

Despojador del Bazar Colón 

Sello en la base del despojador



Desde 1822 la calle se llamó De la Piedad.

En 1894 se mudaron, por lo que el objeto es anterior a 1894

Por lo que por lo menos tiene 120 años (al 2017).

Circa. 1871/1894 Detalles

Año de inauguración y cierre

Este bazar debe haber abierto sus puertas después de 1871, ya que en un mapa mercantil de esta fecha en la calle Piedad 145-149 figura un almacén a nombre de F. Guerri.  Guerri eran los dueños del bazar Universal, no sé cuáles fueron sus nombres.  Y Guerri fueron también los hermanos que atentaron contra Sarmiento en la esquina de Corrientes y Maipú.  En la década de 1880 el Bazar Colón aparece en las guías comerciales de la época.

Entre 1871 y 1894 el negocio ocupó la dirección Calle Piedad 551/559.

Pienso que existe la posibilidad de que no se hayan mudado sino que haya cambiado la numeración de la calle, pero por el momento no tengo datos de eso.


Objeto de mi colección de este lugar con esta dirección

Bandeja Limoges


Anterior a 1901 pues en ese año la calle cambió de nombre.





Objeto de mi colección con la dirección Bartolomé Mitre 553.


Platito posterior a 1901.  La calle MITRE, BARTOLOMÉ se llama así por Ordenanza del 7/6/1901.

Todos los nombres que tuvo la calle Mitre

1) Santa Teresa. Padrón de Domingo Basabilbaso, 1738.
2) Piedad. Plano de la División Eclesiástica en 1769.
San Miguel. Plano para la lectura del Padrón de 1778. Esta
denominación era de carácter popular y se utilizaba junto con el oficial
de Piedad.
3) Lezica. Manifestación de Mauricio Rodríguez de Berlanga del 30/
6/1808.
4) De la Piedad. Plano Topográfico de Felipe Bertrés, 1822.



Tengo otros objetos de Bazar Colón pero con dirección de la calle Florida 254/256.  No puedo aseverar que sea el mismo bazar en su tercera localización ya que los dueños son otros.

Publicidad encontrada en publicación de agosto de 1919


Taza de té Limoges






Otra tacita de mi colección con la misma dirección

Taza de té Haviland Limoges de Bazar Colón



No pude verificar en qué año cerró.