Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 23 de abril de 2016

15 Bar Notable: Café de la Esquina (1983) Antiguamente fue El 05 (5)


Bar Notable Café de la Esquina


Antiguamente era un bar donde paraban bebedores y prostitutas, se llamaba "el 05".  En el año ´83 fue  restaurado convirtiéndose en un típico café al estilo de los de los años '30.  


Av. del Libertador 6196 Belgrano 




Se encuentra en la esquina de Avenida del Libertador y Olazábal.  El edificio data del año 1906.

Una bella puerta de madera y vidrio esmerilado nos invita a pasar.



El piso (parece original) de mosaicos calcáreos, las mesas de madera con marcas del paso del tiempo y toda la decoración remiten a otro tiempo.  El conjunto, una belleza.


Mi mesa

Las paredes recubiertas de boiserie, por encima, las paredes pintadas en un color ocre sobre las que se colocaron fotografías: cuadros, antiguos retratos de desconocidos y famosos como Alberto Olmedo, Luis Sandrini, Juan Carlos Altavista, en su personaje Minguito Tinguitella, y Fidel Pintos, entre varios otros.

Sábado a la tarde, hora de la merienda, poca gente


Podrían limpiar todo, lo antiguo no requiere capas de polvo, al contrario

Una cabeza de Geniol diseñada por Mauzán, una chapa de Fernet Branca, un cartel de cigarrillos Caravanas, una chapa enlozada de Pilsen Bieckert y Malta Bieckert, chapas publicitarias de Bidú, ventiladores de techo con particulares aspas, una enorme y atractiva salamandra, un par de radios antiguas, viejos ventiladores de mesa y la cenefa que recorre la barra dan a este café un toque añejo.

De la barra cuelgan jarritos y chopps.  Sobre la barra una olla de hierro y una hermosa caja registradora.



Un cartel me tienta al recomendar clericó de sidra.

Un farol callejero, con un cartel enlozado de teléfono público decora una parte del salón.



El bar está a sólo cuatro cuadras de la estación Belgrano y de las Barrancas, a dos del barrio chino y a siete del estadio de River.

La encargada cero simpatía.  Se acercó con un menú en la mano para dos personas y ladró "medialunas no tengo" cuando nadie le pidió medialunas.

Trajo lo que le pedimos, estuvimos poco tiempo, lo justo y necesario.

El lugar me parece hermoso, bien decorado.  Lástima la atención de una persona tan tosca y con tan poca amabilidad.  Probablemente no vuelva.


En frente hay un Starbucks y estaba lleno.

Bares antiguos hay muchos... sigo buscando la razón por la que lo designaron notable.


Objeto de mi colección




Hasta un próximo post.


No hay comentarios:

Publicar un comentario