Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 26 de marzo de 2016

11 Bar Notable: The New Brighton (2007) (5)


Bar The New Brighton
El Bar Notable más lindo nacido como sastrería
Fue la Sastrería The Brighton entre 1908-1976 y el restaurante Clark's II (1978-2002)

En 1908 fue inaugurada la sastrería The Brighton en Sarmiento 645.  La sastrería cerró definitivamente sus puertas en 1976.  Desde 1978 funcionó  allí el restaurante Clark’s II hasta su cierre en 2002.  Desde 2007 es The New Brighton, declarado Bar Notable por su belleza e historia.  Conserva el ambiente de la belle époque, con vitrauxs y madera tallada.  Al lado, compartiendo hall y edificio, estuvo el Bazar Empire (en el 641/3 de la misma calle) y hoy ocupa ese lugar el restaurante Luciano. 

Sarmiento 645


Entrada al restaurante

La sastrería The Brighton fue el lugar preferido por los porteños elegantes a la hora de elegir sus prendas a principios del siglo XX y por muchos años.  Elegida por las familias más ricas de la Ciudad que seguían la moda británica.  Abrió sus puertas en 1908 y funcionó hasta 1976 en el mismo lugar.

Se convirtió, dos años más tarde en el coqueto restaurant Clark’s II (que preservó los interiores y el encanto original), hasta que debido a la crisis económica de 2002, tuvo que cerrar.  Mientras estuvo abierto fue el restaurante elegido por los hombres de negocios.

Su actual dueño, en honor a la sastrería, en 2007 abrió un bar/restaurante y lo llamó The New Brighton, respetando también el interior y manteniendo la calidad y distinción.

La calle Sarmiento todavía se llamaba Cuyo cuando la sastrería estaba en su apogeo.  El local resistió bien el paso del tiempo. Los biselados y esmerilados permanecieron intactos. 

Antiguo nombre de la calle incrustado en el piso


Dos años después del cierre de la sastrería, el 3 de junio de 1978, en el mismo local abrió sus puertas Clark`s II, Oyster Bar y Restaurant. Tenía una excelente cocina.  Entre sus especialidades se destacaban la langosta Thermidor, la langosta fría con salsa mousseline, el pato a la pimienta verde, las ostras y la carne de cordero con salsa de menta. 

En noviembre de 1984 el restaurante recibió el Diploma del Museo de la Ciudad como testimonio de la memoria ciudadana y en 1997 fue distinguido como "Mejor Restaurant de Negocios de Buenos Aires". En 2002 cerró.

Luego de cinco años, Fermín González, "el gallego" (un español que llegó a nuestro país en los 70 y propietario del vecino Bar Paulín, ubicado a pocos metros de donde estaba Clarks y cuyo bar se hizo conocido por sus famosos sándwiches), decidió hacerse cargo.  Gracias al éxito de Paulín pudo adquirir, reciclar y reabrir el restaurante al que denominó: The New Brighton.  González recuperó el sitio, pudo devolverle su esplendor y hasta tuvo la buena idea de reciclar el nombre de la sastrería.

Sigue abierto


El interior mantiene la elegancia que uno supone tuvo la sastrería.  Se pueden ver las huellas de la sastrería en los nombres que permanecen en cada sector.  Podemos imaginar las perchas, los estantes, la ropa y a los hombres eligiendo corbatas, trajes, sombreros y moños.

Todo es bello, rico y el trato es excelente

La barra, es una magnífica pieza de madera tallada y los tonos utilizados recuerdan los pubs irlandeses.

Lamentablemente no logra apreciarse bien en la foto, pero a ambos lados del bar, en los extremos superiores, hay dos adornos que donó el príncipe de Gales en su visita a la sastrería.

En 1925, Eduardo de Windsor (quien luego se convertiría en Eduardo VIII y que renunciaría al trono para casarse con la americana Wallis Simpson) visitó el local y como reconocimiento por el excelente servicio, obsequió al dueño de la sastrería dos esculturas que representan las tres plumas del emblema de Gales -que se pueden apreciar sobre la barra-, además de la estantería y la luminaria.

Boda de Eduardo VIII

Foto publicada por diversos sitios

Vitrina curva



Escalera que conduce al subsuelo donde hay otro salón más privado y se encuentran los baños


La separación parcial del salón brinda cierta intimidad para tener charlas sin que molesten las conversaciones ajenas


Huellas de la sastrería



Las arañas fueron donadas por el príncipe de Gales que en 1925 visitó el lugar

 Curvatura que lo hace único y a la vez sirve para brindar cierta privacidad al separar con delicadeza dos espacios

Vitraux en el techo que le da calidez al amplio salón

El piano de cola esperando a su músico

El antiguo "mueble cajero" original de la tienda The Brighton, con vidrios curvados con el escudo del Principado de Gales grabado sobre el cristal, uno de los tesoros de la casa.


El menú es extenso y tradicional, con platos como lomo Brighton con champiñones, panceta, paté y envuelto en hojaldre, salmón rosado con langostinos sobre crema de limón y azafrán, cochinillo asado, carpaccio de salmón o de lomo y ensalada de frutos de mar.

Yo fui por la tarde a probar tragos, ya que tenía el dato de que la coctelería es excelente.

Clásico, sobrio, frecuentado por oficinistas, por su ubicación, pero ideal para una cita romántica.

Me queda por visitar otro día el restaurante Luciano, donde estuvo el Bazar Empire para ver si quedan rastros de él.

Mil puntos.

Un placer.

Objeto de mi colección de la sastrería



Porta cerillas

Objeto de mi colección del restaurante

Cenicero de cerámica de Clark's


Objeto de mi colección del bar



Hasta un nuevo post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario