Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 30 de abril de 2016

16 Bar Notable Café Roma (1905) (1)


Café Roma

  Había cerrado y fue reabierto en 2001.  Declarado Sitio de Interés Cultural por la Legislatura porteña el año 2006.  Aquí se presentó Gardel en 1911.

Olavarría 409 La Boca


El Café y Bar Roma está situado en la intersección de la avenida Almirante Brown y la calle Olavarría, en la esquina noroeste.  


Abrió sus puertas en 1905 el mismo año en que nació el club Boca Juniors.  El café inició su actividad como anexo a un almacén, pero a partir de la década de la década del 50' funcionó solo como bar.



Este local de la familia Randazzo fue  y es escenario de actividades culturales.  En él funciona la Peña “Amigos del Bar Roma” que otorga la condecoración de Parroquiano Sensible.  El padrino de la misma fue el poeta Alberto Mosquera Montaña y entre los Amigos estaba la cantante Nelly Omar.


Los primeros viernes de mes se realizan diferentes actos culturales en las que se sirven platos típicamente boquenses animados al ritmo de las canciones tradicionales de La Boca, al estilo de las cantinas.

En la pared, escondida, la placa que confirma que estamos en un Bar Notable

La decoración del bar no es la original pero los objetos antiguos contribuyen a recrear el clima antiguo que uno va a buscar.  Quinquela Martín, Juan de Dios Filiberto o Alfredo L. Palacios alguna vez estuvieron sentados en algún rincón. 

Piso en damero

Sobre el mostrador del Roma se destaca un farol a kerosén, antiguo, que iluminaba seguramente la esquina.


Augusto Randazzo es el dueño del café desde su reapertura, el 27 de agosto de 2001



El Roma tiene otra Peña, la de los sábados al mediodía. 



Un cuadro de Gardel pero ninguna referencia a que allí cantó, deberían destacar ese hecho

Las sillas necesitan ser recicladas, son hermosas, pero necesitan ser lijadas, barnizadas y retapizadas.


En el Roma también se juntan los integrantes de la murga Sportivo California, murga que hace cincuenta años nació entre las calles California y la cortada Parker. 

Me gustó la estética. Punto a favor.
La atención fue correcta.
No tienen servilletas con el nombre del bar, tarjetas, sobrecitos de azúcar ni nada que uno pueda llevarse de recuerdo. 
Pedí el ticket y me trajeron una factura confeccionada a mano.
De todos modos, lindo. 

Único objeto que pude rescatar para mi colección

sábado, 23 de abril de 2016

15 Bar Notable: Café de la Esquina (1983) Antiguamente fue El 05 (5)


Bar Notable Café de la Esquina


Antiguamente era un bar donde paraban bebedores y prostitutas, se llamaba "el 05".  En el año ´83 fue  restaurado convirtiéndose en un típico café al estilo de los de los años '30.  


Av. del Libertador 6196 Belgrano 




Se encuentra en la esquina de Avenida del Libertador y Olazábal.  El edificio data del año 1906.

Una bella puerta de madera y vidrio esmerilado nos invita a pasar.



El piso (parece original) de mosaicos calcáreos, las mesas de madera con marcas del paso del tiempo y toda la decoración remiten a otro tiempo.  El conjunto, una belleza.


Mi mesa

Las paredes recubiertas de boiserie, por encima, las paredes pintadas en un color ocre sobre las que se colocaron fotografías: cuadros, antiguos retratos de desconocidos y famosos como Alberto Olmedo, Luis Sandrini, Juan Carlos Altavista, en su personaje Minguito Tinguitella, y Fidel Pintos, entre varios otros.

Sábado a la tarde, hora de la merienda, poca gente


Podrían limpiar todo, lo antiguo no requiere capas de polvo, al contrario

Una cabeza de Geniol diseñada por Mauzán, una chapa de Fernet Branca, un cartel de cigarrillos Caravanas, una chapa enlozada de Pilsen Bieckert y Malta Bieckert, chapas publicitarias de Bidú, ventiladores de techo con particulares aspas, una enorme y atractiva salamandra, un par de radios antiguas, viejos ventiladores de mesa y la cenefa que recorre la barra dan a este café un toque añejo.

De la barra cuelgan jarritos y chopps.  Sobre la barra una olla de hierro y una hermosa caja registradora.



Un cartel me tienta al recomendar clericó de sidra.

Un farol callejero, con un cartel enlozado de teléfono público decora una parte del salón.



El bar está a sólo cuatro cuadras de la estación Belgrano y de las Barrancas, a dos del barrio chino y a siete del estadio de River.

La encargada cero simpatía.  Se acercó con un menú en la mano para dos personas y ladró "medialunas no tengo" cuando nadie le pidió medialunas.

Trajo lo que le pedimos, estuvimos poco tiempo, lo justo y necesario.

El lugar me parece hermoso, bien decorado.  Lástima la atención de una persona tan tosca y con tan poca amabilidad.  Probablemente no vuelva.


En frente hay un Starbucks y estaba lleno.

Bares antiguos hay muchos... sigo buscando la razón por la que lo designaron notable.


Objeto de mi colección




Hasta un próximo post.


sábado, 16 de abril de 2016

14 Bar Notable Café Don Juan (20')


Café Don Juan
 Bar Notable


Camarones 2702 Villa Santa Rita


En la esquina de Camarones y Condarco está el Café Don Juan.



Villa Santa Rita es un barrio porteño que debe su nombre a Santa Rita de Cascia, patrona de los imposibles.  El barrio tiene como límites las avenidas Gaona, Joaquín V. González, Álvarez Jonte y Condarco.

La iglesia que le dio nombre a la zona está en Camarones 3443.  Finalizada en 1943 por el arquitecto Juan Bautista Negri y decorada con murales del artista italiano Arquímedes Vitali.

La avenida Nazca es el eje central y comercial del barrio.  Por ella alguna vez transitaron los tranvías 83 y 84 que unían Villa del Parque con Flores y  Constitución.  En la esquina de Nazca y García había un mercado y los tranvías doblaban a la izquierda por García rumbo al estacionamiento.


Fábrica de Cigarrillos Particulares 


En el barrio estuvo la Fábrica de Cigarrillos Particulares.  Su nombre se debía a que los cigarrillos los hacían por encargo.

Virginio F. Grego el 1 de julio de 1922 fundó “Manufacturera de Tabacos Particulares”.  Preparaba los cigarrillos a mano con su hermano Angel y su amigo Enrique Ghiozzi en un pequeño local en Provincias Unidas 2902 (hoy Juan Bautista Alberdi, la avenida llevó aquel nombre entre 1893-1919). En ese lugar hay un local de Muros Propiedades. Contaba en ese entonces con un par de máquinas de elaboración manual, que producían dos cigarrillos por vez.  Fue un éxito aún durante la crisis del 30, por lo que la fábrica debió mudarse varias veces.

Después de unos años inauguró el establecimiento que ocupaba la manzana comprendida entre las calles Monte Dinero (hoy Belaustegui), Condarco, Terrada, y Deseado (hoy Remedios de Escalada de San Martín).   Actualmente en esa manzana hay un complejo de edificios.



Esta fábrica estaba equipada con máquinas modernas.  Poseía guardería para los hijos de las trabajadoras, consultorio médico, biblioteca y salas de reuniones.  Muchos vecinos encontraron trabajo en esa fábrica.

La guardería era una modernidad perp debió cerrarse porque el polvo del tabaco perjudicaba a los bebés.  A raíz de eso la empresa empezó a dar dos años de licencia con goce de sueldo a cada empleada que tuviera un hijo.

Finalmente alrededor de 1990 la marca fue vendida.

Otra empresa de la zona fue Georgalos Hnos.



Hombre de la esquina rosada

Jorge Luis Borges nombra al barrio en “Hombre de la esquina rosada” que el autor dedicó al escritor, poeta y periodista uruguayo Enrique Amorim.

En el cuento Borges relata que el “salón de Julia”, en el Barrio Santa Rita, era un lugar donde se bebía, bailaba, alternaba con prostitutas y había duelos de cuchilleros.  Una historia de principios de siglo que pintaba la realidad de ese barrio porteño, que en ese entonces, era una zona rural en los suburbios de la ciudad.


Hay un pasaje: el pasaje Guillermo Enrique Granville


Se extiende entre Julio S. Dantas 3271 y Álvarez Jonte 3270. Adquirió su nombre en 1944.  En principio fue llamado Normandía y luego La Puñalada.


Cuartito Azul

En Terrada 2410, cerca del Café, vivió un tiempo Mariano Mores, en una habitación que por falta de recursos pintaba utilizando Azul Brasso (blanqueador de ropa) y se inspiró para componer su conocido tango Cuartito Azul estrenado en 1939.


Alrededor de 1937 Mariano Mores se mudó aquí para estar cerca de su novia Myrna, quien sería luego su esposa. 

La habitación estaba pintada de azul pero cada quince días se descascaraba y entonces él, la volvía a pintar con cal y azul para la ropa. 

Ahí se inspiró en componer “Cuartito azul”, uno de sus grandes éxitos.


La propiedad fue comprada años atrás por una admiradora del tango y de Mores. 




Restauró el cuarto y fomentó un homenaje.


El bar


Fue construido en los años '20 y ocupa la planta baja de un edificio de dos pisos. 

El escultor Horacio Juárez (padre del pianista y compositor Manolo Juárez) tuvo su taller sobre Camarones, a media cuadra de Don Juan.  Lino Spilimbergo, muy amigo Horacio, cuando lo visitaba pasaba por Don Juan, dicen.

Alejandro Barral y Teresa de Rigo fueron sus propietarios.  




Boiserie, barra de estaño, piso en damero, sillas vienesas y amplias ventanas de madera tipo guillotina, brindan su calidez. Además, buena atención.

Fue buscado para filmar escenas de películas.


Lindo, como detenido en el tiempo, rodeado de casas bajas, luminoso, tranquilo.

Le falta destacar su calidad de notable entregando un folleto contando la historia del bar, del barrio. Y también le falta, a mi criterio, servilletas con el nombre del café, a los que nos gusta conservar recuerdos nos gusta ese detalle.

Hasta un próximo post.


sábado, 9 de abril de 2016

13 Bar Notable El Coleccionista El Pelícano (1920) El Cóndor (4)


El Coleccionista
Bar Notable

Funciona las 24 horas


Av. Rivadavia 4929 Caballito



Pensaba encontrarlo decorado con vitrinas y colecciones de objetos antiguos. Sin embargo, no hay nada decorativo, es austero, demasiado.

Está ubicado en la esquina noreste de Florencio Balcarce y Rivadavia, frente al Parque Rivadavia (o Lezica, como lo recuerdan algunos).

En el último piso del edificio del edificio de cinco pisos, vivió el poeta Conrado Nalé Roxlo (1898-1971).  El departamento había pertenecido anteriormente a don Pedro García, uno de los fundadores de la librería El Ateneo.  Tenía por vecinos a Rafael Alberto Arrieta y de Amado Villar, debido a ello Roxlo solía llamar a su manzana: “la manzana de las luces de Caballito”.

Don Conrado –o “Chamico” como lo conocían– tenía un telescopio marino que había pertenecido a un barco inglés del siglo XIX, regalo de Villar, con él miraba las estrellas o los postres de las vidrieras de la Confitería Ideal, en Rivadavia y José María Moreno.

Confitería Ideal, sucursal de la que aún está en Suipacha casi Corrientes

En la planta baja del inmueble, desde 1920, siempre hubo un café. Originalmente El Pelícano. Luego, se llamó El Cóndor, ambos frecuentados por Nalé, a quien acompañaban Roberto Arlt y Antonio Berni (en la época que el pintor tenía su estudio en el lindero y desaparecido Pasaje de los Alemanes). Desde hace varios es El Coleccionista

El Cóndor competía con el café El Parque (hoy Plaza Café, también notable), que ocupaba la esquina noroeste. 

El cantor de tangos Rodolfo Lesica, que cantó en la orquesta del maestro Héctor Varela, fue uno de sus tantos habitué.

Su nombre homenajea a su clientela, en especial a la de los domingos a la madrugada, cuando acudían los coleccionistas de estampillas, monedas y medallas.

Varios puntos a favor con respecto a su vecino Plaza Café.
El budín casero, la vajilla con la marca, saber que está las 24 hs abierto, su historia.
Por varias razones, para tenerlo en cuenta.

Objeto de mi colección



sábado, 2 de abril de 2016

12 Bar Notable El Estaño 1880 (1976) Estrella del Sud (1880) Don Lorenzo (1939) (4)


El Estaño 1880

Aristóbulo del Valle 1100 La Boca


Café y restaurante que ocupa la planta baja de un edificio de dos pisos en la esquina de Aristóbulo del Valle y Hernandarias, La Boca.  Funciona en la misma esquina desde 1880.



A fines del siglo XIX fue la fonda Estrella del Sud que era visitada por trabajadores portuarios y obreros. 

La Bombonera en el fondo

Al poco tiempo de inaugurado, el ex presidente Domingo Faustino Sarmiento pasó varias veces por el local, muy cerca de allí vivía una de sus últimas novias.

En 1939, el inmigrante español Manuel López y su esposa Teresa Vicenta Novaro se hicieron cargo del comercio.  A partir de entonces comenzó a funcionar como almacén con despacho de bebidas y fue rebautizado Don Lorenzo.

Visitantes ilustres fueron Benito Quinquela Martín,  el actor Alberto de Mendoza y Astor Piazzolla.

Fueron habitué Segundo David Peralta, más conocido como “Mate Cocido” o “el bandido de los pobres”; el “Charro” Moreno; Jorge E. Villarino, contrabandista nacido en San Telmo conocido como “el rey de la fuga”, solía visitar sus mesas hasta la madrugada y jugar al tute cabrero.

En 1976, Daniel Lorenzo López Novaro, “Dany”, hijo de Manuel y Teresa, se hicieron cargo del café. Desde entonces lo llamó El Estaño 1880, en honor al magnífico mostrador de estaño de 3,50 metros, tal vez el único de esas dimensiones que queda en Buenos Aires.

Antiguo bien mantenido, sillas Thonet

Minutas

Vista de la barra

Amplió el bar y comenzó a servir comida

Hermoso mural de importante tamaño con una escena pastoril, bucólica. 

Por debajo del mural una hermosa boiserie tallada aporta calidez

Antiguo reloj de pared de péndulo. 

Vitrinas antiguas, objetos de decoración antiguos

Antigua publicidad de Kalisay, el aperitivo quinado de Lagorio y Cía.


Una placa de bronce certifica que El Estaño 1880 fue declarado Sitio de Interés Cultural por la Legislatura porteña el 15 de septiembre de 2005.


En su salón se filmaron escenas de algunas películas, entre ellas: Evita. Quien quiere oír que oiga de Eduardo Mignona; Eva Perón de Juan Carlos Desanzo, protagonizada por Esther Goris y Víctor Laplace;  El sueño de los héroes de Sergio Renán; La Fuga de Eduardo Mignona; Pepe Carvalho en BA de Laura María Barone y El Amor y El Espanto de  Juan Carlos Desanzo, además de numerosas publicidades y de tomas para la serie televisiva Pepe Carvalho. 

El 21 de mayo de 2009 Alejandra Lorenzo se hizo cargo del negocio y realizó una reforma cuidada.  

Una camiseta de Román Riquelme autografiada luce enmarcada en una de las paredes. 

Una de las magníficas aguafuertes del maestro Quinquela Martín jerarquiza el ambiente de El Estaño 1880. 




Cuatro ventanas permiten el paso de la luz de la mañana y de la tarde.


Llegué para almorzar, me pasaron de salón.

Pulcritud, sencillez, corrección, sobriedad

Ojalá muchos bares (notables y no tanto) entendieran que una cosa es la antigüedad y otra la dejadez, que se puede ser antiguo y colocar un mantel, que aunque no sea de tela y tenga estilo moderno es pulcro, de fácil limpieza, en lugar de colocar manteles de papel como colocan algunos.

Punto a favor, el detalle que muchos olvidan, traer algo rico para amenizar la espera

Rico todo, el queso un poco insípido, pero el dip riquísimo y las tostadas rociadas con oliva y especiadas, también.

Ensalada completa

Ensalada y bebida $ 107 (2015), me pareció correcto, no sé si lo elegiría para cenar, pero sí para un almuerzo. Los domingos hay shows de tango, según cuentan en su página web. 

El menú no es muy elaborado pero es un bar y preferible que tengan una carta acotada pero cumplidora.  Los precios son adecuados.  

Ideal para pasar a comer algo no pretencioso en un lugar distendido, poco ruidoso y lindo, con obras de arte que remiten al lugar o para tomar un café y hacer una pausa.

Me preguntaron si quería con o sin cebolla y me sorprendí por la gentileza de preguntar, parece mentira pero en muchos lugares no preguntan ni qué parte del pollo uno prefiere ni el sabor de helado que se desea para el postre.


Qué hermoso almorzar viendo obras de arte, pensando en tiempos que uno no conoció, pensando no sólo en el arte sino en quien los pintó, en la persona, en el país que fue y en el que pudo haber sido.

Belleza

Piso en damero

La luz ingresa por las ventanas, a la izquierda un jardín de invierno pequeño

Antiguo mueble vajillero
Un bar notable "notable". La estética en los bares de este estilo es importante, como así también la atención, el resto es una excusa.  Uno no va a comer el plato de su vida, va en busca de bohemia, de historia. Y El Estaño cumple. La ubicación cerca de la cancha, la visita de turistas constante, todo es un plus que le suma. Lo tienen y mantienen muy bien. Lindo, higiénico. Lo mejor, las obras de arte, la barra, los objetos de decoración, conservaron lo importante y modernizaron lo justo. La luz natural, el clima de tranquilidad imposible en un bar céntrico, la amabilidad en la atención, la bohemia de su ubicación, su pasado y antigüedad, todo me sedujo. Quiero seguir descubriéndolo. Para volver. 

Objetos de mi colección




Hasta un próximo post.