Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Royal Theatre o Teatro Royal (1905) Royal Pigall (1910) El Tabarís (1924-63/65-81) (1)


El Tabarís
Hoy pertenece al Multiteatro

Corrientes 829

Foto publicada por diversos sitios

A comienzos del siglo XX se inauguró el Royal Theatre o Teatro Royal (1905),  dedicado a exhibir espectáculos del estilo del Moulin Rouge. Tenía un amplio foyer (hall) y sobre éste, un entrepiso  y luego un salón en el que funcionaba una confitería.   En ese lugar se abrió en 1910 el Royal Pigall.
El Pigall fue un cabaret famoso, de los mismos dueños que el Armenonville y el Chantecler (el primero estaba en lo que hoy es Av. Libertador y Tagle).  

Andrés Trillas, uno de los gerentes del Royal fue la cabeza de la sociedad que fundaría luego el Teatro Tabarís, en el mismo sitio donde estaba el Pigall.  

El Tabarís iba a ser el más lujoso "Night Club" de Sudamérica, teatro-dancing, restaurante y cabaret, siempre asociado a la picaresca. 
En el invierno de 1924, cuando el género music hall comenzaba a decaerr,  se decidió remodelar el Pigall, que se rebautizó y se inauguró como Tabarís el 7 de julio de 1924.   Detalle: fue el primer lugar público que contó con aire acondicionado en la ciudad.


Corrientes 825 entre Suipacha y Esmeralda (1937)

 "Años locos"
El Tabarís se convirtió en un centro de diversión nocturna de la clase alta y bohemia de la época.

De 19 a  21 era la sección "vermut".   Un sexteto formado por Francisco Canaro animaba esas veladas.

Después de la medianoche consumir champagne era obligatorio.  Cordon Rouge, Veuve de Cliquot o Cristal Louis Roederer eran pedidos por turistas, dandies, celebrities, alternadoras y parejas que pagaban por una copa el equivalente a medio sueldo de un empleado.  El restaurante era de lujo, el chef del teatro ganaba igual que un diputado. 



El Pigall en el tango
"Milonguera"  (1925)

Letra y Música: José María Aguilar

"Milonguera de melena recortada,
que ahora te exhibes en el Pigall...".

"Galleguita"

"Eras linda galleguita
y tras la primera cita
fuiste a parar a Pigall"...

Fue inmortalizado también en el tango de Juan Maglio titulado "Pacho".


Remodelación obligada

La ampliación de la avenida Corrientes se hizo sólo en los frentes que daban al Norte, en la mano donde estaba el teatro.  Esto sucedió en el año 1936 e hizo que se redujera el amplio hall y el edificio debió volver a ser remodelado.



En 1937 se reinauguró el Teatro-Dancing Tabarís que había sido modernizado (con fachada vidriada) y ampliado por el arquitecto Rafael Sanmartino.  A partir de ese momento, contó con una sala principal con 551 butacas y una sala de 160 butacas en el subsuelo a la que se llamó Petit Tabarís.

Angelina Romero en 1938 y Sara Rivera en 1939 fueron figuras.
En la planta baja estaba el gran salón de baile que además tenía las mesas del restaurante.  A la medianoche se elevaba la pista de baile y se convertía en escenario de dos pisos, uno para la orquesta y otro para el espectáculo.  El nuevo local derrochaba lujo. En el subsuelo funcionaba el American Bar (hubo otro American Bar que fue Bar Notable, no es éste).  
En el entrepiso había dos filas de palcos y salones reservados, cubiertos con cortinas de terciopelo rojo, donde estaban los reservados.  Allí los clientes podían conocer a las mujeres del lugar, acceder a espectáculos privados con prostitutas.




Artistas internacionales


Se daban espectáculos de music hall, tango o varieté . Entre los artistas que actuaron en el Tabaris estuvo Josephine Baker.
Música en vivo
En el Pigall en 1914 tocaba Eduardo Arolas.  En el Tabarís animaba la orquesta típica "Di Adamo-Flores", en la que debutó el bandoneonista Leopoldo Federico.  Esta banda se alternaba con la de jazz.

Visitantes ilustres



Entre sus visitantes ilustres estuvieron Eduardo de Windsor (Príncipe de Gales), Orson Welles, Maurice Chevalier, Luigi Pirandello, Carlos Gardel, Federico García Lorca y el Maharajá de Kapurthala. 

Cierre
El Tabarís cerró en 1963.  En 1960 ya había cerrado el Chantecler.  Los cabarets empezaban a desaparecer.  Se habían puesto de moda las boites.

Tetro de revistas
En 1965 el Tabarís reabrió como sala teatral y se dedicó de lleno al teatro de revistas. Funcionó como tal hasta 1981.

Nuevo propietario
En 1981 Guillermo Bredeston y Carlos Rottemberg alquilaron la sala.  En el 88, ambos compraron el Tabarís y luego el actor le vendió sus acciones al empresario Sergio Guerra, quien fue socio de Rottemberg (desconozco si lo sigue siendo).                                    
    

Objeto de mi colección






Menú del restaurante Tabarís del año 1948




No hay comentarios:

Publicar un comentario