Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 11 de febrero de 2017

21 Bar Notable Ocho Esquinas (1939) (2)

Ocho Esquinas 
Bar Notable

Alberto Echagüe ♥, los hermanos Expósito, Homero Manzi, Julián Centeya y el "troesma" Osvaldo Pugliese, una selección de parroquianos de lujo.

 Av. Forest 1186  Chacarita  

Forest, Álvarez Thomas y Elcano, “la triple frontera” porteña: Chacarita, Colegiales y Villa Ortúzar


En Forest 1186/88 (originalmente 1192/94) se encuentra un edificio de dos plantas, estilo art-decó diseñado en 1930 por el arquitecto Esteban F. Sanguinetti y construido por Salvador Algeri. 

En ese tiempo las calles eran empedradas y circulaban por ellas los tranvías 88, 94, 95 y 96, cuyo depósito y estacionamiento eran los galpones que se encontraban donde hoy está la plaza San Miguel de Garicoits, en frente del bar.

Foto del café en otra época

 Desde 1939 funciona como café, de manera ininterrumpida hasta nuestros días.  

Era conocido como el Bar Alemán, o como El Rojo, por el apellido del que fue uno de sus dueños, el señor Rafael Rojo, otros le decían La Munich, pero el nombre por el que todos lo conocieron siempre fue Ocho Esquinas y quedó. 


Famoso por diversos motivos, entre ellos el jamón crudo, sus especialidades alemanas y
la cerveza tirada, todo lo que cautivó a la clientela desde un principio.


Anécdota: 

La pianista y compositora Beba Pugliese, hija de don Osvaldo comentó sobre este café:

“Ese bar antes se llamaba El Bar Alemán, llegaban de todos los barrios, incluyendo del centro, a tomar cerveza con los riquísimos sándwiches de lomito, ¿cómo no lo voy a conocer?, si ahí en ese hermoso barrio, mis viejos se casaron y fueron a vivir a la calle 14 de julio 1111, donde yo nací…”. 

Beba compuso el tango Mis Ocho Esquinas con letra del poeta Ítalo Curio y donó al bar foto de su padre que se exhibe en una pared.



Cierta vez la invitaron a Beba al bar y le hicieron escuchar una versión de su tango por uno de los cantantes que los fines de semana deleitan a los visitantes y a ella le gustó tanto que dicen que fue a SADAIC y les donó los derechos de su obra (según nos contó el mozo). 


Otros visitantes de los últimos tiempos son Hilda Lizarazu (no es casual que haya escrito el tema Sola en los Bares) y Héctor Bidonde,


Los sábados por la noche canta tangos Bárbara Gorchs.

El interior de Ocho Esquinas es cálido, nostálgico y con vista a las esquinas que dan origen a su nombre. 

Miguel Balsamo, propietario del local, prepara las berenjenas en escabeche y los morrones asados. 

Muchas fotos de figuras del tango como Gardel (su última foto antes de subir al avión donde encontraría la muerte), Jorge Vidal, Goyeneche, Troilo, Pugliese, Julio Sosa, Atilio Stampone, Piazzolla, Edmundo Rivero, Floreal Ruiz ♥, Argentino Ledesma, Mario Bustos ♥. 


Retratos de Alberto Olmedo como Rucucu, del gordo Porcel y de Tato Bores,
arrancan una sonrisa a los nostálgicos. 


Osvaldo Pugliese compraba el diario en el quiosco de Forest y Elcano y tomaba un cafecito en el Ocho Esquinas. 

La mesa donde está sentado el señor frente a la ventana era la mesa elegida por Pugliese

Cerca del Ocho Esquinas hay varios edificios tan antiguos como él: el local de Anilinas Colibrí (Álvarez Thomas 1350), la pizzería La Mezzetta (Álvarez Thomas 1321), 
los edificios de la Cooperativa del Hogar Obrero con salida a tres calles (Álvarez
Thomas 1320/26/30, obra del año 1932 de los ingenieros Andrés Justo y Carlos Franzetti y del arquitecto Mario J. Molina y Vedia; Giribone 1321/25, proyectado y construido en 1940 por los
ingenieros Justo y Franzetti; y Elcano 3665, obra de los mismos ingenieros y del arquitecto Ferrovía).


En la carta se destacan los Esquinazos, los Clásicos de crudo y manteca; matambre y berenjenas; leber, queso y pepinos, y mortadela y tomates; como los Selectos de bondiola serrana con gruyére; spianata con provolone, o muzzarella con tomates secos, albahaca y oliva. 

También hay pastas caseras como fussilis al fierrito y tallarines cortados a cuchillo. 

Entre sus especialidades de cocina alemana se destacan las Kassler (costillas de cerdo ahumadas) con chucrut y papas al natural, o los Knackwurst (chorizos y salchichas alemanas) con chucrut o la
tradicional ensalada de papas de la casa. 

Los viernes y sábados son “Noches de Picadas”.

Mi merienda

Torta Balcarce de chocolate

Capuchino


Mención especial

El mozo me brindó detalles e información sobre las historias vividas y los visitantes ilustres que contribuyeron a escribir este post.  Hasta nos trajo a la mesa una muestra de las tacitas antiguas que utilizan para servir el café, nos las puso en las manos, nos hizo notar lo pesadas y lindas que son.
 Ama su trabajo y yo amo a los que aman lo que hacen. Un mozo a la antigua, involucrado, apasionado. Canta tangos, invita con pasión y convence.

Este café es un lugar para disfrutar tranquilo una mañana, una tarde o una noche de tangos, un lugar para quedarse, encariñarse y volver.


Objeto de mi colección











Hasta el próximo post...



No hay comentarios:

Publicar un comentario