Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el mismo será eliminado.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Negocios Antiguos: Café Bar La Armonía (circa 1910-1980)


Bar La Armonía

 Iriarte y Herrera Barracas

En un blog barrial leí que La Armonía estuvo en alguna de las dos esquinas derribadas para construir la autopista. 



En el barrio, los vecinos más antiguos recuerdan que para hacer la autopista se derribaron viviendas, una comisaría (la 30ª), el negocio de fiambres de Araujo, la librería Vigo y el bar La Armonía.

Más tarde fue el fin de la feria de la avenida Iriarte y del mercado Pepín, que dicen que tenía una de las mejores pizzerías de la Ciudad.

Feria de la Av. Iriarte, esquina Vieytez. Al fondo el puente del Ferrocarril del Sud y más atrás la iglesia del Sagrado Corazón (circa 1910).

Mercado Pepín, el edificio se mantiene, en la planta baja, locales

Desde hace años las calles de Barracas ya no huelen a las galletitas de Bagley o Canale, ni a los dulces de Noel, ni a los chocolates Águila.

 Tampoco se ven obreros fabriles.  Quedan pocos adoquines en sus calles y los rieles de los tranvías fueron removidos años después de que dejaran de funcionar (1963).

Resiste el club Sportivo Barracas, gloria del fútbol fundado en 1913, en cuyo frente por Iriarte, hoy hay un local de Megatlón. 

 La ex Fabril Financiera (hoy Central Park) hoy es un complejo de oficinas y locales, pero, a manera de consuelo para nostalgiosos, su propietario actual tiene un museo privado de balanzas y en exhibición sobre Herrera algunas de ellas invitan a visitarlo. 

Carezco de otros datos por el momento. 


viernes, 1 de diciembre de 2017

Negocios antiguos: Cine Callao 1922-década del 90' y desde 2009 Farmacity

Cine Callao 
Inaugurado en 1922

Avenida Callao y Rivadavia

Encontré información con respecto a que una película argentina muda y en blanco y negro llamada Palomas Rubias, se estrenó  en el Callao en 1920 pero sé que hubo otra sala anterior con el mismo nombre a dos cuadras del que hoy me ocupa.  Hasta el momento no pude dilucidar a cuál  de las dos salas se refiere. Por el momento, como no cuento con más información, respetaré la fecha de inauguración que todos refieren, la de 1922.

Cómo supe de su existencia?

En medio de una congestión de tránsito vi un alero delator en frente de donde está la Confitería del Molino y pensé "acá hubo un cine". Y sí, tuve razón. 

Av. Callao 27

Averiguando para escribir este post supe que los propietarios fueron los Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai y que los constructores fueron los Arquitectos Casado Sastre (1911-2001) y Hugo Pío Armesto (1910-1977).

 Manuel Sáenz

Ernesto J. Mai 


ESTADO: Farmacia de la cadena Farmacity desde el año 2009.

A partir de 1920 el cine argentino dejó su etapa experimental e inició un período de expansión.

Sobre estos empresarios conseguí poca información y sobre el cine, ninguna imagen aunque tengo un vago recuerdo de él, tal vez porque mi mirada en esa esquina siempre fue monopolizada por la Confitería del Molino. 

La firma Sáenz & Cía contaba con otros cines además del “Callao”como el “Las Familias” de la calle Santa Fe en Belgrano,  el “Colón” de Flores y el “Gold Cine” que cambió su nombre por el de “Central” de la calle Corrientes,  el “Radium 3”, el “City”, el “ABC” y el antiguo “Splendid Theatre”.

Sáenz y Mai no sólo tuvieron salas de cine en sociedad sino que fundaron la Agencia Buenos Aires que distribuía films.  Luego Mai vendió su parte a Sáenz, y organizó la distribuidora Splendid Program y logró la distribución con exclusividad del sello Gaumont.

Max Glücksman Cinematografía, la Sociedad General Cinematográfica, Natalini & Cía. y Sáenz & Cía., lograron un preacuerdo para intentar monopolizar las programaciones y contrarrestar el poder de las compañías extranjeras. Pero la alianza entre los tres grandes distribuidores se rompió.  Como consecuencia de ello el cine “Callao” no pasó más películas de la firma de Glücksmann.

Manuel M. González y Oliver adquirieron el activo y pasivo de Sáenz & Cía., un duro golpe a la Sociedad General Cinematográfica y la casa Max Glücksmann.

Max Glücksmann entró en tratativas para adquirir el “Central” de Av. Corrientes, antigua propiedad de Sáenz & Cía.

Manuel Sáenz retuvo el “Callao”, al que siguió explotando por un tiempo.

Cines de Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai 


Además de el Callao,  Las Familias, Gold Cine (Central), Radium 3, City, ABC, Splendid Theatre tuvieron los siguientes:


1912 Colón de Flores (antes Sudamérica)  Artigas, Jose Gervasio, Gral. 60/66 VARIACIÓN DE NOMBRE: Rex (1925) PROPIETARIO / EMPRESARIO: Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai PROYECTISTA / CONSTRUCTOR: Arq. Andrés Kálnay (proyecto de 1926 no realizado) y reforma de Bourdón en 1939 ESTADO: Demolido 

1913 Nuevo American Biograph Tte. Gral. Juan D. Perón 1040 (antes Cangallo) VARIACIÓN DE NOMBRE: Antes Rialto y después Teatro Elysée PROPIETARIO / EMPRESARIO: Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai PROYECTISTA / CONSTRUCTOR: Eduardo Lanús ESTADO: Demolido por la apertura de la avenida 9 de julio 

1915 Colón Av. Entre Ríos 637 PROPIETARIO / EMPRESARIO: Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai ESTADO: Muy deteriorado, locales comerciales 

1927 Lorca Av. Corrientes 1428 VARIACIÓN DE NOMBRE: Antes Eclair y Central PROPIETARIO / EMPRESARIO: Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai  ESTADO: En funciones, fragmentado en dos salas.

1927 Richmond Palace Av. Cabildo 802 VARIACIÓN DE NOMBRE: Antes De la Familia PROPIETARIO / EMPRESARIO: Ingenieros Manuel Sáenz y Ernesto J. Mai ESTADO: Edificio existente, comercio Arredo en planta baja. 


Objeto de mi colección

Programa del año 1950




En frente del Callao (al lado de la Confitería del Molino) estaba el Scala o Salón Callao en Av. Callao  248/70 inaugurado el mismo año que el Callao (en 1912) ESTADO: Comercio (2009). 

Muy cerca, en Av. Callao, casi Sarmiento, la firma Mongiardini Hnos. tuvo otro cine llamado Callao, estuvo antes que el Callao que hoy me ocupa y fue una de las salas más lujosas.


lunes, 27 de noviembre de 2017

Corrientes y Esmeralda: "la esquina del Tango" esquina S. E. Teatro Odeón (1891) (1)



Corrientes y Esmeralda
Esquina de bohemios, reos y cajetillas, el “polo magnético de la sexualidad porteña” según Raúl Scalabrini Ortiz

 La esquina S. E.

Herrería, corralón, Teatro Edén, Teatro Variedades, Cervecería Argentina (?), Heynemann y Cía, Teatro Odeón (1891), Hotel Royal (luego Roi), el Royal Keller, Museo de Cera (1979), Banco Mercantil.
   Lo más importante que hubo en esta esquina fue el teatro Odeón, luego de la demolición del teatro y por veinticinco años fue un estacionamiento y desde el año pasado se levanta un edificio. 

En la esquina SE de Corrientes y Esmeralda había una caballeriza de Vicente Collín, luego iba a estar en ese lugar el teatro Odeón. 


Publicidad aparecida en el semanario Caras y Caretas del año 1905



Cuando fue Museo de cera y Banco Mercantil


asta no hace mucho

En la esquina S. E. hubo una herrería, un corralón.  En 1872 el Teatro Edén que luego se llamó Variedades. Y desde 1883 fue propiedad de Bieckert 

Emilio Bieckert llegó al país en 1855.  En 1868 compró un gran lote en Esmeralda  y Juncal donde instaló su fábrica de cerveza, la primera del país en 1880.  También a Bieckert le debemos haber instalado la primer fábrica de hielo. Bieckert compró la esquina de Corrientes y Esmeralda en el año 1883.

Si bien leí en varios blogs que en la esquina que nos ocupa funcionó la Cervecería Argentina, a mi no me consta, tampoco nadie da datos de los años en los que pudo estar acá.

Para algunos esta fue la Cervecería Argentina

Detalles del edificio me hacen creer que para la posterior edificación del Odeón, del hotel y el restaurante Royal Keller se utilizó esta esquina anexándole otro piso y ornamentación. 


Para mi este era el teatro Edén o Variedades antes de convertirse en la monumental obra que hizo Bieckert.

El empresario construyó el teatro Odeón en Esmeralda y Corrientes en el año 1891 proyectado por el arquitecto Ferdinand Moog.   La construcción contaba con hotel y confitería en el subsuelo.


Bieckert mudó la fábrica de Esmeralda y Juncal a Lavallol en 1908, Marclo T. de Alvear no quería fábricas en Retiro.

Finalmente en 1910 la cervecería fue demolida.

El Teatro Odeón fue un teatro situado en la calle Esmeralda entre Sarmiento y Corrientes, a pocos metros de esta última  construido en 1891 por iniciativa del empresario cervecero alemán Emilio Bieckert, donde antes había existido el Teatro Edén, y se transformó en uno de los teatros más importantes de la ciudad durante el siglo XX.

En el Odeón se  hizo el congreso que decidió la candidatura de Julio Argentino Roca para su segunda presidencia de la nación y actuaron Margarita Xirgu, Lola Membrives, Libertad Lamarque, Nini Marshall, Carlos Gardel, Astor Piazzolla y Osvaldo Pugliese, entre otros.  Lo visitaba Jorge Luis Borges.   En 1913 Leopoldo Lugones dio una serie de conferencias sobre el Martin Fierro.

En el sótano del Odeón -que ocupaba toda la esquina- estaba el Royal Keller, bar y café político, cabare. Se organizaban reuniones literarias  y  funcionaba como pequeño estadio, donde se hacían las primeras exhibiciones de boxeo. Hacia la década del ´30 solían reunirse los nacionalistas de derecha, quienes propiciaban el derrocamiento del Presidente Yrigoyen, y organizaron una cena a beneficio del general Uriburu, después jefe del golpe del 6 de septiembre de 1930.

El Royal Keller  fue frecuentado por el grupo literario Martín Fierro integrado, entre otros, por Florencio Sánchez, Macedonio Fernández, Leopoldo Marechal, y Raúl Scalabrini Ortiz. Fue precisamente Scalabrini Ortiz, en su libro “El Hombre que está solo y espera”, quien ubicó al hombre arquetipo de Buenos Aires en la esquina de Corrientes y Esmeralda.

“El hombre de Corrientes y Esmeralda es el pivote en que Buenos Aires gira”, explicó.

El Hotel Royal (de dos pisos y con doble entrada: una por Corrientes y otra por Esmeralda), propiedad de L. Schaefer, pasó a llamarse Gran Hotel Roi.

Gran Hotel Roi

En 1983, el Odeón fue remodelado. Dos años después fue declarado inmueble protegido. La protección fue revocada, en 1991, por el intendente Carlos Grosso. Ese mismo año fue demolido. Una playa de estacionamientos ocupó su solar por mas de veinticinco años y ahora se levanta un edifico.

Cuando fue demolido

En el Odeón se realizaron las primeras exhibiciones cinematográficas. Yo tengo el dato de que la primera película se exhibió donde hoy está el Colegio de Abogados.

Nota: El edificio que están terminando tiene por arquitecto al padre de nuestro ministro de Economía. 


Una pena el poco respeto hacia nuestro patrimonio.


Objeto de mi colección

Del año 1944




domingo, 26 de noviembre de 2017

Negocios Antiguos: Joyería Escasany (1892) (3)


Joyería Escasany

La Casa Escasany fue la joyería y relojería más importante del país, propiedad de los hermanos Ramón y Manuel Escasany llegados de Cardona, España.

Casa central

Esquina sudoeste de Rivadavia y Perú (Perú Nº 1)


Se encuentra en la esquina sudoeste del cruce de la Av. Rivadavia y la calle Perú.  Fue construido especialmente para alojar a esta importante joyería.

Fue proyectado por el estudio de los arquitectos Martín S. Noel y Manuel Escasany y la obra fue realizada por la Empresa Constructora F.H. Schmidt S.A.

 La fachada es muy particular, y se distingue por un elevado reloj y por una inscripción en la ochava con la fecha de apertura de la Casa Escasany, el 20 de julio de 1892.



Además de su casa central tuvo cuatro sucursales en Capital Federal (una de ellas ubicada en Av de Mayo 1145) y siete  sucursales en el interior del país (Rosario, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tucumán, Córdoba, Santa Fe y Mendoza).

La empresa llegó a tener 900 empleados y 120 relojeros distribuidos en sucursales en todas las provincias.

Tenían varios relojes con la hora de distintas capitales del mundo, y en la década de 1940 se instaló un sistema de altavoces que reproducía la melodía Westminster.

Los Escasany cerraron en 1978 por la baja de rentabilidad, pero recibieron una gran renta por las propiedades que se dividieron entre los herederos.

El edificio de Perú fue alquilado y lo ocupó Entel, hasta su privatización en 1990.  Posteriormente sus oficinas fueron alquiladas. En la planta baja funciona un Burger King.

Miguel Escasany fue el único que siguió con el negocio, abrió su propia joyería en la calle Florida 84 el 4 de septiembre de 1977.  Actualmente se encuentra en Guido 1984.



Objeto de mi colección personal

Cofre del año 1900




sábado, 25 de noviembre de 2017

Negocios Antiguos: Farmacia La Franco Inglesa (1892) (2)


Farmacia La Franco Inglesa
“El cliente siempre tiene razón, cueste lo que cueste” 

La farmacia Franco-Inglesa fue inaugurada en 1892 por Adolfo Neyer  en la calle Cuyo 581 (hoy Sarmiento).  Años después de su inauguración se incorporó como socio Paul Bardin.  Se inició modestamente con su pequeño salón de ventas, un mostrador de dos metros, una diminuta trastienda y un sótano.  En 1920 se mudó al edificio de la esquina de Cuyo y Florida que tenía cuatro pisos y una superficie de 600 metros cuadrados.


Neyer atraía a su clientela de diversos modos, uno de los más recordados es un barrilito que mediante una moneda de diez centavos expendía una copa de “bitter”.  El general Mitre era un usuario frecuente de este artefacto, como tantos otros clientes.  En el interior se vendía la botella del “Bitter Estomacal Neyer” por 1,20 pesos.

Otros aparatos que atrajeron clientes fueron una gallina que mediante la introducción de una moneda ponía huevos con caramelos; un negro que brindaba chocolates;  un vaporizador de perfumes y una rueda de la fortuna.

La farmacia publicitaba sus servicios y productos con un sugestivo aviso: 

"SUBEN los derechos y el oro y BAJAN los precios de la Droguería y Farmacia FRANCO INGLESA, de Adolfo Neyer. Las recetas son despachados por diplomados y bajo la dirección constante de farmacéutico Sr. F. Pays Bousum de la Facultad de Buenos Aires. La casa atiende por teléfono, correo y ferrocarril, para la ciudad y provincias, como ser Recetas, Drogas, específicos, etc. Despachados en el mismo día y por el mínimo flete de costumbre" (1893).

Fue una de las primeras farmacias que introdujo el reparto a domicilio.  Se hacía en un coche tirado por caballos que recorría la ciudad, dos veces por semana llegaba a Flores, Belgrano, Barracas y otros suburbios.  Más tarde los coches a caballo fueron reemplazados por automóviles. 

Pusieron de moda unas pastillas pectorales llamadas“Seneguina” fabricadas en los laboratorios de la casa que publicitaban con un cartel colocado en el frente del edificio.

En los más de cien años que permaneció abierta, quedaron registrados en sus libros de recetas las ventas de venenos y de drogas peligrosas.  En ellos se dejaba constancia de cual iba a ser el uso que se iba a dar al producto, quedaban anotadosos datos personales de los compradores que además debían firmar que se hacían responsables de su uso.

En el primer libro de la Franco Inglesa se registraron algunos asientos curiosos como el del futuro Presidente Dr. José Figueroa Alcorta, que manifestaba haber adquirido el 22 de Agosto de 1893, "una cajita con 12 píldoras de estricnina, para envenenar perros”.

Otro dejó constancia de haber comprado "200 gramos de arsénico para envenenar leones” que probablemente eran pumas (la gente solía confundirlos, también denominaban tigres a los jaguares). 

Un recibo del 18 de Enero de 1900 fechado en la Colonia Resistencia señala: “Yo abajo firmado certifico haber comprado en la casa del Sr. Adolfo Neyer 2 pesos moneda nl. de estricnina por destruir zorros por ser muy dañosos y abundantes."

Se especializaban en traer de Francia las últimas novedades en remedios medicinales. 

Finalizada la primera Guerra Mundial (donde el socio Paul Bardin participó y fue herido) la farmacia había crecido tanto que necesitaba mudarse a un local con mayor espacio.  Se jactaban de ser "la farmacia mayor del mundo".

En 1920 se trasladaron a la esquina de Florida y Sarmiento y festejaron dicho acontecimiento regalando a sus compradores un velador.  El velador era muy bonito y la noticia atrajo a tantos clientes que colmaron el nuevo salón de venta, tuvieron necesidad de clausurar varias veces la entrada y solicitar el auxilio de la policía para organizar la entrada y salida de los clientes.

Debido a la guerra se interrumpieron las emisiones de monedas de cuproníquel (aleación de cobre y níquel que se emplea para fabricar monedas) y la empresa decidió emitir sus propias "monedas metálicas" para garantizarle el vuelto a sus clientes y las realizó en aluminio.

En 1921 hubo una emisión récord de monedas de 5 centavos pero la demanda era mayor que lo que producía la Casa de Moneda.  Las mayores quejas provenían de los usuarios de tranvías. Debido a ello los guardas entregaban estampillas de correo de cinco centavos como vuelto, en su mayoría deterioradas y que no servían para su uso específico.

La Farmacia Franco-Inglesa solucionó el problema, emitiendo una serie de fichas con estampillas de cinco centavos en una de sus caras, cubiertas y resguardadas del deterioro y en su otra cara la inscripción de la farmacia con su slogan. Los que recibían estas piezas, podían usarlas para futuras compras o juntarlas y canjarlas por dinero en efectivo.   Estas piezas son muy raras de encontrar hoy en día.  

Es una pequeña chapita de aluminio, circular de 32 milímetros de diámetro, con reborde de aproximadamente un milímetro que sostiene una cartulina gris sobre la cuál iba una estampilla de correo color rojo de cinco centavos con la imagen del general San Martín.  El reborde sostiene una pequeña película de celuloide que la protege de la suciedad.  Es posible que estas fichas hayan sido confeccionadas en Alemania.  Emitida alrededor de 1920

No pudo soportar los efectos de la crisis del 2001.

Cierre

Así lucía cuando sus empleados reclamaban apoyo del gobierno

Imagen tomada del sitio http://argentina.indymedia.org/news/2004/09/221272.php si molesta su utilización contactarse y la misma será removida.

El personal de la empresa se había hecho cargo de la administración del negocio para defender su fuente de trabajo, luego de que la farmacia dejara de pagar los sueldos de los últimos meses.  

Finalmente a fines del 2004 el edificio fue desalojado.


Desde 2005 funcionó una sucursal de Rodó

Actualmente 



En frente estaba la tienda A la Ciudad de México, en Florida 302, donde hoy hay una sucursal del Banco Ciudad.


Objetos de mi colección 


Otro objeto de mi colección 


viernes, 24 de noviembre de 2017

Negocios Antiguos: Cigarrillos París (1892) (1)


Cigarrillos París
Fábrica de cigarrillos La Invencible
de Manuel Malagrida
Esmeralda 248


Manuel Malagrida fue uno de los pioneros de la industria de los cigarrillos en el país. Español nacido en Olot en 1864, residente en París, con parientes italianos. Llegó a la Argentina, se radicó en Córdoba.  Luego se trasladó a Buenos Aires para trabajar en la fábrica de cigarrillos de Pedro S. Somay.

En 1892 abrió una pequeña tabaquería que se convertió en fábrica en 1895. Su primera marca se llamó Animal. Otras marcas fueron apareciendo entre 1896 y 1902 tales como Sorpresa, Invencibles, La Mar, París, Los Finos, Moro, Dandy, Dandycito, Sport, Parisien, Si, Guido Spano. Malagrida se casó con una argentina, se radicó en Barcelona.

En 1907 Malagrida se se asoció con Álvarez Y Cía. que producía los cigarrillos Boers a principios de 1900. El negocio de Álvarez estaba en la calle Armonía 201 (hoy 15 de Noviembre de 1889). Integraron la sociedad los señores José Álvarez, Arturo Viader, Francisco Dalman y Manuel Malagrida.  Continuaron fabricando las marcas de El Telégrafo y La Invencible, pero la marca característica de la sociedad fue Centenario, registraron la marca en 1908.  Se trasladaron a Perú 752/6.

Malagrida adquirió en sociedad con el exitoso productor cinematográfico Max Gluksmann un viejo almacén sobre la calle Cangallo (Perón) 860, en cuyo local construyeron el cine “Paris”. Tengo otra dirección del mismo cine sobre la calle Suipacha. En esa esquina estuvo Casa Scherrer  aproximadamente entre 1927 y 1975. Puede que el cine haya tenido entrada por ambas calles.  El cine se inauguró en 1927 (según el libro  Cines de Buenos Aires. Patrimonio del siglo XX)sobre cine al que tuve acceso) y en algún momento, no sé por qué motivo tuvieron que mudarse a la otra dirección que tuvo el cine París en la calle Lavalle.

Tengo el dato de que Malagrida realizó su último viaje a Buenos Aires en el año 1910.  Si esto es cierto, puede que Malagrida siguiera invirtiendo en el país aún no viviendo acá. 

En 1911 la fábrica fue adquirida por la Compañía Argentina de Tabacos.

Hasta 1919 Álvarez y Cía. produjo las marcas Sport, Dandicito, Moro y La Mar ya formando parte de un trust tabacalero inglés.

Malagrida falleció en 1946.


Objeto de mi colección




Circa 1910





jueves, 23 de noviembre de 2017

Negocios antiguos: Pizzería Banchero (1893-continúa abierto) (3)


Banchero La Boca
La más tradicional de las pizzerías antiguas que permanece abierta. Nació como panadería.  
Creadores de la fugazza con queso y desde 2002 declarada Sitio de Interés Cultural


Av. Almirante Brown 1200 y Suárez 396


Algo de historia

Puedo decir sin temor a equivocarme que en La Boca nacieron el tango, la pizza y el fainá porteño.  Todo surgió en unas pocas cuadras.  

Apenas hubo un molino en la Buenos Aires después de la Segunda Fundación, se empezó a producir harina y a fabricar pan, muy pronto abrieron las primeras panaderías (alrededor 1615).  La pizza tardó un poco más en nacer, la traerían consigo los inmigrantes italianos, especialmente los genoveses, que se embarcaron con sus costumbres, sus recetas y la mano para preparar sus comidas.

Se sabe que en 1882 el napolitano Nicola Vaccarezza elaboró en un horno ubicado en Moussy entre Brandsen y Suárez el primer fainá porteño, a  pocos metros de la cancha de Boca.  La calle Moussy (actual Juan de Dios Filiberto) se llamó así desde 1893 y hasta 1995.  

Ricardo Ravadero fue un genovés que se dedicó a la venta callejera de pizzas.

Ricardo Ravadero


Al principio la pizza que se hizo fue básica, arriba de la masa sólo le colocaban cebolla y aceite de oliva.  Con el tiempo le fueron incorporando ingredientes que la fueron enriqueciendo.  Luego los españoles fueron adquiriendo pizzerías y dedicándose a lo que no era su especialidad, pero hicieron un trabajo digno.  Todo contribuyó a lograr instalar la pizza porteña entre las más ricas del mundo. He oído decir a italianos que acá la pizza es más rica que en Italia.  El principal consumidor de pizza del mundo es Estados Unidos.

El barrio de La Boca se encuentra abandonado.  Como fue importante en nuestra historia ojalá lo pongan en valor sin transformarlo. 



Rancho Banchero La Boca


El fundador fue Agustín Banchero que llegó a "la Boca del Riachuelo" en 1893 procedente de Génova e instaló ese mismo año una pequeña panadería en la calle Olavarría llamada El Riachuelo, en la que trabajó con su hijo Juan. 

Allí Juan creó la fugazza con queso que rápidamente se convirtió en patrimonio gastronómico de esta pizzería y de La Boca.

El 28 de marzo de 1932 Juan, con la compañía de sus hijos Tito y Antonio, inauguró en la esquina de Brown y Suárez, la Pizzería Banchero, también conocida como El Rancho de Banchero y otra sucursal en el Centro de la Ciudad.

Benito Quinquela Martín, Juan de Dios Filiberto, Luis Sandrini y Tita Merello fueron algunos de sus habitués destacados.  

El local está decorado con fotografías de trabajadores del local, clientes y amigos; cuadros con imágenes del Riachuelo, obras del pintor A. Abelleyra Cabral, y una cantidad de diplomas entre los que se destaca el de La República de la Boca de octubre de 1934, que reconoce a Juan Banchero, como "Creador y Emperador de la Fugazza con Queso". 


Objetos de mi colección

Posavasos




Foto tomada del sitio http://www.buenosairesmequiere.com/2015/05/cuando-desembarco-la-pizza.html si molesta su difusión contactarse y la misma será removida


Banchero Centro
Av Corrientes 1300

En 1932 también abrieron una sucursal en la esquina de Corrientes y Talcahuano, Banchero Centro. El local es espacioso.  Decorado con fotos de la familia fundadora y murales con escenas de la ribera, viejas fotografías de Buenos Aires.  Conservan un sector para comer de "dorapa".  

Además de su conocida fugazza tienen una variedad llamada "Don Tito" (muzzarella, salsa de tomate, jamón, roquefort, apio y palmitos).  

Debido a su ubicación, al lado del teatro Lola Membrives (ex Teatro Cómico) y frente al Multiteatro (que antes fue el cine teatro Smart y luego el teatro Blanca Podestá) es un sitio al que siempre concurrieron artistas, como a tantos otros bares de la avenida Corrientes. Por Banchero Centro pasaron China Zorrilla, Pepe Soriano, Thelma Biral entre otros. 

Esta es la sucursal que conozco. Fui hace muchos años, cuando no coleccionaba objetos, cuando no leía sobre los sitios históricos o antiguos.  No probé la fugazza, tendré que volver. 


Hubo una sucursa Banchero Once en Pueyrredón 123 que cerró definitivamente.



miércoles, 22 de noviembre de 2017

Negocios antiguos. Bazar La Gran Despensa (1893)


La Gran Despensa




Fundado en 1893

Artes y Piedad  (actuales Carlos Pellegrini y Bartolomé Mitre)


Comercializaba una gran variedad de productos nacionales e importados como conservas y alimentos, vinos y licores; oro, plata y vajilla.

Realizaba envíos gratuitos a domicilio dentro de la Capital Federal y hacia el resto del país, vía tren.


No tengo más datos por el momento.  Desconozco hasta qué año estuvo abierto. 


lunes, 20 de noviembre de 2017

Negocios Antiguos: Eloy Montagnac (1894) (1)


Eloy Montagnac


FUNDADA EN 1894 

Hoy comercio de camping Ski Center,

Esmeralda 346 a metros de Av Corrientes en frente estaba el Odeón

Todavía se lee en su frente el nombre de su fundador y la fecha de fundación


La empresa E MONTAGNAC LIMITADA SACIIF sigue funcionando con esa dirección y figura como empresa dedicada a afilación.


