Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

lunes, 13 de marzo de 2017

6 Bar Notable La Puerto Rico (1887)


La Puerto Rico Café

Una de las casas mas antiguas de la Ciudad 

La mejor panadería


Alsina 416, C. A. B. A.

La fachada de granito negro con amplias vidrieras, carpintería de madera, puerta de dos hojas, con vidrios esmerilados.  El frente con dos toldos rojos.


En 1999 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró a La Puerto Rico Café "Sitio de Interés Cultural" y "Bar Notable".


Ubicado en una cuadra histórica de la Ciudad, con varios edificios de interés. En la esquina con Bolívar, la Librería de Ávila (antes Librería del Colegio, la primer librería de la Ciudad), el interesante Museo de la Ciudad al lado y en la esquina con Defensa la vieja farmacia de La Estrella.

  En la vereda impar, varios testimonios de arquitectura del posvirreinato, con sus posteriores modificaciones, entre los que se destacan la casa de María Josefa Ezcurra (cuñada de Rosas) en el 457-63, y en esquina con Defensa, los Altos de Elorriaga.

A la vuelta vivía Rosas, frente del Colegio Nacional Buenos Aires y en la esquina, la Iglesia de San Ignacio.  Sobre Belgrano, vivía justamente Belgrano (amante de Ezcurra) y a 30 metros hoy está enterrado, en la Iglesia Santo Domingo, sobre Defensa.  A pocos metros vivía Rivadavia y en la esquina está la Basílica de San Francisco.

En Noviembre de 1887 Don Gumersindo Cabedo abrió La Puerto Rico en un local de la calle Perú entre Alsina y Moreno y lo llamó así, debido a que había vivido en Puerto Rico.

En la calle Perú funcionó hasta 1925, año en que pasó a ocupar el local de Alsina 416, donde continúa.

José Ingenieros, Paul Groussac, Arturo Capdevilla, José María Monner Sanz y Rafael Obligado frecuentaron sus mesas.

Durante muchos años fue uno de los lugares de reunión preferido por los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires.  

El arquitecto José María Peña y sus colaboradores del Museo de la Ciudad fueron otros de los tantos clientes fieles.

En la vidriera un muñeco característico del local, un negrito con ropa blanca y sombrero anaranjado. 

El salón tiene capacidad para 180 personas y aproximadamente 70 mesas, redondas y rectangulares con tapa de mosaico granítico que lleva incrustada en estaño, el nombre del café.  La base es de madera.

En las paredes, la boiserie alcanza los dos metros, intercala espejos de medialuna, donde se reflejan las siete columnas.  

El piso de mosaico granítico.

En el mostrador se vende café recién molido, aproximadamente 180 kilos diarios. Hay además bombones, masas secas y facturas.

La concurrencia es variada. La gente consume los sandwiches especiales de pavita con tomate, o los de pan negro con jamón crudo y queso, submarinos,  torta de manzana, scones, y también ahora, las pizzas en los modelos clásicos.

Los mozos con muchos años en la casa, visten pantalón negro, camisa blanca, chaleco y moño a cuadritos rojos y negros.

Una foto de los artistas españoles Ángela Molina y Manuel Banderas recuerda pasajes de la película Las cosas del querer II que se filmararon acá.


Francisco Lacal Montenegro, habitué de toda la vida, es el autor del tango Café de La Puerto Rico: 

"...estampa del ayer / porteño y señorial, / que allá por el ochenta y pico... / viviste el florecer / del alma nacional..."



En honor a Enrique Cadícamo



La concurrencia es variada 



Hacen el pan de campo para hacer tostadas, no puedo explicar lo rico que es... increíble.
El mozo fue tan cálido y simpático... agradezco que exista gente así. 

Desayunar escuchando tanguitos... hermoso. 



Íbamos del brazo
y tú suspirabas
porque muy cerquita
te decía: "Mi bien...
¿ves como la luna
se enreda en los pinos
y su luz de plata
te besa en la sien?"
Al raro conjuro
de noche y reseda
temblaban las hojas
del parque, también,
y tú me pedías
que te recitara 
esta "Sonatina"
que soñó Rubén... 

http://www.todotango.com/english/las_obras/letra.aspx?idletra=502

Mi hijo me dijo : "cómo te puede gustar el tango con lo machista que es?"
"Podrá haber machismo en alguna letra, pero no son las que me gustan... escuchá lo que dice este tango", le dije.

La noche que te fuiste
(más triste que ninguna)
palideció la luna
y se tornó más gris mi soledad...
La lluvia castigando mi angustia en el cristal
y el viento murmurando: Ya no vendrá más.
La noche que te fuiste
nevó sobre mi hastío
y un hálito de frío
las cosas envolvió...
Mis sueños y mi juventud
cayeron muertos con tu adiós...
La noche que te fuiste
se fue mi corazón...

http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=UC4x34a14sg=

No respondió, tal vez lo convencí... 


Vuelvo cada vez que puedo

Objeto de mi colección 



Estacionamiento en Bolívar 120. 

Fotos propias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada