Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

sábado, 26 de marzo de 2016

11 Bar Notable: The New Brighton (2007) (5)


Bar The New Brighton
El Bar Notable más lindo nacido como sastrería
Fue la Sastrería The Brighton entre 1908-1976 y el restaurante Clark's II (1978-2002)

En 1908 fue inaugurada la sastrería The Brighton en Sarmiento 645.  La sastrería cerró definitivamente sus puertas en 1976.  Desde 1978 funcionó  allí el restaurante Clark’s II hasta su cierre en 2002.  Desde 2007 es The New Brighton, declarado Bar Notable por su belleza e historia.  Conserva el ambiente de la belle époque, con vitrauxs y madera tallada.  Al lado, compartiendo hall y edificio, estuvo el Bazar Empire (en el 641/3 de la misma calle) y hoy ocupa ese lugar el restaurante Luciano. 

Sarmiento 645


Entrada al restaurante

La sastrería The Brighton fue el lugar preferido por los porteños elegantes a la hora de elegir sus prendas a principios del siglo XX y por muchos años.  Elegida por las familias más ricas de la Ciudad que seguían la moda británica.  Abrió sus puertas en 1908 y funcionó hasta 1976 en el mismo lugar.

Se convirtió, dos años más tarde en el coqueto restaurant Clark’s II (que preservó los interiores y el encanto original), hasta que debido a la crisis económica de 2002, tuvo que cerrar.  Mientras estuvo abierto fue el restaurante elegido por los hombres de negocios.

Su actual dueño, en honor a la sastrería, en 2007 abrió un bar/restaurante y lo llamó The New Brighton, respetando también el interior y manteniendo la calidad y distinción.

La calle Sarmiento todavía se llamaba Cuyo cuando la sastrería estaba en su apogeo.  El local resistió bien el paso del tiempo. Los biselados y esmerilados permanecieron intactos. 

Antiguo nombre de la calle incrustado en el piso


Dos años después del cierre de la sastrería, el 3 de junio de 1978, en el mismo local abrió sus puertas Clark`s II, Oyster Bar y Restaurant. Tenía una excelente cocina.  Entre sus especialidades se destacaban la langosta Thermidor, la langosta fría con salsa mousseline, el pato a la pimienta verde, las ostras y la carne de cordero con salsa de menta. 

En noviembre de 1984 el restaurante recibió el Diploma del Museo de la Ciudad como testimonio de la memoria ciudadana y en 1997 fue distinguido como "Mejor Restaurant de Negocios de Buenos Aires". En 2002 cerró.

Luego de cinco años, Fermín González, "el gallego" (un español que llegó a nuestro país en los 70 y propietario del vecino Bar Paulín, ubicado a pocos metros de donde estaba Clarks y cuyo bar se hizo conocido por sus famosos sándwiches), decidió hacerse cargo.  Gracias al éxito de Paulín pudo adquirir, reciclar y reabrir el restaurante al que denominó: The New Brighton.  González recuperó el sitio, pudo devolverle su esplendor y hasta tuvo la buena idea de reciclar el nombre de la sastrería.

Sigue abierto


El interior mantiene la elegancia que uno supone tuvo la sastrería.  Se pueden ver las huellas de la sastrería en los nombres que permanecen en cada sector.  Podemos imaginar las perchas, los estantes, la ropa y a los hombres eligiendo corbatas, trajes, sombreros y moños.

Todo es bello, rico y el trato es excelente

La barra, es una magnífica pieza de madera tallada y los tonos utilizados recuerdan los pubs irlandeses.

Lamentablemente no logra apreciarse bien en la foto, pero a ambos lados del bar, en los extremos superiores, hay dos adornos que donó el príncipe de Gales en su visita a la sastrería.

En 1925, Eduardo de Windsor (quien luego se convertiría en Eduardo VIII y que renunciaría al trono para casarse con la americana Wallis Simpson) visitó el local y como reconocimiento por el excelente servicio, obsequió al dueño de la sastrería dos esculturas que representan las tres plumas del emblema de Gales -que se pueden apreciar sobre la barra-, además de la estantería y la luminaria.

Boda de Eduardo VIII

Foto publicada por diversos sitios

Vitrina curva



Escalera que conduce al subsuelo donde hay otro salón más privado y se encuentran los baños


La separación parcial del salón brinda cierta intimidad para tener charlas sin que molesten las conversaciones ajenas


Huellas de la sastrería



Las arañas fueron donadas por el príncipe de Gales que en 1925 visitó el lugar

 Curvatura que lo hace único y a la vez sirve para brindar cierta privacidad al separar con delicadeza dos espacios

Vitraux en el techo que le da calidez al amplio salón

El piano de cola esperando a su músico

El antiguo "mueble cajero" original de la tienda The Brighton, con vidrios curvados con el escudo del Principado de Gales grabado sobre el cristal, uno de los tesoros de la casa.


El menú es extenso y tradicional, con platos como lomo Brighton con champiñones, panceta, paté y envuelto en hojaldre, salmón rosado con langostinos sobre crema de limón y azafrán, cochinillo asado, carpaccio de salmón o de lomo y ensalada de frutos de mar.

Yo fui por la tarde a probar tragos, ya que tenía el dato de que la coctelería es excelente.

Clásico, sobrio, frecuentado por oficinistas, por su ubicación, pero ideal para una cita romántica.

Me queda por visitar otro día el restaurante Luciano, donde estuvo el Bazar Empire para ver si quedan rastros de él.

Mil puntos.

Un placer.

Objeto de mi colección de la sastrería



Porta cerillas

Objeto de mi colección del restaurante

Cenicero de cerámica de Clark's


Objeto de mi colección del bar



Hasta un nuevo post.

10 Bar Notable Florida Garden (1962) (6)


Florida Garden
"La identidad de una esquina"


Iició su actividad en 1962 en el mismo local donde se encuentra hoy.  En esa vereda impar de Florida al 800 hay tres edificios emblemáticos: el Centro Naval, Harrods y el del Florida Garden.


Florida 899 Retiro

Amplia fachada vidriada, puertas con manijones cobreados con las iniciales F y G caladas. Testigo y protagonista de los años sesenta, cuando Buenos Aires era un happening.

Florida era la calle de las galerías de arte. Al 900 de Florida, en la llamada "manzana loca", funcionaba la galería Wildenstein (Florida 914) y el mítico Instituto Di Tella, centro de investigación y experimentación creativa.

Decorado al estilo Art Nouveau, se destacan las columnas. La escalera en el centro del local, estructura de caño, escalones cubiertos con láminas de cobre, laterales de hierro con pasamanos de madera. La barra de madera y mármol, la pared detrás de ella de Travertino, todos materiales, importados de Gran Bretaña.

Los mozos de guardapolvo blanco atienden con sobriedad y cierta distancia a la clientela.  Fui por la famosa torta de chocolate pero el café, hecho con granos mezclados y molidos ahí mismo fue uno de los más ricos que probé.




Las mesas de madera, con tapa de travertino contrastan sobre el piso rojizo. 


La barra de la cafetería siempre está muy concurrida por hombres, a su lado el exhibidor con las tortas, la verdadera atracción.

En el nivel superior se realizan exposiciones de pintura y otros actos de interés cultural.

Por allí pasaron Sergio Renán y Vittorio Gasman (cada vez que pasó por Buenos Aires).  Borges hacía allí sus reuniones con periodistas y traductores o gente que deseaba pedirle algún tipo de colaboración.  Borges iba a muchos bares y me alegra pisar los mismos pisos que él pisó, sentarme en las mesas y mirar lo que tal vez él no pudo ver.  También el matrimonio compuesto por Beatriz Guido y Leopoldo Torre Nilsson, ella, autora de La Casa del Ángel que él llevó al cine.

También concurría la escritora Marta Lynch, varios actores y directores, entre ellos Norma Aleandro, Héctor Alterio y Alfredo Alcón.

Las especialidades son el sándwich Especial Florida Garden, con pavita, jamón, ananá, palmitos, aceitunas, huevos, morrones, ensalada rusa, salsa golf y pepinos; el Té con masas y el trago largo Florida. El clásico es el café en la barra, que lo sirven con un cuadradito dulce, bastante grande, de torta del día. 

En la estantería vi una escultura de Marta Minujín fragmentada, probablemente donada por la escultora que perteneció al Di Tella.


Objeto de mi colección





Hasta un próximo post...

sábado, 19 de marzo de 2016

9 Bar Notable: Café Roma (desde 1923 almacén)


Café Roma 


Anchorena y San Luis

Miraba desde afuera y veía a un mozo con delantal azul mirándome.  Luego supe que era Jesús, propietario del Café Roma, ubicado en la esquina de Anchorena y San Luis, en el barrio del Abasto. Atiende desde hace 66 años junto a su primo Laudino.  Imagino que en 1951 ambos eran muy jóvenes.  Llegaron de Asturias como tantos, pocos años después vino mi padre desde Pontevedra. miro a Jesús y veo a mi viejo. 

E1 edificio es de 1923 y en sus orígenes funcionó como almacén-bar como tantos de su época.  En el barrio de La Boca hay otro bar Notable llamado Roma, pero este es más humilde, este está mas solo, tanto que me conmovió.  

Entré y no había nadie. Le pedí permiso a Jesús para sentarme y por invadirle la soledad.  Le pregunté por qué era notable su café y levantó los hombros, dudó, dijo "no sé... acá vino gente importante, se dice que venía Gardel". Claro, la Casa Museo Carlos Gardel está pocas cuadras del café de Jesús.  Él no conoció a Gardel, se hizo cargo del Roma años después de la muerte del Zorzal.




Un gato se invitó a mi mesa y casi me pianta el sandwich, pero amo los gatos, ningún problema.   El bar tiene WIFI pero no dan ganas de estar conectado con otra cosa que no sea uno mismo, el tiempo, sus ancestros.  Es un bar para pensar, para mimar el alma.  El bar Notable menos pretencioso que he visto.  Pero lo vi tan desolado, temo no perdure.



Le pedí la carta a Jesús y se disculpó "no tenemos carta".  Le pregunté qué podía ofrecerme y me dijo "sandwiches de milanesa, de crudo, de matambre".  

Las mesas temblequean, las botellas están sucias, necesita una manito de pintura, decorarlo con esmero. Las sillas Thonet son el único lujo. 

Las baldosas son de la década del 40.

Le pedí un sandwich de crudo y una Coca Light (no escuchó lo de light). Disculpado Jesús.

Simple pero rico

Me lo trajo masticando una feta de jamón, me causó gracia.


En otra época iban actores porque había una escuela de teatro frente al Roma.  Se trataba de la Escuela de Teatro de don Pedro Aleandro, quien solía pasar por las tardes, a la salida de las clases junto a su esposa María Luisa Robredo y sus hijas: María Rosa Vaner y Norma Aleandro.  También pasó por allí Leonardo Favio y muchos otros jóvenes actores que se formaban en esa escuela.


Fue lugar de reunión de futbolistas.  El “canario” Pérez vivía cerca, lo acompañaban Grillo, Menéndez, Sanfilippo, Pastoriza etc. 

Tango, teatro, fútbol

.

No tendré ningún recuerdo para coleccionar del Roma, ni sobrecito de azúcar, ni ticket, ni servilleta con su nombre... nada, salvo que me sentí bien ahí, que viajé al pasado un rato. Casi nada.


Hasta un próximo post

domingo, 13 de marzo de 2016

8 Bar Notable: El Preferido de Palermo (1952 edificio data de 1885)

El Preferido de Palermo Bar Notable

Un bar que no no parece bar y que es histórico porque en frente vivió Borges (no me consta que el famoso escritor concurriera)

El Preferido tiene dos entradas, una la del restaurante (que históricamente era el bar) sobre la calle que hoy se llama Borges y otra por la ochava, que es un sector estilo restó, informal y moderno (que fue funcionaba antiguamente como almacén).  No es un bar del estilo que uno espera cuando busca un bar notable para visitar, un sitio conservado, con parroquianos del barrio donde poder disfrutar tranquilo un café y que haya sido frecuentado por personalidades históricas. Nada de eso hay acá.

Jorge Luis Borges 2108 C. A. B. A.

¿Esquina rosada en honor al cuento de Borges?

El exterior es lo único que se conserva original.

Lo definiría como un restó escolar, no se puede tomar un café tranquilo cuando los chicos lo llenan, tiene sillas incómodas altas, padres y alumnos quieren almorzar rápido para volver al colegio, por lo que resulta demasiado ruidoso en ese horario en el que tuve la mala suerte de concurrir  (el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires describe el mediodía en ese lugar como "muy animado") y si bien uno puede pedir un café, no lo disfrutarí.

  ¿Por qué lo distinguieron como Bar Notable? Misterio.  Bares antiguos hay muchos. Conozco varios con más historia y merecimiento. 


Fue inaugurado en 1952 (aunque el edificio data de 1885) por una pareja de asturianos cuyos descendientes continúan al frente del negocio. 

El edificio es de una sola planta y sus paredes son gruesas, las columnas y los frentes son de estilo italiano.

Cuando era almacén la gente acostumbraba a tomar un vermú mientras esperaba y posteriormente incorporaron comidas caseras a la carta.  El restaurante se especializa en cocina argentina-española.  

 El salón es pequeño, tiene parte de sus paredes revestidas en boiserie sencilla y un mostrador-barra  con un secador de copas, frascos de conservas y botellas.

El ex "almacén" comunica con el restaurante por una puerta. 
Ambas entradas poseen un farol a cada lado. Por Guatemala permanecen unas tipas antiguas. 



El asturiano Arturo Fernández, actual propietario, cuenta que desde principios del siglo pasado funcionó un almacén de ramos generales; su tío Germán fue el primero en llegar de España. Luego lo hizo su padre, Arturo Julián Fernández, con su mujer e hijos, llegó desde Luarca porque no tenía intenciones de ir a pelear a África.  Por los años cincuenta, su padre se hizo cargo de El Preferido.

Banderines de Boca y de Huracán. Una foto deja constancia de la visita del actor Imanol Arias.

Se puede comer sándwiches de jamón crudo, longaniza y cantimpalo, tapas, picadas.  Al mediodía algunas de sus especialidades en el restaurante son: callos gallegos o a la madrileña, lentejones a la asturiana, arroz a la valenciana, puchero mixto y los sábados, la clásica fabada asturiana, pero los precios dicen que son caros.

En la manzana de en frente Jorge Luis Borges (1899-1986), ubicó La Fundación Mítica de Buenos Aires: Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga, la manzana donde vivió.
Los Borges vivieron en esa cuadra de Serrano (luego cambió su nombre en honor al escritor), en la casa del 2135 entre 1901 y 1914.  Fue allí donde el niño Jorge Luis tradujo a los 10 años obras de Oscar Wilde, los hermanos Grimm y Las mil y una noches, y donde a los 13 vio publicado su primer cuento El rey de la
selva. 

Si es histórico, no lo conservaron

Me senté y me fui, los gritos de los chicos, los colores estridentes y la falta de atención me impulsaron. Las sillas altas, cómodas para escolares a mi me incomodaron.
Y como no quería almorzar en el restaurante de al lado sino tomar un café tranquila, me fui desilusionada. 


sábado, 12 de marzo de 2016

7 Bar Notable: Cafe Nostalgia (1987)


Cafe Nostalgia
Desde 1987

Av. Coronel Diaz 1401 esq. Soler, las tipas (especie de árboles) se ven desde lejos


En la esquina de Soler y Coronel Díaz  se encuentra el café y bar Nostalgia que ocupa la ochava en la planta baja del edificio de siete pisos construido por el arquitecto R. Scarpelli.

 

En la zona de Palermo Viejo formada por las cinco esquinas de Av.Coronel Díaz, Soler, Honduras y Mario Bravo se encuentra este café que tiene el frente de carpintería de madera.

En la esquina de Coronel Díaz


Primeras  impresiones

Las mesas del exterior deberían ser acondicionadas y algunas reemplazadas. Las que se ven en la imagen despintadas (si es un decapé intencional no quedó bien).  Hay otras mesas plegables de pino no son de buena calidad.

Las sombrillas que están sobre Soler las vi descuidadas y las palomas se abalanzan en busca de comida.  Pero aún así la vereda es mejor que el interior, es linda si uno puede abstraerse del tránsito, que en esa esquina pasa demasiado rápido y suelen sentirse frenadas y bocinazos.

El interior es demasiado pequeño.  Las sillas son Thonet y las mesas de madera, la barra es grande, pero esperaba que estuviera más cuidado.  Nos quisieron ubicar en un lugar incómodo, preferimos la vereda.

No sé como era antes, pero desde la vereda he notado que el bar cedió parte de su edificio (la mitad) a una verdulería que está por Soler, por lo que el salón quedó demasiado pequeño o tal vez siempre haya sido así, pero convendría que lo ampliaran.

El cartel que indica que el bar es Notable está por Soler en un lugar poco visible, yo si fuera la propietaria lo destacaría más.


La ochava presenta una saliente a partir del primer piso que genera una marquesina natural.

Las ventanas también con carpintería de madera, una por Soler y la otra por Coronel Díaz, iluminan naturalmente el pequeño salón.


Vecino Notable

En Honduras 3784 se encuentra la casa que fuera del poeta Evaristo Carriego (1883-1912) escritor y amigo de Borges.  Hoy funciona como museo y biblioteca municipal.


Al lado de una columna hay un barril lleno de maníes invitan a servirse uno mismo.

Un detalle lindo

Esperando el pedido

Ravioles con salsa bolognesa

Ensalada Callas: queso feta de cabra, hojas verdes, nueces, pollo, tomates secos


Se puede comer ensaladas, pastas. Precio promedio  $ 120 (2016) por plato por persona. $120 una cerveza de litro.


Historia del bar


Antiguamente funcionaron una funeraria, una pizzería, una ferretería y dos fruterías, y desde 1987 el café Nostalgia.

Su primer propietario fue Hugo Chiesa, quien se inspiró en el diseño del local que ya tenía en Villa Gesell.

Beatriz de Pietro de Robles está a cargo del café desde diciembre de 1992, se trata de un negocio familiar.  Ella mantuvo la estética.  Colaboran sus hijos Fernando, Esteban y María Florencia y algunas mozas.


Conclusiones

La moza que atendió nuestra mesa fue amable aunque tiene un tono de voz elevado. 

Por $ 440 comimos con bebida, vino, pan y dos agua minerales dos personas.

La ensalada estaba bien, los panes también aunque escasos, tostaditas deberían servir más. 

Para acompañar trajeron queso fundido en lugar de manteca (lo cual se agradece) aunque prefiero los lugares que hacen un dip especial.

No cuesta nada poner floreritos, detalles agradables a la vista.

La ensalada fue abundante y con productos de buena calidad teniendo en cuenta el precio y la pasta escasa, son necesarios un par de ravioles más.  Los vinos los pedimos por copas, ambos (el malbec y el chardonnay) estaban bien.  Destacada estuvo la salsa bolognesa que acompañó los ravioles.

Un error a  mi criterio es que no hay diferencia de precio entre una ensalada y otra. Unas 110, otras 120 y 130 y una ensalada simple y sencilla no puede costar casi igual que una con queso griego y completa.

Lo mismo pasa con las pastas.  Unificaron la carta para que la gente gaste parejo, pero es injusto.

Tardaron demasiado en traer los platos pero la comida es casera y natural.

Recomiendo para tomar una cervecita con maníes en la vereda con amigas, ideal para charlar sin apuro en una noche de verano.

Imagino también que debe ser lindo el interior en el invierno, en un día lluvioso, para refugiarse a leer un libro si no hay nadie, porque al ser chico es ruidoso.

Le falta personalidad a la decoración. Son un Bar Notable, uno espera más.

No estaría mal que los individuales contaran la historia del lugar para que la gente sepa por qué fue declarado Notable, porque yo misma no lo sé.

Correcto, no defrauda.  A mí me faltó algo. Siempre espero más.


sábado, 5 de marzo de 2016

6 Bar Notable Bar El Progreso (1911)


El Progreso 

Detenido en el tiempo

Desde el siglo XVII comenzaron a instalarse en el lugar barracas y construcciones precarias  para almacenar cueros y otros productos que entraban o salían de la ciudad por el Riachuelo. Nacía Barracas.   El Progreso (1911) fue remodelado respetando el estilo. Clásica puerta vaivén.


Av. Montes de Oca 1700 esq. California  Barracas 

Inaugurado en 1911

En la esquina de la Av.Montes de Oca y California se encuentra el bar tradicional del barrio de Barracas.

En la planta baja dun edificio de dos plantas construido en 1911 por los arquitectos Emilio Hugue y Vicente Colmegna, autores también de la Casa Moussion (ex Bazar Dos Mundos en Callao y Sarmiento, todavía en pie) entre muchas obras más.

El interior es amplio, las mesas están separadas (adoro eso), las paredes revestidas en boiserie.

La barra-mostrador de madera con heladera tienta, el grifo en forma de cisne atrae.

Hay algunas fotos del barrio, de la época de la construcción del puente Pueyrredón. 

Fue frecuentado por Angel Vargas, Angel D'Agostino, Juan D'Arienzo, Julio de Caro, Quinquela Martin  y Alejandra Pizarnik.

En California todavía se ven  las vías del tranvía, por donde andaban el 74 que iba desde el Correo Central hasta Gerli y el 10 que iba de Plaza Italia a Sarandí.


Sobra espacio. Si algo no hay en este bar es apuro.


Ventanas de madera tipo guillotina altas.  Boiserie.  Piso original, mesas y sillas antiguas. 

Recuerdos, fotos que cuentan historia del barrio.

La registradora ya no funciona

Sobre la pared, detrás del mostrador, botellas. 

María Licinia Tomás de Moreno, su propietaria, llegó hace años, cuando tenía 26, con su marido Aureliano Moreno y su pequeño hijo César Moreno Tomás. Venían de Asturias, Villaviciosa. 

Aureliano y María se hicieron cargo del bar. Trabajaron sin francos ni vacaciones. Aureliano falleció hace algunos años. 
.


 Nota: Hay otro bar El Progreso, en el Abasto. Está ubicado en la calle Anchorena 529 en C.A.B.A. En este lugar cantaron Gardel, Tita Merello y otras figuras del tango. Conserva el mostrador original. Sin embargo no es un bar notable.