Objeto de mi colección 






domingo, 19 de noviembre de 2017

Negocios antiguos: Sastrería New England (antes de 1895) y La Mondiale (1910-1969) (1)



Sastrería New England (antes de 1895) y La Mondiale (1910)


Foto tomada del sitio http://arquitecto-schindler.blogspot.com.ar/2011/02/caba-avenida-de-mayo-80115-edificio-de.html  si a alguien molesta su utilización contactarse y será removida. 




En 1871 debido al flagelo que provocó la fiebre amarilla (con un promedio de 500 muertes diarias) hubo un éxodo, las mansiones de San Telmo y Montserrat quedaron vacías.  Emigraron los principales negocios y familias, pero no se atrevieron a alejarse demasiado. 

New England se ubicó en Av. de Mayo 801/15 y Piedras (esquina noroeste) en 1895 e inauguró una moda: la calle Piedras  (y su continuación, Esmeralda) se pobló de sastrerías.

Ocupó un edificio de renta obra del arquitecto suizo Christian Schindler que se extendia por la calle Piedras desde  Av. de Mayo hasta la Av. Rivadavia, 

Schindler nació en Berna, Suiza el 20 de setiembre del año 1859 y arribó a Buenos Aires en setiembre de 1884 durante el gobierno de Roca y la intendencia de Don Torcuato de Alvear que se encontraba transformando la Ciudad.

Fue el arquitecto que más obras realizó sobre Avenida de Mayo y aún así es poco recordado.  Muchos edificios suyos ya han sido demolidos.  Tuvo su estudio en Callao 321. 


 El edificio de la sastrería tuvo cinco pisos, dos cúpulas gemelas en cada esquina (Av. Rivadavia y Av. de Mayo). Schindler le dio importancia con las cúpulas que podían ser vistas desde cualquier punto de la avenida. 
Tenía un cuerpo central con techo de mansarda y balcones de hierro con herrería artística e inmensas vidrieras

 Sobre la calles Piedras se levantaba la fachada principal. 

 En 1910 la firma francesa Simón et Fredes adquirió New England, allí mismo fundó La Mondiale, que se dedicó a importar las últimas novedades europeas, ellos impusieron el corte 'ranglan'. 

La casa matriz de "La Mondiale" estaba en Rue Paradis 14 de la ciudad de París.





Objeto de mi colección


1910/1969

La Mondiale estuvo hasta 1969, los más memoriosos recuerdan el incendio que puso punto final a esta sastrería.  Luego de la demolición de las ruínas el solar quedó baldío por varios años. 

Desde casi mediados de los años '70 se levanta en ese sitio una moderna construcción.



Hasta un próximo post.


sábado, 18 de noviembre de 2017

Joyas Montseny (anterior a 1895) (1) hoy Colmegna (1895- hasta la actualidad)



Joyas Montseny
 (anterior a 1895)

París - Buenos Aires -  Mar del Plata

                                     Primer establecimiento en Buenos Aires Sarmiento 843 (hoy Colmegna)
        
Luego Avenida Corrientes 789 CABA



Objeto de mi colección


Prendedor alfiler para sombreros con Perla Evax
símil cultivo




Historia de Colmegna

Colmegna es un spa histórico que está ubicado en la calle Sarmiento 839/47 a pocas cuadras de la Casa Rosada y de la city, por lo que siempre fue llamado el "spa del poder".

Su creador fue Luis Colmegna, un inmigrante italiano que al llegar a Buenos Aires notó que a la ciudad le faltaba un lugar con baños como los había en su país. 

Fundó su spa en 1895.  Luego, fue administrado por tres generaciones de su familia.  

Para el edificio importó maderas y mármoles de Italia.  En sus orígenes constaba de un sólo un piso,  hoy tiene seis.

La familia Colmegna lo manejó hasta el año 2016, año en que decidió vender, luego de 121 años las acciones de la empresa a un grupo inversor con la condición de conservar el nombre de su fundador.

Por sus instalaciones pasaron Mauricio Macri, John Travolta, Marcelo T. de Alvear,  Carlos Gardel, Susana Giménez, Diego Maradona, Guillermo Coppola y Aníbal Troilo, entre otros.  

Ofrecen baños de vapor, sauna, baño turco, masajes y manicura, entre otros servicios.

El ex juez Oyarbide celebró varios cumpleaños suyos en este lugar.

A principios de  2010, el juez federal Norberto Oyarbide se cruzó en el vestuario del spa con Mauricio Macri, en ese momento jefe de Gobierno porteño, quien le reprochó que lo pusiera en la tapa de los diarios por la causa de las escuchas.

Probablemente se mudaron en el año en que se empezó a construir el spa.


La otra dirección en Buenos Aires fue Av Corrientes 789 (hoy Edificio Viggiano).  Estaba en frente del teatro Odeón.


Me fue muy útil el sitio http://fondodocumentallv.com.ar/comercios-que-frecuentaban-el-alumnado-y-el-personal-de-la-escuela/


viernes, 17 de noviembre de 2017

Negocios antiguos: Confitería París (1895-1959 ) (3)


 Confitería París  
de Pedro Vercesi y Cía.

Confitería que por un largo tiempo gozó del favor de la sociedad porteña, obligado punto de cita a la hora vespertina, preferida por los asistentes al teatro Colón, primero, y al Coliseo Argentino después.



Foto de 1906 Marcelo T de Alvear 1205 y Libertad


Foto tomada del blog http://serdebuenosayres.blogspot.com.ar/ el administrador del blog autorizó su publicación vía mail.



Esta confitería fue mencionada en el libro La Casa del Ángel de Beatriz Guido (1954).



A ella solía ir Jorge Luis Borges y  también la escritora Alejandra Pizarnik.


Hoy en el primer piso funciona una conocida inmobiliaria y en la planta baja abrió una confitería a la llamaron Torre París en honor a la confitería que hoy me ocupa.


Durante la última Noche de los Museos 29-10-2016

Objeto de mi colección personal



Pinza terronera 


Caja de bombones 

Gracias a esta caja descubrí que tuvieron una sucursal en Mar del Plata. 




 Lata











Cuando se inauguró en 1938 funcionó allí el Normandie, un restaurante que tenía como anexo la Confitería París, sucursal de Confitería París en Buenos Aires.  La elite encontró allí un lugar de lujo para sus cenas opíparas, primero, y luego para sus reuniones de baile. 

 Máxima cercanía con el mar.

El edificio histórico
La Confitería París funcionó allí entre las décadas del 30 y del 80'

La construcción del edificio se inició en 1937

Playa Grande surgió en los años ’20, como lo hicieron varias de las playas de la ciudad: con casillas de baño, balnearios particulares y públicos de madera.

Se construyó cuando aún estaba en pie la vieja Rambla de madera Bristol. Con un estilo arquitectónico moderno, presenta líneas limpias que sugieren la forma de un buque, con sus barandas y sus líneas de proa y popa. En su origen, se presentaba como un imponente edificio blanco. Una notable iluminación lo destacaba recortado en el mar. Un barco francés llamado Le Normandie, el más grande del mundo en los años ’30, con una longitud superior a los 300 metros, era conocido como el barco de las luces. Su trayecto era Le Havre – New York. Se trataba de un trasatlántico majestuoso, con una impronta de arte y luz, estilo decó. Se estipula que quienes proyectaron el Normandie conocieron Le Normandie, y teniendo en cuenta la ubicación y las tendencias en la arquitectura de principio del siglo pasado, habrían realizado la obra inspirados en la lujosa nave que cruzaba el Océano Atlántico en poco más de tres días. 


En la década del 50' funcionó el Club deTurismo Social impuesto por Perón entre 1945 y 1956 que
expropió el lugar (pero la Confitería París al parecer siguió funcionando, ya que hasta la década del 80' encontré imágenes de eventos que se realizaba allí).

A partir de 1977 en el edificio funcionó el INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero).  Cuando el instituto se mudó en el año 1994 el edificio quedó abandonado y expuesto al deterioro que provoca la cercanía con el mar.

Antes de su restauración estuvo en ruinas, con riesgo de derrumbe. 

Se realizó una inversión millonaria para recuperar el edificio que ahora se llama La Normandina.

Se inauguró en 2007




Se invirtieron más de cuatro millones de dólares en el proyecto para restaurarla.  Sólo pudieron recuperar la fachada, admitió el arquitecto a cargo del proyecto.

El espacio cuenta con sector para eventos especiales, tres locales gastronómicos, un salón de exposiciones, una cafetería y una parrilla. 

El complejo está situado al nivel de la playa, a la altura de la calle Roca y aparece como uno de los extremos de la escollera que separa Playa Grande de Playa Chica. 

En el subsuelo planearon un gimnasio de última generación de 1500 metros cuadrados y ya funciona el Buda Bar, franquicia de la marca española que en 2009 tuvo Martiniano Molina. 



Me gustaría saber más sobre la confitería que estuvo en Buenos Aires y solicito a quien tenga algún dato que me lo haga llegar.

En frente de la Confitería París Buenos Aires estuvo el Restaurante El Colonial (circa 1940).


Hasta un próximo post.