Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Negocios Antiguos: Fábrica de Cigarrillos Particulares ( julio de 1922) * (1)


Fábrica de Cigarrillos Particulares 


Monte Dinero (hoy Beláustegui) 2751 Villa Santa Rita

 Su nombre se debía a que los cigarrillos los hacían por encargo.

Virginio Francisco Grego nació en Chivilcoy y fundó el 1 de julio de 1922 la empresa “Manufacturera de Tabacos Particulares”.  Preparaba los cigarrillos a mano con su hermano Angel y su amigo Enrique Ghiozzi en un pequeño local en Provincias Unidas 2902 (hoy Juan Bautista Alberdi, la avenida llevó aquel nombre entre 1893-1919).  Hoy en ese lugar hay un local de Muros Propiedades. Contaba en ese entonces con un par de máquinas de elaboración manual, que producían dos cigarrillos por vez.  Fue un éxito aún durante la crisis del 30, por lo que la fábrica debió mudarse varias veces.

Provincias Unidas 2902 (hoy Juan Bautista Alberdi esquina San Pedrito)


La esquina hoy


Av. Rivadavia 5881


Hoy hay un supermercado chino


Luego estuvo a pocas cuadras de allí en Cachimayo 98 (entre 1922/24)



Hoy hay una cochera  y el árbol que está en la vereda parece ser el mismo



Catamarca 470 (1925)


Hoy hay un comercio al lado de una escuela


Castelli 249

Hoy locales comerciales en Once


Monte Dinero (entre 1932/41)

Ocupó toda una manzana y fue una empresa de avanzada, una empresa adelantada a su tiempo en cuanto al trato hacia los empleados.  Poseía guardería para los hijos de las trabajadoras, consultorio médico, biblioteca y salas de reuniones.  Muchos vecinos de Villa Santa Rita encontraron trabajo en esta fábrica.  La guardería era una modernidad pero debió cerrarse porque el polvo del tabaco perjudicaba a los bebés.  A raíz de eso la empresa empezó a dar dos años de licencia con goce de sueldo a cada empleada que tuviera un hijo.

Como obsequio a los trabajadores regalaban unas libretitas o anotadores que contenían mensajes que Grego quería transmitir.  En este caso, daban  a conocer a los clientes cómo la fábrica trataba a sus empleados.  Decía que contaban con jornadas semales de 40 horas, a los conscriptos se les conservaba el puesto y recibían su salario, los enfermos y accidentados cobraban su sueldo, anualmente se distribuían utilidades entre los trabajadores y contaban con los sueldos más altos que pagaba la industria. 



Uspallata 2172 (1941/46)

A metros del Hospital Muñiz. Hoy hay empresas y lo que parecen ser casas tomadas- 

Luego volvieron a Monte Dinero aunque muy pronto pasó a llamarse Beláustegui 2701 (supongo que los años que estuvieron en Uspallata se debieron a que +estaban construyendo o remodelando la fábrica).

Monte Dinero se llamó así por Ordenanza del 27/11/1893 y Beláustegui Dr. Luis por  Ordenanza N° 13.589/1942. 

El establecimiento de Monte Dinero ocupaba la manzana comprendida entre las calles Monte Dinero (Belaustegui), Condarco, Terrada, y Deseado (hoy Remedios de Escalada de San Martín).

Esta fábrica estaba equipada con máquinas modernas.

Los Particulares venían en paquetes de 10 unidades y venían en tres variedades de tabaco negro: los Ultra Finos (fondo blanco letras coloradas y fondo blanco con letras verdes, ambos con distinto tipo de tabaco) y los Extra Livianos (fondo blanco con letras negras).

Además de Particulares fabricaban las marcas As de los Ases, Diferentes, Mirlo Blanco, Mosca Blanca, Samaritana y Tres Muchachas.

Cuando empezaron a fabricar los cigarrillos Particulares con filtro comenzaron a salir en paquetes de 30 unidades y más tarde, en paquetes marrón y rojo de 33.

En 1927 Grego solventó una escuela para mujeres adultas, el Instituto hoy lleva su nombre y está en la calle Directorio 2220 (al lado de Divanlito).



A partir de 1940 la empresa se convirtió en sociedad anónima y fabrican Gavilán (que tenía un conocido slogan "fume cigarrillos Gavilán, buenos de punta a punta"), La Tecla, Condal Especiales, Condal Boquilla de Oro, Diferentes, Orejanos, Rebeldes, Rubricados, Signo, Zorzal etc.

Las marcas Condal y Zorzal eran previamente prodicidas por la Manufactura Condal de Fernando Sanjurjo en la misma fábrica de la calle Uspallata 2172

Varias multinacionales quisieron comprarla.  Finalmente, en 1969 fue vendida a una empresa alemana llamada Reemtsma y a la fábrica P. Pando de Goya, producen los cigarrilloss Goya y empezaron a producir en el país su marca internacional R6, Reval, Waldorf y West.

Entre 1970-1972 su denominación fue Manufactura de Tabacos Particular Virginio F. Grego SA y producían Particulares 33, Particulares 36

En 1979 se fusionó con Massalín y Celasco (que a su vez había sido absorbida por Philip Morris Internacional).  La nueva empresa se llamó Massalín - Particulares y fabricó los productos Arizona y Colorados.

Alrededor de 1990 la marca fue vendida.

Actualmente en esa manzana hay un complejo de edificios.



Objeto de mi colección

Entre 1932 y 1941



Lleva el nombre de la calle Monte Dinero por lo que el objeto es anterior a 1942 





Hasta un próximo post.

Negocios Antiguos: Casa Tow (1917) (1) Banco Popular Argentino (1887) Citi Bank


Casa Tow, Banco Popular Argentino (hoy Citibank)

Casa Tow fue una sastrería fundada en 1917 por el comerciante estadounidense Martin Tow. Inicialmente tuvo su local en  la Galería Güemes y desde 1928 en la esquina de Cangallo (hoy Presidente Perón) y Florida.

Florida 183/199  Casa Tow 

Esta imagen es de dominio público porque el copyright de esta fotografía, registrada en la Argentina, ha expirado. 


Casa Tow en Florida 

Entre 1917 y 1928 tuvo su local a la calle en Florida 159. Durante algunos años, la Galería Güemes fue el edificio más alto de Sudamérica.

 La fachada de Casa Tow en la esquina de Cangallo y Florida fue remodelada en 1932 por los arquitectos Calvo, Jacobs y Giménez, y se demolió para construir el anexo del Banco Popular Argentino entre 1964 y 68.

Se tratababa de una esquina de grandes tiendas de ropa para el hombre, la mujer y los niños. Donde estuvo la sastrería es la sudeste.  En frente, en la esquina sudoeste y en la noroeste, estaba Gath & Chaves, la tienda y el anexo, respectivamente.  En la esquina noreste, el Banco Popular Argentino, (hoy HSBC), que iba a quedar chico y que al cerrar Casa Tow adquirió la esquina para construir su anexo.

Casa Tow en 1936 

Tow estaba casado, tuvo dos hijos, que estudiaron de manera privada Geografía e Historia y viajaban por el mundo con profesores particulares (dato del libro De las selvas a las catedrales: La apasionante historia de Juan Carlos Ortiz Escrito por Juan Carlos Ortiz). 

Gardel, ya famoso, se vestía en Casa Tow.

Una vez cerrada la tienda, el edificio que ocuparía su lugar sería el del anexo del Banco Popular, edificio que estaba en frente y que en sus orígenes estuvo en la calle San Martín.  El anexo fue edificado entre los años 1964-1968.  En 1996 el Banco Popular Argentino fue comprado por el Banco Roberts, que un año después fue absorbido por el HSBC.  Actualmente en la esquina noreste está el HSBC y en la esquina donde estuvo Casa Tow,  una sucursal del Citibank.


Historia del Banco Popular Argentino

El Banco Popular Argentino (fundado en 1887) había llamado en 1925 a un concurso de proyectos para la construcción de su casa matriz.  El ganador fue el de los hermanos Antonio y Alberto Vilar, y se inauguró en 1931, con una torre inspirada en La Giralda de Sevilla.

Con el tiempo fue necesaria la construcción de un edificio anexo, para lo cual fue comprada la esquina de en frente, donde estuvo casa Tow en Cangallo (Perón) y Florida.  El proyecto realizado en 1960 perteneció al arquitecto Mario Roberto Álvarez y al ingeniero Roberto Migliaro.

El edificio fue realizado con un estilo moderno, una torre retirada de la línea municipal de frentes, y separada de las construcciones adyacentes. Consta de 4 subsuelos, entresuelo, planta baja, entrepiso y 11 pisos altos.  Se construyó un túnel que cruza la calle Cangallo, conectó el subsuelo del anexo con el de la Casa Central. Dicen que las ex tiendas Gath & Chaves de en frente también estaban conectadas por túneles.


Objeto de mi colección de Casa Tow



Percha






jueves, 14 de septiembre de 2017

Negocios Antiguos: La Popular Fábrica de Cigarrillos (1874) (1)


Fábrica de Cigarrillos La Popular
de Juan Posse

Fue una de las primeras fábricas del país y una empresa modelo en el rubro tabaquero, con maquinarias de última generación y una producción importante para la época, se especializaba en cigarrillos negros.

México 3486 y Maza,  Almagro


Los comienzos de la industria nacional

Los primeros pasos de la industria nacional fueron los saladeros, que se habían instalado hacia 1810 en las zonas urbanas del país (Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos).

El ferrocarril contribuyó a desarrollar la industria y el comercio en el país.  En 1857 el Ferrocarril del Oeste, que salió de plaza Lavalle hacia y Floresta, fue el primero en funcionar en Argentina.

En 1874 Juan Posse fabricaba cigarrillos y no fue el primero en hacerlo, comenzó con un pequeño comercio y muy pronto su fábrica logró imponerse en el país.  

En 1876 se creó, por pedido del estadounidense Melville Sewell Bagley, la Oficina Nacional de Patentes y Marcas de Argentina.   El  27 de octubre de 1876 se le concedió la patente N° 1 a su invento, la Hesperidina, que surgió como un medicamento.  Así nació la empresa que lleva su nombre, productora de galletas y galletitas.

El 7 de febrero de 1887 se fundó la Unión Industrial Argentina, con 877 socios.



La historia del creador de La Popular

Como siempre, las historias me eligen. Una vez más una serendipia. Descubrí esta esquina de casualidad, iba manejando y vi el edificio de frente, antiguo, enorme, imponente, pero solo y abandonado,  con la cúpula desmantelada y el reloj detenido.  Paré en cuanto pude, anoté la dirección (porque ya me ha pasado anteriormente de olvidar las calles donde se encuentra lo que me asombra). Cuando pude, averigüé qué había sido ese gigante y me conmovió la historia.  Hoy la comparto.

El edificio que me atrajo había sido una importante fábrica de cigarrillos llamada "La Popular".  Su hacedor, Juan Posse, nacido en 1854, en la ciudad de Mercedes, República Oriental del Uruguay.


 Don Juan Posse:  mitrista (y masón?)


En el barrio de Almagro se instalaron varias fábricas de cigarrillos: Abdulla, De Reszke, (1932/40 en Sarmiento 3980 hoy supermercado Día); Tabacalera La Unión (1930 en Victoria 4251 actual Hipólito Yrigoyen) y Héctor Bertone y Cía. (1930/35 en Potosí 4234 actual Alsina, la dirección con esta numeración al menos, no existe más en Capital Federal), son algunos ejemplos. 


La vida de Posse

Nacido en una familia humilde, a los tres años de edad Posse llegó a Buenos Aires con sus padres, en compañía de su hermano mayor Salvador.  Un tío suyo también llamado Salvador fue uno de los fundadores del  Club del Progreso en el año 1852.

