Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 19 de marzo de 2016

9 Bar Notable: Café Roma (desde 1923 almacén)


Café Roma 


Anchorena y San Luis

Miraba desde afuera y veía a un mozo con delantal azul mirándome.  Luego supe que era Jesús, propietario del Café Roma, ubicado en la esquina de Anchorena y San Luis, en el barrio del Abasto. Atiende desde hace 66 años junto a su primo Laudino.  Imagino que en 1951 ambos eran muy jóvenes.  Llegaron de Asturias como tantos, pocos años después vino mi padre desde Pontevedra. miro a Jesús y veo a mi viejo. 

E1 edificio es de 1923 y en sus orígenes funcionó como almacén-bar como tantos de su época.  En el barrio de La Boca hay otro bar Notable llamado Roma, pero este es más humilde, este está mas solo, tanto que me conmovió.  

Entré y no había nadie. Le pedí permiso a Jesús para sentarme y por invadirle la soledad.  Le pregunté por qué era notable su café y levantó los hombros, dudó, dijo "no sé... acá vino gente importante, se dice que venía Gardel". Claro, la Casa Museo Carlos Gardel está pocas cuadras del café de Jesús.  Él no conoció a Gardel, se hizo cargo del Roma años después de la muerte del Zorzal.




Un gato se invitó a mi mesa y casi me pianta el sandwich, pero amo los gatos, ningún problema.   El bar tiene WIFI pero no dan ganas de estar conectado con otra cosa que no sea uno mismo, el tiempo, sus ancestros.  Es un bar para pensar, para mimar el alma.  El bar Notable menos pretencioso que he visto.  Pero lo vi tan desolado, temo no perdure.



Le pedí la carta a Jesús y se disculpó "no tenemos carta".  Le pregunté qué podía ofrecerme y me dijo "sandwiches de milanesa, de crudo, de matambre".  

Las mesas temblequean, las botellas están sucias, necesita una manito de pintura, decorarlo con esmero. Las sillas Thonet son el único lujo. 

Las baldosas son de la década del 40.

Le pedí un sandwich de crudo y una Coca Light (no escuchó lo de light). Disculpado Jesús.

Simple pero rico

Me lo trajo masticando una feta de jamón, me causó gracia.


En otra época iban actores porque había una escuela de teatro frente al Roma.  Se trataba de la Escuela de Teatro de don Pedro Aleandro, quien solía pasar por las tardes, a la salida de las clases junto a su esposa María Luisa Robredo y sus hijas: María Rosa Vaner y Norma Aleandro.  También pasó por allí Leonardo Favio y muchos otros jóvenes actores que se formaban en esa escuela.


Fue lugar de reunión de futbolistas.  El “canario” Pérez vivía cerca, lo acompañaban Grillo, Menéndez, Sanfilippo, Pastoriza etc. 

Tango, teatro, fútbol

.

No tendré ningún recuerdo para coleccionar del Roma, ni sobrecito de azúcar, ni ticket, ni servilleta con su nombre... nada, salvo que me sentí bien ahí, que viajé al pasado un rato. Casi nada.


Hasta un próximo post

No hay comentarios:

Publicar un comentario