Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

viernes, 10 de marzo de 2017

Negocios Antiguos: Mercado del Progreso (1889) (1)


Mercado del Progreso
9 de noviembre de 1889  


Siempre activo, tiene 174 puestos y 17 tiendas al exterior en sus 3.600 m2. Es un icono del barrio de Caballito.  Construido por la Sociedad de Progreso de Caballito por iniciativa del entonces presidente Miguel Juárez Celman. El mercado fue declarado sitio de interés cultural en 2001 por el Gobierno de la Ciudad.

Avenida Rivadavia 5430 (Caballito).


Está situado en la intersección de Avenida Rivadavia y  Del Barco Centenera (ex Silva), frente a la Plazoleta de Primera Junta y la Estación Primera Junta de subterráneo, y a una cuadra de la Estación Caballito del Ferrocarril Sarmiento.


El escritor Roberto Arlt vivió en Caballito y ambientó su novela "El juguete rabioso" en el Mercado del Progreso.  En ella, el protagonista de la novela recorre los puestos vendiendo papel de diario en las carnicerías y pescaderías.


Tiene el estilo de los mercados de París, funcional con grandes espacios libres. La entrada se podía hacer en carros tanto por la Av. Rivadavia, por Silva, o por el pasaje Coronda.

Constaba de dos niveles. En la planta baja los locales comerciales con un pabellón central con cuatro naves y dos galerías laterales y en la planta alta 1200 m2 de viviendas.

Las condiciones de limpieza y de ventilación gracias a su orientación eran novedosas para la época.

En total habían 53 puestos. En el pabellón central de 6,50 m del altura se vendían las carnes por ser el área de mejor ventilación por la falta de paredes.

En una de las galerías laterales se colocaron anchas tablas de mármol con circulación de agua constante para la venta del pescado fresco.

En las restantes galerías se vendían las hortalizas y frutas, y en el frente había almacenes.

La provisión de agua se realizó por medio de dos fuentes ubicadas en el centro del pabellón, bajo la cúpula, que abastecía también a los departamentos.

Con la transformación del barrio el mercado se transformó en un espacio ocupado por cientos de puestos al aire libre, ocupados en su mayoría por inmigrantes.

La primera reforma fue en 1894, don Santiago Cangallo era su propietario.

En los años '20 se incorporó el Pasaje Coronda como calle interna de servicio, donde se instalaron las cámaras frigoríficas.

Entre 1929 y 1930 se reformó la fachada con ornamentación a la moda de la época.  Se incorporó en  un reloj y el nombre del mercado.

En 1957 sufrió una crisis que terminó en un acuerdo entre la familia propietaria y los puesteros, mediante el cual formaron una sociedad anónima, compraron el predio para hacerse cargo de su explotación y así continúa hasta nuestros días.


objeto de mi coleccn



La carniceria sigue abierta 

http://www.mercadodelprogreso.com/index.php?lan=1&sec=art&id=13&cat1=1&cat2=0



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada