Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

viernes, 15 de abril de 2016

4 Bar Notable CAFÉ MARGOT (1993) y TRIANON (30') Bombonería de Roses (20') (1)


CAFÉ MARGOT
Sucesora de la mítica confitería “Trianón” y punto de encuentro del grupo de Boedo


Declarado “Bar Notable” por el GCBA a fines del año 2003.  Sucesor de la mítica confitería “Trianón”, que funcionó en esta esquina entre la década del ’30 y la del ‘70 (actualmente Trianón está a metros de Margot).  En el piso superior hay un espacio teatral y una Biblioteca.  El edificio es uno de los más antiguos del barrio.  En esa esquina se reunían escritores y pintores.


Av Boedo 857 esquina San Ignacio CABA 



En esta esquina se creó el sándwich de pavita (en escabeche), no era Margot, lo hizo el bar que ocupó la esquina entre los 30 y los 70'.  Yo lo probé en  Bar de Cao (del mismo dueño) y a mi no me sorprendió.  Al parecer le compró la franquicia. 

Por el Café Margot pasaron figuras como Raúl González Tuñón; Isidoro Blaisten,; Oscar “Ringo” Bonavena, Roberto Arlt; el Mono Gatica, que llegaba en su Cadillac rojo convertible.

Algunos recuerdan los mitines socialistas organizados por el legendario diputado Alfredo L. Palacios (el abogado que en su chapa profesional puso: Atiende gratis a los pobres).

Y se cuenta que en los años 50, el entonces presidente Juan Domingo Perón cuando volvía de la quinta por la avenida Independencia, al llegar a Boedo hacía doblar a los vehículos y en la esquina de San Ignacio los hacía detener.  Algunos cuentan que él mismo bajaba, lo más probable es que bajara su chofer a comprar un sándwich de pavita y agregan que la gente agolpaba en la vereda.

En la esquina funcionaron diversos emprendimientos gastronómicos, pero el que más continuidad tuvo fue el Bar Trianón.

Bar Trianón hoy, a metros del Margot


Margot

Actualmente al Margot siguen concurriendo artistas y miembros de periódicos barriales.  También se realizan conferencias y se leen poesías.  




Otras especialidades

Los especiales de pavita con palmitos (morrones, panceta, roquefort, apio y aceitunas), lomito ahumado (queso, tomate, morrones y corazón de alcaucil) o lomo Margot (queso, tomate, lechuga, huevo frito, cebolla, morrones, panceta y papas rejilla).  También se pueden comer pastas, picadas y otra especialidad: empanadas a la parrilla con cerveza tirada. A estas empanadas les daría una oportunidad.



Boedo (calle que le dio nombre al barrio obrero) fue barrio de tangueros, de proclamas anarquistas y de artistas de vanguardia.  Esta esquina era el punto de encuentro.




Historia

En 1904 el constructor Lorenzo Berisso inauguró el edificio que hoy aloja al Café Margot.  En ese entonces el pasaje San Ignacio se llamaba Camio, al año siguiente le cambiaron el nombre.  Desde siempre hubieron en esa esquina establecimientos gastronómicos.  Uno de ellos fue la bombonería de Roses (uno de los más recordados), que estuvo ahí hasta fines de los años '20 con su fábrica y local abierto al público.

La editorial Claridad que estaba en en Entre Ríos 126 se trasladó en 1926 a Boedo 841, edificio de la librería Francisco Munner, al lado del café Trianon. Esta editorial tuvo que ver con el surgimiento del grupo de Boedo, cuya premisa era la búsqueda y creación de formas artísticas de vanguardia.

En 1939 Berisso falleció y el edificio comenzó a pasar de mano en mano, teniendo distintos dueños.

En 1986 el restaurante Canovra tomó la posta, pero no tuvo buena suerte, ya que un año más tarde el edificio recibió a sus nuevos propietarios, dueños de una fábrica de pastas de tradición italiana: Lo Pienso Io.
    
Después de casi 90 años y el paso de diversos comercios, el edificio sufrió alteraciones pero siempre respetando la idea original de Berisso.

Pablo Durán hijo del gallego Don Julio Durán (fundador del Bar Hipopotamus, hoy Hipopótamo) que comenzó como proveedor de hielo del Trianón y terminó siendo amigo de sus dueños, Doña María y Don Gavino Torres.  Pablo, prometió comprar la esquina alguna vez y cumplió.  En 1993 Durán se hizo cargo junto a su hermano Julio del café que pasó a llamarse Margot continuando la tradición del clásico sandwich de pavita al escabeche.  Trianón quien inventó el sándwich (y una placa en el bar lo confirma), pero le cedió a su continuador (Margot) la receta, en un generoso homenaje a la amistad mantenida durante tantos años con Don Julio, el padre de su nuevo dueño.

Pablo ya tiene varios Bares Notables  Adquirió "La Poesía", también es propietario del Bar de Cao (Independencia y Matheu), de El Federal y de uno recientemente designado como notable, el Celta en Sarmiento 1701.

Margot fue poco a poco poblándose de vecinos y antiguos habitúes de los otros establecimientos que hubo en esa esquina.

Mesa antigua

Marcas de los años

La triste realidad

El piso en damero



Una paloma comiendo las miguitas, parece habitué

Café con leche, tostadas y mermelada, no era hora para sandwich de pavita


La  esquina atesora las memorias que vieron envejecer el edificio de Berisso. 


En el Margot se fundó el grupo Baires Popular en 2004 (asociación cultural formada por la Asociación Amigos del Café Margot, los periódicos Desde Boedo y ABC y las ediciones Papeles de Boedo), que se reúnen los sábados.

El Café Margot durante varios años tuvo un visitante amigo de todos los clientes: el gato negro “Mingo”.

El Margot también dedica un espacio a la plástica, coordinado por Carlos Caffarena, con obras litográficas, pinturas, grabados y dibujos de diversos artistas.

El Margot realizó la primera hermandad (o jumellage) de un café porteño con otro del exterior, a través de la gestión del ingeniero y poeta de Boedo José Muchnik (Josecito, “el hijo del ferretero”), con la brasserie Le Petit Diable de Toulouse (La Ville Rose), ciudad francesa famosa por sus violetas, por su cassoulet (guiso de legumbres) y  porque allí nació, el 11 de diciembre de 1890, Charles Romuald Gardes, más conocido como Carlos Gardel.



.


El periodista Daniel Della Costa ubicó su columna “Circo Criollo” del diario La Nación, en la cortada San Ignacio o en alguna de las mesas del Margot y actualmente tiene un blog llamado El reo de la cortada http://elreodelacortada.blogspot.com.ar/

Un diploma de la Secretaría de Educación (GCBA) agradece al Margot su participación en el Programa “Buenos Aires lee”.  Otro diploma lo otorgó el Museo de la Ciudad que lo declara “Testimonio Vivo de la Memoria Ciudadana”.


Objeto de mi colección


Hasta el próximo post...

No hay comentarios:

Publicar un comentario