Hacia fines de `60 Juan trabajaba en una tabaquería. En 1879 se casó con María Teodora Dirube, hija de Bernardo y Josefa Salaverria, ambos de origen vasco francés . Don Bernardo era propietario del Café de la Amistad que estaba en "el bajo de la Alameda" (desde 1779 se tiene noticia de este bar). La Alameda es lo que hoy conocemos como Av. Leandro N. Alem, abierta por orden de Vértiz alrededor de 1780 y que también se llamó Paseo del Bajo y Paseo de Julio.  A mediados de diciembre de 1846 se colocó la piedra fundamental de la ampliación del paseo.  Asistió como madrina Manuelita Rosas y se enterraron en una urna medallas de oro, monedas de plata y cobre de diversas fechas entre el año 1644 a 1845.

El Café La Amistad fue uno de los primeros bares que tuvo Buenos Aires, otro fue el Almacén del Rey (con existencia documentada en 1764) y el famoso Café de Marcos (o Marco, en las actuales calles Bolívar y Alsina, donde se gestó la revolución en la primera década del siglo XIX).

El suegro de Posse también se dedicaba al comercio de tabaco, su empresa se denominaba La Capital, con domicilio en la calle San Martín 252 (donde hoy hay un edificio que dice en su frente "Pedro y Antonio Lanusse", edificio que data de 1922).   Esta actividad de su suegro favoreció a Don Juan en sus inicios y contribuyó a su crecimiento comercial.

El matriomonio Posse-Dirube tuvo cuatro hijos: Juan Carlos (1881-1941), Julio Cecilio (1883-1900), Rodolfo (1885-1963) y Alfredo Daniel (1895-1970).

Los Posse se mudaron a una vivienda situada en Piedad 2153 (hoy Bartolomé Mitre).  Hacia 1874 la familia se instaló en una casona ubicada en Florida y Lavalle (llamada por entonces ''del Parque''), casi frente a la famosa farmacia Murray.  Allí Posse atendía su propio negocio de tabaquería llamado ''La Popular'', una modesta cigarrería que fue creciendo en popularidad.  Comenzó con marcas como "Popular", ''La Catedral'', ''El Toro'' y ''El Plata''.  Competía con productos extranjeros, aunque dependía de la importación de materias primas.

Posse se plegó a la revolución mitrista y usaba la imagen del general Mitre en una de sus marcas, lo cual aseguraba el éxito del artículo.


La repatriación de los restos de San Martín

En 1880, el Presidente de la Nación, Nicolás Avellaneda, formó la Comisión Nacional de Repatriación para traer los restos del Gral. José de San Martín a nuestro país. 

En ella participaron personalidades de la política, empresarios y comerciantes de Buenos Aires, entre estos últimos se encontraba Juan Posse, quien viajó a Europa para realizar los trámites.

El transporte de guerra Villarino arribó al muelle de Las Catalinas (hoy Retiro) el 28 de mayo con los restos del Libertador. Juan Posse acompañó los restos .  El féretro fue colocado en una falúa especial remolcada por el vapor ''Talita'', y trasladado a tierra firme.

En la antigua plaza del Retiro una muchedumbre recibió los restos de San Martín.  Estuvieron presentes: Avellaneda, Sarmiento, Mariano Acosta, Roca, entre otros. El país estaba en medio de enfrentamientos políticos que culminarían en la Revolución de 1880 pero ese día se olvidaron por algunas horas de lo que los dividía.


Pleito con León Durán

Una de las principales tabacaleras porteñas, coetánea de La Popular, fue La Proveedora, propiedad del catalán Manuel Durán.  Fundada en 1876 se especializaba en cigarrillos colorados.

En 1882 Manuel viaja a Europa y deja con poder para administrar la empresa a su hermano León, quien decide fabricar cigarrillos negros.  La respuesta de Posse no se hizo esperar, en marzo de 1883 lanzó cigarrillos colorados.

La Popular investigó y acusó a La Proveedora de adquirir cigarrilos de La Popular, vaciarlos, utilizar su tabaco con la marca de ellos y rellenar los de La Popular con tabaco barato. Todo derivó en un juicio que en primera instancia benefició a La Popular y en última, dictaminó contra la empresa de Posse.


El éxito de la fábrica de Posse

En 1892 ''La Popular'' se convirtió en ''Fábrica de tabacos y cigarrillos Juan Posse y Cía.'' y funcionó con esa denominación hasta 1906.  Empleaba a más de 800 operarios.  Produjo las siguientes marcas: Bocayuva, Bohemios, Conscriptos, Cotillón, Crispi tabaco, Dos Estrellas, Krupp tabaco, La Hormiga, La Popular ( No 1 a No 8), Lesseps tabaco, Mar del Plata, Margarita de Savoia, Monte Carlo, Negros La Popular, Nuevos, Particulares, Patriotas, Pedro II tabaco, Pompadour, Republicanos, Rey del Mundo.

A partir de 1890 los cigarrillos ''La Popular'' fueron demandados en todo el país.  El negocio al menudeo resultó chico y Posse comenzó a dedicarse a la venta al por mayor.  La empresa tomó grandes proporciones.

Sus oficinas estaban en Rivadavia 1122 (entre Cerrito y Libertad), casi en frente de El Museo del Jamón,  con un personal de doce personas. 

En Callao 353 (entre Sarmiento y Corrientes), en el mismo edificio que había ocupado el Teatro Edén (inagurado en 1890, Callao 335/53, donde actuaba una compañía italiana de ópera), estaban los talleres de mujeres donde se fabricaban cigarrillos de tipo francés y tabacos finos.  Trabajaban 195 operarias doce horas por día.  La producción diaria rondaba los 280.000 cigarrillos diarios (20.000 cajillas de catorce unidades cada una). 

La fábrica principal se construyó en México esquina Maza.  Contaba con planta baja y tres pisos para albergar las distintas áreas: Administración General, Departamento de Despachos, Depósito, Envase, Maquinarias, Calderas, Laboratorio, Galpones de secado, Taller de Imprenta donde se imprimían mapas, retratos e historias de personajes y políticos de la época los cuales iban dentro de las cajillas de cigarrillos, regalo que se hacía a los consumidores. En total trabajaban en este edificio 600 personas.

Producían las marcas Arizona, Saratoga, Colorados y Caravanas.   Almacenaban en sus depósitos unas 600 toneladas de tabaco.  La fábrica podía abastecer de cigarrillos a toda la Argentina, con una producción de 350.000 atados diarios y empaquetaba 30 toneladas de tabaco en bolsitas.


La cúpula que coronaba la esquina, se destaca una estatua con un foco de luz eléctrica en
la mano derecha y un gran reloj. La figura no está más. 


Imagen tomada del sitio http://serdebuenosayres.blogspot.com.ar/2011/09/la-popular-compania-de-tabacos.html si molesta su difusión contactarse y la misma será removida.

Ese terreno donde Posse instaló la fábrica había pertenecido a Ramón Letamendi quien adquirió en 1832 una quinta, situada entre las actuales calles Independencia, Boedo, México y Liniers.  Allí explotó un horno de ladrillos.

Medio siglo después,  en 1892, Posse emplazó su fábrica que ocupaba un terreno de 4.600 m2, casi la mitad de la manzana.  De estilo grecorromano; fue diseñado por el arquitecto J. R. Sutton (constructor también del Palacio Hisrch, en Conde 2066, Belgrano).

Conde 2066, Belgrano


Malos tiempos

El jueves 10 de enero de 1900 en Mar del Plata Julio Cecilio Posse, de apenas 17 años, se ahogó y su cuerpo se perdió el mar.

El 4 de febrero del año 1900 la fábrica sufrió un incendio, pero estaba asegurada y el edificio pudo ser reconstruido en cinco meses.  El sábado 14 de julio en horas de la tarde inauguraban la nueva fábrica modelo.   Los invitados –atendidos por Juan y Salvador Posse- disfrutaron de un lunch servido por el Café de París (Confitería París?) y la orquesta de Furlotti se encargó de amenizar la fiesta. 

En diciembre de 1901 La Popular soportó una huelga y boicot liderados por sindicalistas anarquistas que reclamaban mejoras laborales. El boicot a La Popular fue declarado por la Federación Obrera Argentina (FOA), representación sindical del anarquismo.

Tres meses de huelga y Juan Posse se mantenía intransigente. Las ventas bajaron. La fábrica quedó prácticamente paralizada (sólo funcionaba una máquina a fines de diciembre).

Aquel incidente pronto pasó al olvido y Juan Posse continuó su marcha progresiva como industrial y hombre con relaciones en los círculos de poder.

A partir del año 1902 la familia Posse-Dirube y sus hijos se mudaron al edificio propiedad de doña Victoria Aguirre Anchorena, ubicado en la calle Victoria 536 (hoy Hipólito Irigoyen), casi frente al Cabildo,  hoy funciona allí el Ministerio de Defensa.

Los hijos de Juan Posse se casaron. Juan Carlos con María Encarnación Álvarez Castillo (Encarnita) y el menor, Alfredo Daniel, con Filomena América Emma Faussone. En su adultez, Rodolfo contrajo
enlace con Ercilia Dolores Fernanda Arana Wilson. 

Hacia 1906 ''Juan Posse y Cía.''  se conviertió en ''Sociedad Anónima'' y comienza a funcionar bajo la denominación de ''Compañía General de Tabacos''.  El gobierno nacional la autorizó el 9 de octubre a funcionar como sociedad anónima, quedando habilitada para realizar “toda clase de negocios en el ramo de importación, exportación, compra-venta, consignación y elaboración de tabacos, cigarrillos y ramos anexo”y "toda clase de operaciones inmobiliarias, comerciales, financieras o industriales relacionadas directa o indirectamente con el giro social”41. El decreto del Poder Ejecutivo fue publicado en el Boletín Oficial el 10 de octubre de 1906.  Esto fue importante ya que se empezaron a dedicar al rubro inmobiliario. 

La Popular, cerró tras un incendio en 1908.  The Argentine Tobacco Ltd., más conocida como Compañía Argentina de Tabaco (CAT), de capitales británicos, adquirió 19 empresas nacionales entre 1911 y 1912, una de ellas es la Compañía General de Tabacos que el 15 de junio de 1912 es autorizada a cambiar una vez más de denominación. La Compañía recibió antes una nueva compensación económica por el incendio del año 1900, como sucesora de la razón social Juan Posse y Cía.. El presidente Roque Sáenz Peña y el ministro de Hacienda, José M. Rosa, le conceden por decreto la suma de $ 40. 288, 17 m/n en concepto de devolución de estampillas destruidas en el siniestro.

CAT en 1911 continuó fabricando los cigarrillos Mitre, La Popular, Bohemios, Dos Estrellas, Bocayuva.



La ''Compañía General de Tabacos'' tenía su Oficina de Tierras de atención al público en la calle Esmeralda 309.  Luego la compañía introdujo modificaciones en sus estatutos, incluso el cambio de denominación por la de ''Compañía General de Tierras y Comercio'',  con fecha 21 de octubre de 1912. Esta nueva Compañía tenía su administración en la calle Cangallo 499 (esquina San Martín) 6º Piso.

Después de restaurado el edificio se instaló  allí la empresa tabacalera Massalin y Celasco, más tarde una empresa yerbatera, y un campo de deportes.  

La CAT en 1918 todavía producía las marcas de cigarrillos de la exfábrica de Juan Posse: los Mitre de 20 centavos, La Popular Nº 1, Bohemios, Dos Estrellas y Bocayuva de 10 centavos.


De tabacalero a terrateniente

El 16 de agosto de 1909 la ''Compañía General de Tabacos'' adquirió 759 hectáreas en el Partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires. Esas tierras eran propiedad de Antonina Cascallares (hija de don Antonio Cascallares), conjuntamente con otras muchas hectáreas que su padre había comprado en 1850.

La Compañía de Posse fundó una población en dicho lugar, para ello diagramaron un pueblo, subdividieron tierras y las lotearon.  Premiaron a los poseedores de 500 marquillas vacías de los antiguos cigarrillos ''Mitre'' de 20 y 30 centavos  con un lote y una casa de material. Se construyeron 60 casas y 1 chalet, conocidas  como ''las casas de la Compañía''. El pueblo nació  hacia fines de 1909 con el nombre de ''Villa Posse'', hoy es Mariano Acosta. 

Por esos años los principales accionistas de la firma eran don Juan Posse y sus hijos Juan Carlos y Rodolfo.

Posse luego de padecer varios trastornos cardíacos, falleció en Buenos Aires el 1º de octubre de 1915. Sus restos descansan en el cementerio de Libertad, en la bóveda de la familia Posse-Faussone. Tenía 61 años.

Su esposa y sus hijos continuaron administrando la Compañía y sus negocios hasta que finalmente fue puesta en liquidación por Decreto del Superior Gobierno de la Nación de fecha 8 de agosto de 1952. Los bienes y las tierras de la ex-compañía siguieron en poder de los hijos de don Juan Posse. 

La muerte de los herederos de Posse: Juan Carlos falleció en 1961, Alfredo en 1975 y Rodolfo en 1978. La última de la familia en fallecer fue doña Emma Faussone (esposa de Alfredo Posse) en el año 1982.  La gran familia no tuvo descendientes.

En 1966 la fábrica se trasladó a Donato Álvarez 1351 (hoy Carrefour) y quedó en desuso el edificio de la calle México.

En 1980 la empresa se fusionó con Manufactura de Tabacos Particulares V. F. Grego S.A. y Manufactura de Tabacos Imparciales S.A.  La compañía resultante se llamó Massalin Particulares S.A., y dominó el mercado nacional, con el respaldo de Philips Morris Internacional y Reemtsma Cigarretten Fabriken que en ese momento alcanzaba el 66% de las ventas locales de tabaco.

Se establecieron plantas en Corrientes, Rosario de Lerma (Salta) y depósitos en Misiones, Tucumán y Jujuy.


Quién tendrá la figura que coronaba la torre?

Imagen tomada del sitio http://parabuenosaires.com/san-telmo-la-ex-fabrica-de-tabaco-la-popular/ si molesta su difusión contactarse y la misma será removida.


Objeto de mi colección
Marquilla de cigarrillos Saratoga


Esta es la vida y la historia que rodeó a aquel hombre que fue pionero en la industria del tabaco, empresario exitoso, partidario de una causa política. 

Fue importante para escribir esta historia el libro Juan Posse, el Tabaquero Mitrista. Origen y Fundación de Mariano Acosta de Poggi, Horacio Enrique el cual recomiendo.



viernes, 8 de septiembre de 2017

Negocios Antiguos: Fábrica Nöel (1) (29/9/1847 -en 1994 comprada por Arcor)


Fábrica Nöel
 La primera fábrica de dulces del país.  Líder en la industria del chocolate y los dulces por muchos años

La Boca


Av Regimiento Patricios 1750, entre California y General Daniel Cerri, La Boca




Imágenes propias


Carlos Noel Echave nació en Guetaria (España) en 1804.

Al igual que muchos vascos, tuvieron que emigrar a América tras la derrota que sufrieron en la Primera Guerra Carlista (revolución en la que como coronel apoyó al rey Don Carlos).

Estuvo un tiempo en La Habana (Cuba).  Volvió a España, donde encontró a su esposa Micaela Lecuona Orrezola, muerta.

Habían tenido dos hijos: Benito (de un año cuando murió su madre) y Emilia, nacidos en Oyarzún.

Llegó a Montevideo en 1841 cuando esa cuidad y Buenos Aires vivían guerras civiles.  

Cuando llegó Noel, la industria criolla argentina se reducía a la explotación de los saladeros.  La producción agropecuaria todavía no se había desarrollado.  El mercado interno era chico.

 Pero Noel no se desanimó.  Vestido de frac, chaleco rojo y galera de felpa anunció a los vecinos la apertura de su empresa, en Cochabamba y Defensa (en esa esquina  tuvo un negocio otro gran empresaio, Canale).

Defensa y Cochabamba

Imagen publicada por diversos sitios

Algunos dicen que estuvo en Defensa y Europa (hoy Carlos Calvo).  Tal vez la confusión se deba a quen 1861 Carlos Noel presentó un proyecto para construir un mercado en "la Plaza del Comercio" delimitada por Defensa y calle del Comercio (Humberto Primo) y dos calles sin nombre aún. 

La planta del mercado estaba subdividida en 68 puestos, distribuidos de la siguiente manera: en doble hilera, 12 puestos sobre la calle Defensa; 24 sobre la calle del Comercio; 12 sobre el callejón sin nombre paralelo a Defensa; 22 sobre el callejón sin nombre paralelo a la calle del Comercio; y 8 puestos en el centro del mercado.  Se observan cuatro diagonales sobre las esquinas y un camino interior circundante a los puestos centrales. Sobre el mercado y las cuadras contiguas se indica la existencia de veredas. En el margen inferior del plano se indica: “Noel”, en referencia al solicitante. 




guia_digital_de_cartografia4de8.pdf

    Concluyo que la fábrica pudo haber estado efectivamente en la esquina de Defensa y Cochabamba y que algunos confunden la primer fábrica con el mercado. 

La fábrica de confites se llamó “El Sol”, tenía escasa competencia, apenas se podría mencionar la “Confitería de los Suizos” de Corrientes y Suipacha
(el Almacén Suizo de Barbieri Hnos abrió en 1870, en 1875 cerró y los nuevos dueños fueron Reibaldi y Gandini, que abrieron una pastelería) y una chocolatería ubicada en la calle Esmeralda .  

La fábrica comenzó produciendo dulces de frutas, y allí trabajaban obreros españoles, expertos en los secretos de cocina de su país, y obreros criollos que se especializaban en la creación de pasteles y dulces autóctonos.

Noel en persona inspeccionaba el proceso de fabricación y la compra de los ingredientes básicos como, limón, miel y algarroba, que adquiría en la feria a orillas del Riachuelo o cerca de la iglesia de San Telmo.  

El primer trabajo de su hijo Benito  fue en la pequeña fábrica de confites, de la que se hizo cargo en 1865, año en que falleció su padre.

Años más tarde, cuando sus productos ya se habían impuesto, se lanzó al cultivo de frutales para abastecer su producción. 

En 1871 compró la isla La Espera, en San Fernando y la preparó para el cultivo de frutas.

En los primeros tiempos, los dulces se vendían en puestos ubicados en la Recova y en los alrededores del Cabildo.  La empresa tuvo enorme éxito y muy pronto, amplió su oferta agregando la fabricación de caramelos, yemas y mazapanes. 

Uno de sus principales clientes fue Manuelita Rosas, la hija del gobernador, que contaba con la dulzuras de “El Sol” cada vez que organizaba una fiesta

En 1875, adquirió algunos terrenos en el barrio de La Boca, donde asentó la fábrica de dulces y chocolates. Dos años más tarde, con el nombre de Benito Noel y Cía. la empresa se convertiría en uno de los establecimientos más importantes de la industria.

A partir de su fundación fue un éxito, alcanzó la producción de 40 toneladas de dulce de membrillo en el año 1910. 

Benito Noel falleció en diciembre de 1916. Algunos dijeron que de tristeza, pues una semana antes había fallecido su mujer.

Una placa en el Cementerio recuerda al visitante: “No lo lloréis, imitadle!”:

Cuando la carroza fúnebre llegó a la esquina de Callao y Quintana, los obreros de la fábrica decidieron llevar el féretro a pulso hasta el interior del cementerio.

Carlos y Martín, hijos y continuadores de la obra de Benito, tuvieron actividades fuera de la empresa: Carlos fue intendente de Buenos Aires en los años 20', en la presidencia de Marcelo T. de Alvear, entre 1922 y 1927 y continuó a cargo de la empresa; Martín era arquitecto, estudió en París, hizo la fábrica Noel en La Boca en el año 1926, proyectó su propia casa, hoy Museo Fernández Blanco y se hizo cargo de la fábrica en otro momento.  .

 Carlos, diplomático y político que formó parte de la Unión Cívica Radial.



La fábrica

Hoy cerrada, prácticamente abandonada, la parte posterior es usada como garaje de micros. Dicen que se vendió hace poco, pero el edificio todavía está de pie y conserva el cartel de una inmobiliaria.

Carlos dirigió la fábrica de chocolates en La Boca.

Martín fue un gran arquitecto entre los años 20' y 30'. Desarrolló un nuevo estilo de arquitectura nacido de la combinación del Art Déco y el estilo neocolonial, con elementos precolombinos.  La variante estilística de Noel se llamó Neo Prehispánico.  Dejó muestra de su arte en el Palacio Noel, actual Museo de Arte Hispanoamericano Fernández Blanco (que fue su hogar), y en el pabellón argentino para la Exposición Ibero-Americana de 1929, en Sevilla.


Museo Colonial Isaac Fernández Blanco (Ex Residencia Noel) – Año 1922 – Suipacha 1422, CABA

 Pabellón Argentino para la Exposición Ibero-Americana (Sevilla)

Imagen tomada del sitio http://muchachillademediopelo85.blogspot.com.ar/2013/12/la-arquitectura-de-los-pabellones-de.html si molesta su difusión contactarse y la misma será removida.

Otras obras de Martín
  • Basamento del Monumento al Cid Campeador (Buenos Aires) — octubre de 1935 — CABA.
  • Hospital Policial Churruca – Año 1938 – CABA.
  • Restauración del Cabildo de Luján – Año 1917
  • Casa de Enrique Larreta en Belgrano (Museo)
Entre otras...

Martín no evidenció la misma capacidad en los negocios que la que tuvo en la arquitectura. La fabrica Noel se deterioró bajo su conducción.  Falleció en 1963. Martín Benito Noel fue su hijo y llegó a ser presidente de Boca en 1980. 

Durante el menemismo, con las privatizaciones de los años ’90, llegó el final para la fábrica Noel, pero eso no significó el final de la marca.

Así contaba y resumía un descendiente de la familia qué sucedió con la empresa en sus últimos años y como la política aceleró el proceso. 

"...EN EL LIBRO “HACER LA CORTE” DEL PRESTIGIOSO PERIODISTA HORACIO VERBISTKY. EN ÉSTE SE EXPLICA CÓMO LOS NUEVOS SOCIOS MAYORITARIOS DE LA FAMILIA NOEL, CREO QUE DE APELLIDO ROMEO, ASOCIADOS AL NARCO PRESIDENTE MÉNDEZ Y SU PRESTIGIOSA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA ENTONCES CONOCIDA COMO “LA MAYORÍA AUTOMÁTICA” DECIDIERON LA DESTRUCCIÓN DE LA QUE FUERA LA EMPRESA MÁS ANTIGUA DE LA ARGENTINA FUNDADA POR MI TATARABUELO EN 1847. ASIMISMO RECOMIENDO , A QUIÉN LE INTERESARA, LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN EL PERIÓDICO PÁGINA 12 POR DON JULIO NUDLER. ATENTAMENTE MARTÍN JORGE NOEL DNI 14.602.558"



http://www.recoletacemetery.com/?p=1243

En 1994 la marca fue adquirida por Arcor, que también compró Bagley.  




El logo de la compañía (una estrella) jugaba con el nombre de la familia y su asociación con la Navidad.

Detalle sobre la puerta de la fábrica



Objeto de mi colección


Nota que recomiendo leer  https://www.pagina12.com.ar/1999/99-11/99-11-20/pag04o.htm por Julio Nudler

domingo, 9 de julio de 2017

Negocios Antiguos: Café Brasil, Café Paulista, Copetín de Corrientes, Café Los Inmortales (antes de 1905-1915) (1) Pizzería Los Inmortales


Café Brasil, Café Los Inmortales
Pizzería Los Inmortales

A comienzos del siglo XX en la calle Corrientes 920/2 (casi esquina Suipacha) hubo un café llamado Brasil también conocido como Paulista (no confundir con el Paulista que estuvo en la calle Florida entre Perón y Sarmiento vereda Este).  En él cantó Carlos Gardel. Al lado se encontraba el bar El Germinal.   En una época se llamó Copetín de Corrientes pero pasó a la inmortalidad justamente como Los Inmortales.  Reunía a la farándula, estaba en la misma cuadra que el teatro El Nacional (construido en 1906).  Hoy hay en su lugar una sastrería llamada Cervantes



Don León Desbernats

Don León Desbernats, nació en Francia, llegó a la Argentina en 1892, cuando aún no había cumplido 15 años.  Su padre tenía una colchonería en la calle Artes, hoy Carlos Pellegrini.

Había viajado en el "La Plata". Le gustó el país y decidió quedarse.  Se casó muy joven. Tuvo dos hijos.  

León tuvo diversos trabajos en Buenos Aires.  Fué colchonero, después hizo bordados a máquina y más tarde se empleó como vendedor en la Gath y Chaves, donde tenía 90.000 corbatas a su cargo. Ambicioso, sostenía orgullosamente que podía vender "cualquier cosa".


La contratación

Don Calixto Milano adquirió el bar que iba a ser Los Inmortales por mil doscientos pesos. Allí se reunía la bohemia literaria, que resignaba la cena y la reemplazaba por las tertulias y una taza de café.

Durante años fue el refugio de periodistas, que iniciaban su recorrido noctámbulo en La Helvética de Corrientes y Florida donde el dueño era el ingles Eugenio Gerard.  Este lugar fue el primero de la zona céntrica donde tocó una orquesta de jazz.

Hacia fines de 1905, estando en Gath y Chaves, Calixto le ofreció el cargo de gerente del café al francés.  El "Café Brasil" no caminaba.

—¿Cuánto gana usted en Gath y Chaves? —le preguntó Calixto.
—250 pesos.
—Para mi es mucho dinero. Mi negocio no da para tanto.

Y para probar que no mentía, Milano le mostró los libros del café: las ventas en días de semana apenas llegaban a 12 pesos, que aumentaban a 18 pesos los sábados y domingos.

A León le gustó el "Café Brasil", y decidió aventurarse.  Aceptó 90 pesos mensuales, con la condición de que a los tres meses ganaría el triple y de que el sueldo iría mejorando en la medida que aumentasen las ventas.  Impuso como condición efectuar reformas en el local, las mismas se hicieron en 8 días y costaron 900 pesos.  Modificaron la fisonomía del café que hasta entonces ostentaba en una de sus vidrieras un retrato de Alberto Santos Dumont, el famoso aeronauta brasileño.  El "grano o molido" que vendía el Café Brasil llevaba ese nombre como marca: "Santos Dumont".


Los primeros "inmortales"

Desbernats mejoró el servicio. Buena atención, la limpieza y excelente calidad de la mercadería despachada. 

Pese al cambio, el "Café Brasil" siguió un par de semanas casi tan desierto como antes. La gente pasaba, miraba, veía sillas y mesas desocupadas y seguía de largo.

Hasta que un día entraron unos estudiantes con más hambre que dinero.  Confesaron al mozo que los atendió que no tenían plata y pidieron "crédito" para tomar "un completo" cada uno.  El mozo transfirió el problema a don León y éste se acercó, sonriente a la mesa.

—Pueden servirse y volver.  Paguen cuando tengan.  Y no dejen de hacer propaganda a la casa.

Los estudiantes volvieron muchas veces. Algunos pagaron sus deudas y otros quedaron como deudores eternos, pero todos hicieron propaganda.

El "Café Brasil" dejó de mostrar apariencia de desierto y poco a poco, a la vista de las mesas ocupadas, los empleados de la zona comenzaron a confirmar la excelencia de su "completo".  A los dos meses estaba "lleno" y eso sucedía a diario.  El negocio marchaba.

El nuevo socio servía a los artistas un copioso desayuno por 15 centavos.  Los beneficiarios sostenían que, gracias a esa generosidad, ellos serían "inmortales".  Para Florencio Sánchez, la inmortalidad de la mayoría de los concurrentes habituales era la del milagro de subsistir sin comer.  Don León bautizó Los Inmortales al bar.

Los primeros "inmortales" fueron entre otros Florencio Sánchez, Evaristo Carriego, Héctor Pedro Blomberg, Mario Bravo, Carlos M. Pacheco y Edmundo Guibourg.  Don León no sospechaba, siquiera que asistía a la formación de un nuevo y pequeño grupo olímpico.  Por Florencio Sánchez y Evaristo Carriego don León mostró siempre predilección, los invitaba a comer pucheros en un restaurante vecino.

A los primeros "inmortales" siguieron otros.  Allí podía verse a José Ingenieros, Roberto Payró, Alfredo L. Palacios, Gregorio de Laferrére, Ángel de Estrada, Horacio Quiroga, Manuel Gálvez, Ricardo Rojas, Enrique García Velloso, Jacinto Benavente, Enrico Caruso, Tita Ruffo, Jean Jaurés, Ramón del Valle Inclán y fueron concurrentes, Rubén Darío, Charles de Soussens, Carlos de la Púa, Elías Alippi, César Ratti, Agustín Magaldi, Pedro Noda, Ernesto Famá, Francisco Canaro, Pichuco, Edmundo Rivero, Juan D´Arienzo, entre otras famosas figuras.

La única mujer era Ángela Tesada, conocida actriz que inspiró grandes pasiones y fue tal vez, la primera mujer que en Buenos Aires se animó a fumar en público.

Según todos los testimonios, el "Café Brasil" cobró rápida notoriedad y siempre podía verse a don León con sus suaves modales, atento y cortés con todo el mundo y encantado de poder auxiliar a los más necesitados.

Monsieur León era un inmortal silencioso, de "los que callan". 

En  "Los Inmortales" se gestó la fundación de la Sociedad Argentina de Autores, que a través de diversas etapas pasó a ser la actual Argentores, si bien la entidad nació en la casa de Enrique García Velloso, el 11 de setiembre de 1910.  Mientras los empresarios y a veces los actores ganaban fortunas, los autores se morían de hambre.

La gloria del café fué breve. Acabó tan pronto como don León Desbernats lo abandonó. Y acabado el brillo de una década, el café  de "Los Inmortales" cerró sus puertas.


El viaje de León

Don León Desbernats dejó "Los Inmortales" el 30 de mayo de 1915. Había estallado la Primera Guerra Mundial y don León quiso cumplir con su deber en la defensa de Francia.  Con su familia -mujer y dos hijos- se embarcó en el "Garibaldi" de regreso a Europa, navegando a oscuras hasta Dakar para eludir a los submarinos alemanes.  Tardó 30 días en llegar a Génova.  En Italia se enfermó y se instaló en la aldea de Condobe, tardó 10 meses en reponerse.  Recuperado, siguió viaje a Francia. 

El regreso de Don León

En 1919 retornó a la Argentina, donde casi todos los amigos lo creían muerto. Volvió con la familia, menos su hijo Emilio, que quedó en Francia.  Un periodista del viejo grupo de "Los Inmortales" se alegró al encontrarlo y publicó en "La Montaña" una nota con el titulo "Don León en Buenos Aires", lleno de referencias cariñosas para el francés protector de artistas y escritores.

Don León se empleó de nuevo en Gath y Chaves como vendedor de perfumería, puesto en el que permaneció solamente medio día, porque a su jefe le molestó su aire risueño. Pasó a juguetería y después renunció.

Se hallaba sin trabajo cuando encontró a un amigo que le dijo que fuera a ver a don Pedro Robertie, propietario de la cadena de casas de venta de café "A los Mandarines".  Don Pedro Robertie le hizo examinar distintas clases de café, comprobando los conocimientos de León Desbernats en la materia y le dio trabajo.  Esto era en febrero de 1920. Desde entonces se produjo el gran crecimiento de la empresa. 

Nuevo viaje a Europa

En 1938 viajó de nuevo a Francia con los suyos, radicándose en la casa de la familia, en los Pirineos. Lo sorprendió la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana de Francia. "Aquello fué muy duro", dijo don León.  Para sobrevivir, sembraban papas y soja "más nutritiva que la carne". Su hija Lina arrancaba las papas con las manos, debajo de la fría superficie de la tierra. A veces se alimentaban con una harina de mala calidad.


Vuelta a Buenos Aires

Don León regresó a la Argentina en abril de 1946, feliz de encontrarse en "El Recuerdo", la quinta de San Miguel en la que el jardín y el huerto eran cultivados con sus manos. 

Cerca del lugar donde funcionó el café —no exactamente en el 920 de Corrientes—, una placa de bronce colocada en 1951 por el Club Amigos del Teatro dice en homenaje al Café de los Inmortales que fué "lugar de gesta de una gran cultura artística argentina".



Pizzería Los Inmortales desde 1951

Los fundadores fueron Felipe Fiorellino y Francisco ''Chiche'' Di Ciancia


Av. Corrientes 1369


En 1951 abrió sus puertas, en Corrientes 1369 una pizzería que se convirtió en un clásico de Buenos Aires.  Los propietarios pudieron reunir el sabor casero que comían en sus casas natales italianas con el espíritu tanguero de la noche porteña.  Para ello se inspiraron en el ambiente del legendario café Los Inmortales, que a principios del siglo XX nucleaba a los artistas de la Corrientes angosta. La pizzería tomó el nombre del café y se convocó a las figuras del cine y del teatro para que probaran sus exquisiteces.

La familia fundadora era originaria de Italia, mas precisamente Castronovo, ciudad cercana a Nápoles (donde nació la pizza).  Uno de los personajes de esta familia y fundamental para esta pizzería fue Doña Rosa, una especialista en pizzas.

Al migrar a nuestro país junto su marido, Vicente di Ciancia, y sus hijos (Francisco, Adela, Américo y José), Doña Rosa continuó perfeccionando sus recetas y deleitando a familiares y amigos.

Su hija Adela se puso de novia con Felipe Fiorellino, un joven proveniente de una familia de bajos recursos que ya a los diez años trabajaba como repartidor de carne y lustrador de zapatos.

La simpatía de Felipe era tal que al poco tiempo de comenzar su relación con Adela, tanto Doña Rosa como el resto de sus hijos comenzaron a forjar una relación muy cercana con él. Entre ellos especialmente, Francisco o ''Chiche'' como lo solían llamar.  Ambos comenzaron como socios a experimentar el mundo de los negocios y abrieron un café & restaurant que dio origen a ''Los Inmortales''.

En un principio, Los Inmortales no preparara pizzas y la situación financiera no era buena.  Frente a esto, ambos amigos y socios le propusieron a Doña Rosa que les preparara sus pizzas a la piedra.

Una generación de escritores, artistas y bohemios volvió a congregarse en sus mesas. Muchos de esos artistas están retratados en las galerias fotográficas de la pizzería.

Por sobre el mostrador, al fondo del local, se destaca el mural pintado en 1955 por Carlos Leonetti, que muestra a Carlos Gardel, de pie y sonriente con galera y bastón, delante de una perspectiva de la Av. Corrientes con la vista del Obelisco, un símbolo porteño.  Por sobre la fachada del local, sobre Corrientes casi Uruguay, un gran cartel repite la imagen pese a que Gardel murió antes de la construcción del Obelisco. Leonetti pintó el mural en la terraza de la pizzería.

Concurrieron Liza Minelli, Charles Aznavour, Iris Marga, Aníbal Troilo y Marcello Mastroianni entre otros.


Objeto de mi colección



Posterior a 1986

En ese año se abrió la sucursal de Lavalle