Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Hotel Savoy y Bombonería Gioia (anterior a 1906) (1)

Hotel Savoy y Bombonería Gioia 

El primer hotel del centro de la Ciudad, conserva el esplendor de la Belle Epóque.

Av Callao 181 C. A. B. A.


En 1906 el Congreso Nacional se trasladó desde la zona de Plaza de Mayo al actual edificio de la Avenida Entre Ríos.  En la esquina del Congreso comenzaba el Boulevard Callao, así se llamaba la actual Avenida Entre Ríos.  El boulevard unía el Congreso con Recoleta.

Fue una época de progreso para la Argentina.  La agricultura y la ganadería estaban en expansión y se recibían oleadas de inmigrantes dispuestos a trabajar.  La población de la Ciudad alcanzaba el millón de personas.

Además la Ciudad se preparaba para las fiestas del Centenario de la Revolución de Mayo y Buenos Aires iba a recibir la visita de personalidades, por lo que se necesitaban hoteles de lujo para satisfacerlos. 

Varios hoteles abrieron sus puertas, el Savoy entre ellos.  En 1908 se inauguró el Teatro Colón, el tango hacía furor en Buenos Aires y Montevideo. 

La ubicación del Hotel Savoy era inmejorable, situado a metros de la Plaza del Congreso y de la calle Corrientes (todavía angosta),  pero que era el epicentro del entretenimiento nocturno con sus teatros y café.

El proyecto para hacer el hotel lo llevó a cabo el arquitecto Gerónimo Agostini, de origen italiano.  El edificio constó de cinco pisos de estilo ecléctico, con influencias del Liberty milanés.  Los interiores tienen alusiones a la Secesión Vienesa.

El Savoy atrajo inversiones a la zona. Callao se fue poblando de edificios importantes de uso comercial y residencial, entre los que se destacaban la casa de música de Max Glucksmann (el pionero del cine en Argentina, en el cruce de Callao con Bartolomé Mitre) y la tienda de modas Mussion (donde hoy está el Banco Nación y en cuyo edificio funcionó el Bazar Dos Mundos, en el cruce de Callao con Sarmiento).

La celebración del Centenario fue una fiesta importante. Durante dos semanas la ciudad recibió comitivas del exterior y la más importante la de la Infanta Isabel.  Durante las noches, la Avenida de Mayo y la Plaza del Congreso estuvieron iluminadas y el Hotel Savoy, ocupado en su totalidad por distintas delegaciones.

Unos años después abrió la Confitería del Molino, donde se reunían los políticos pero las reuniones trascendentes de la vida política argentina se dieron en el Savoy por su ubicación privilegiada.  Por su elegancia y estética fue un lugar clave para las manifestaciones de la cultura y alojamiento de artistas, o bailes de Carnaval (elegantes).

En uno de sus salones Lisandro de la Torre fundó el Partido Demócrata Progresista en Diciembre de 1914 .

Albert Einstein visitó la Argentina en marzo de 1925 y estuvo un mes dictando clases magistrales y dando conferencias sobre ciencia y política.

Se alojó en la casa de la familia Wasserman, un palacete ubicado en el barrio de Belgrano, en la esquina de Zabala y Villanueva (hoy Embajada de Australia).  Por aquel entonces era usual que las personalidades se hospedaran en residencias particulares. 


Einstein en casa de la familia Wasserman junto a la Sra. Wasserman y la escritora Elsa Jerusalén

La mansión aún está en pie, es la actual embajada de Australia 


Una placa en la esquina recuerda la visita del genio

La comunidad israelita homenajeó al físico un día antes de que dejara el país y el lugar elegido fue el Savoy.  Varias horas antes del comienzo del evento, cientos de personas hacían cola frente a la entrada, sólo para verlo.  Einstein se mostró cordial, humilde y agradecido por las manifestaciones de afecto.

En los años 30 la construcción de la línea Lacroze de subterráneos (línea B) y el ensanche de la avenida Corrientes fueron dos progresos urbanísticos. Los nuevos teatros, las librerías y los cafés más concurridos se hallaban a sólo 200 metros del Savoy.

A comienzos de los 40 una ascendente figura del teatro, la radiofonía y el cine nacional tuvo su residencia en el Savoy: Eva Duarte ocupó la habitación 111 del primer piso, ubicada en la esquina de Callao y Cangallo.  Era una habitación con molduras de motivos florales e instrumentos musicales. Evita estudiaba los libretos de las radionovelas donde trabajaba y cuando hacía una pausadescendía por la escalera hasta su rincón preferido: el Salón Imperio decorado al estilo centroeuropeo, donde bebía té y firmaba autógrafos.

En los años 60, habitó el Savoy el Doctor Carlos Perette, compañero de fórmula de Arturo Illia (presidente entre 1963 y 1966, depuesto por un golpe militar).  Las salas de reunión del hotel sirvieron para que ambos definieran su gabinete  y colaboradores.  En Noviembre el presidente Illia eligió el Savoy para comunicarle a ejecutivos de las petroleras extranjeras que operaban en el país su decisión de anular las concesiones otorgadas durante el gobierno de Arturo Frondizi.

A comienzos de los 70 el retorno de la actividad política hizo que los salones del Savoy fuesen utilizados por los partidos que iban a participar en las elecciones presidenciales de 1973.  Hasta de la Juventud Peronista se reunió allí. 

Cuando se produjo el golpe de estado de 1976 cesó la actividad partidaria aunque en 1977 el Socialista Américo Ghioldi (que en un comienzo había apoyado al gobierno militar), dio una conferencia en el Savoy en la que manifestó que había llegado el momento de llamar a elecciones. Pero esto recién ocurrió en 1983.  Los políticos agrupados en la Multipartidaria se reunían también en el hotel.

La consolidación de la democracia hizo resurgir las actividades artísticas en el Centro Cultural San Martín.  La avenida Corrientes vivió un revival teatral con la apertura de nuevas salas.

La actividad política de la democracia acercó al Savoy  una nueva generación de representantes. 

Las salas de reunión del Savoy siguen siendo lugares para celebrar eventos y para hacer negocios.


Bombonería Gioia

Pero recientemente descubrí que hubo una bombonería en esa dirección.  Se trata de una manija de madera, un porta bolsas, que se usó hace muchos años, un siglo aproximadamente, para transportas las bolsas que contenían las compras.  El objeto es de una tal bombonería llamada Gioia con dirección Callao 161.


Objeto de mi colección de la bombonería


O es anterior a 1906, es decir, antes de la construcción del hotel 

O funcionó cuando ya el hotel estuvo en funcionamiento, como hoy hay un local de Havanna en la planta baja.

 Esto todavía no lo pude dilucidar.



No encontré más datos ni fotos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario