Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

lunes, 2 de enero de 2017

7 Bar Notable: Cafe Nostalgia (1987)


Cafe Nostalgia
Desde 1987

Av. Coronel Diaz 1401 esq. Soler, las tipas (especie de árboles) se ven desde lejos


En la esquina de Soler y Coronel Díaz  se encuentra el café y bar Nostalgia que ocupa la ochava en la planta baja del edificio de siete pisos construido por el arquitecto R. Scarpelli.

 

En la zona de Palermo Viejo formada por las cinco esquinas de Av.Coronel Díaz, Soler, Honduras y Mario Bravo se encuentra este café que tiene el frente de carpintería de madera.

En la esquina de Coronel Díaz


Primeras  impresiones

Las mesas del exterior deberían ser acondicionadas y algunas reemplazadas. Las que se ven en la imagen despintadas (si es un decapé intencional no quedó bien).  Hay otras mesas plegables de pino no son de buena calidad.

Las sombrillas que están sobre Soler las vi descuidadas y las palomas se abalanzan en busca de comida.  Pero aún así la vereda es mejor que el interior, es linda si uno puede abstraerse del tránsito, que en esa esquina pasa demasiado rápido y suelen sentirse frenadas y bocinazos.

El interior es demasiado pequeño.  Las sillas son Thonet y las mesas de madera, la barra es grande, pero esperaba que estuviera más cuidado.  Nos quisieron ubicar en un lugar incómodo, preferimos la vereda.

No sé como era antes, pero desde la vereda he notado que el bar cedió parte de su edificio (la mitad) a una verdulería que está por Soler, por lo que el salón quedó demasiado pequeño o tal vez siempre haya sido así, pero convendría que lo ampliaran.

El cartel que indica que el bar es Notable está por Soler en un lugar poco visible, yo si fuera la propietaria lo destacaría más.


La ochava presenta una saliente a partir del primer piso que genera una marquesina natural.

Las ventanas también con carpintería de madera, una por Soler y la otra por Coronel Díaz, iluminan naturalmente el pequeño salón.


Vecino Notable

En Honduras 3784 se encuentra la casa que fuera del poeta Evaristo Carriego (1883-1912) escritor y amigo de Borges.  Hoy funciona como museo y biblioteca municipal.


Al lado de una columna hay un barril lleno de maníes invitan a servirse uno mismo.

Un detalle lindo

Esperando el pedido

Ravioles con salsa bolognesa

Ensalada Callas: queso feta de cabra, hojas verdes, nueces, pollo, tomates secos


Se puede comer ensaladas, pastas. Precio promedio  $ 120 (2016) por plato por persona. $120 una cerveza de litro.


Historia del bar


Antiguamente funcionaron una funeraria, una pizzería, una ferretería y dos fruterías, y desde 1987 el café Nostalgia.

Su primer propietario fue Hugo Chiesa, quien se inspiró en el diseño del local que ya tenía en Villa Gesell.

Beatriz de Pietro de Robles está a cargo del café desde diciembre de 1992, se trata de un negocio familiar.  Ella mantuvo la estética.  Colaboran sus hijos Fernando, Esteban y María Florencia y algunas mozas.


Conclusiones

La moza que atendió nuestra mesa fue amable aunque tiene un tono de voz elevado. 

Por $ 440 comimos con bebida, vino, pan y dos agua minerales dos personas.

La ensalada estaba bien, los panes también aunque escasos, tostaditas deberían servir más. 

Para acompañar trajeron queso fundido en lugar de manteca (lo cual se agradece) aunque prefiero los lugares que hacen un dip especial.

No cuesta nada poner floreritos, detalles agradables a la vista.

La ensalada fue abundante y con productos de buena calidad teniendo en cuenta el precio y la pasta escasa, son necesarios un par de ravioles más.  Los vinos los pedimos por copas, ambos (el malbec y el chardonnay) estaban bien.  Destacada estuvo la salsa bolognesa que acompañó los ravioles.

Un error a  mi criterio es que no hay diferencia de precio entre una ensalada y otra. Unas 110, otras 120 y 130 y una ensalada simple y sencilla no puede costar casi igual que una con queso griego y completa.

Lo mismo pasa con las pastas.  Unificaron la carta para que la gente gaste parejo, pero es injusto.

Tardaron demasiado en traer los platos pero la comida es casera y natural.

Recomiendo para tomar una cervecita con maníes en la vereda con amigas, ideal para charlar sin apuro en una noche de verano.

Imagino también que debe ser lindo el interior en el invierno, en un día lluvioso, para refugiarse a leer un libro si no hay nadie, porque al ser chico es ruidoso.

Le falta personalidad a la decoración. Son un Bar Notable, uno espera más.

No estaría mal que los individuales contaran la historia del lugar para que la gente sepa por qué fue declarado Notable, porque yo misma no lo sé.

Correcto, no defrauda.  A mí me faltó algo. Siempre espero más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario