Este blog no tiene un fin económico. Rescato objetos del olvido. Escribo sobre la Ciudad, sus comercios antiguos, su historia, sobre personas que ya no están y sobre lo que dejaron. Si algún comentario mío molestara a alguien, contactarse y el comentario será eliminado.

lunes, 22 de mayo de 2017

Bar Notable Confitería Ideal (1912) (4)


Confitería Ideal
Fundado por Manuel Rosendo Fernández,  inmigrante español nacido en Pontevedra.  Elegante edificio de dos plantas obra de el ingeniero C. F. González. 

Cerrada por reformas 2016

Inaugurada en 1912 fue testigo de la belle époque de Buenos Aires.  Edificio elegante, fachada de granito gris y farolas de bronce.  En el interior, un gran salón.  Confitería en la planta baja recubierta con boiserie de roble de Eslavonia y mobiliario Thonet.  En el primer piso el salón de baile, especialmente tango.  Decoración barroca.  Columnas de estuco (falso mármol), lámparas y espejos. Aún conserva el palco que utilizaba la orquesta de señoritas.  Aquí Madonna tomó clases de tango para utilizarlas en escenas de la película Evita.  


Suipacha 384




Muchos detalles de prestigio de la Ideal.  El acceso está enmarcado por dos óvalos de bronce con una flor de lis cada uno, representación heráldica del lirio. Farola de bronce, dos bellas marquesinas de vitraux, su única pérgola evoca a París.  El primer piso, un balcón con balaustrada y farolas iguales a las de planta baja.  A ambos lados del balcón dos ventanas semicirculares, con cristales repartidos, sobresalen respecto de la línea municipal.  Más arriba, una gran flor de lis.  En la planta alta funcionó el salón de fiestas de la Ideal.

Acá se filmaron escenas de películas como Los chicos crecen con Luis Sandrini; Evita de Alan Parker con Madonna como protagonista o Tango de  Carlos Saura.

La Ideal, el Tortoni y Las Violetas siguen abiertas, la Del Molino está siendo restaurada, la Richmond, la París, la Del Gas y la Del Águila ya no están. 

La Ideal fue el escenario ideal del café society frecuentada por notables personajes.  Varios presidentes Argentinos y todos los funcionarios de jerarquía disfrutaron de su “Copetin” en la Ideal.

Artistas, escritores, pintores, y músicos de todas las épocas fueron sus habituales clientes. El presidente Hipólito Yrigoyen, mandaba a comprar palmeritas en la década del veinte, y el doctor Arturo Illia la frecuentaba. Visitantes, como Maurice Chevalier, María Félix, Vittorio Gassman estuvieron allí.

Los sándwiches Porteño, con forma de rombo, y Lucerito con pan brioche, jamón y huevo duro eran los más solicitados a fines de los cincuenta. En esa época, los sábados se cerraba después de las dos de la mañana, luego de recibir con sus especialidades al público que salía de los cines vecinos. Los domingos conseguir una mesa era tarea difícil.

Entre las 4 y las 6 de la tarde se llenaba de muchachas que trabajaban en las oficinas cercanas iban a tomar el té después del horario de trabajo. Los Sábados eran habituales las despedidas de solteras.

Con el paso del tiempo se adaptó a los gustos del público, variando el tipo de espectáculos que ofrecían.  Entre 1979 y 1981, la "Confitería" se transformó en un Café concert.  Luego el grupo musical "Los 5 Latinos" cantó allí junto con Estela Raval y Enrique Dumas.

La mayoría de los mozos tienen más de 30 años sirviendo en esta casa.

La sala de baile es visitada actualmente por los “milongueros” locales e internacionales.


Objetos de mi colección

Manija porta bolsas

Copita de licor


Antigua cajita


Gracias a esta cajita descubrí que en la esquina de Acoyte y Rivadavia, en un edificio que aún se conserva, esta famosa confitería tenía una sucursal












resupuesto 



Hasta un próximo post





martes, 16 de mayo de 2017

La ruta de Borges


La ruta de Borges




El escritor argentino más reconocido en el mundo, y uno de los autores más destacados del siglo XX, nació en pleno Centro de la Ciudad de Buenos Aires en 1899. 
“ Aquí nací yo, en el corazón de la ciudad, en la calle Tucumán, entre las calles Suipacha y Esmeralda, en una casa (como todas las de ese tiempo) pequeña y sin pretensiones, que pertenecía a mis abuelos maternos ...”.

En el libro Buenos Aires, ciudad secreta escrito por Germinal Nogués se mencionan los siguientes lugares en los que estuvo el genial escritor:


  • Café Tortoni 
  • Restaurante El Tropezón, en Avenida Callao 248 (hoy desaparecido)
  • Confitería Petit Café en Avenida Santa Fe 1818 (hoy desaparecida)
  • Confitería El Águila en Avenida Santa Fe esquina Callao (hoy desaparecida)
  • Teatro Coliseo en Marcelo T. de Alvear 1111 
  • Canal 13 en San Juan 1160 
  • Galería del Este en Maipú al 971/Florida 940 local Librería La Ciudad
  • Confitería Saint James en Maipú y Córdoba (hoy desaparecida)
  • Confitería Richmond en Florida 468 (hoy desaparecida)
  • Restaurante Edelweiss en Libertad 468 (todavía abierto)
  • Restaurante London Grill en Reconquista 455 (hoy restaurante Lo de Eugenia)
  • La calle Florida
  • Confitería del Molino (cerrada, la están reformando)
  • Restaurante de la estación de Retiro
  • Plaza San Martín
  • Restaurante del hotel Dorá en Maipú 963 (todavía funcionando)



Yo agrego:


Los lugares donde vivió* de los que hablaré más abajo

  • La casa de veraneo en Adrogué 
  • Mar del Plata
  • Confitería Florida Garden
  • Los dos Chinos
  • El Imparcial
  • Bar O Bar o Bar Baro Bar Notable de la calle Tres Sargentos (hasta 1980 en la calle Reconquista)
  • Bar automático que estaba ubicado en Callao y Córdoba
  • Pedemonte
  • Heladería El Vesuvio (Av. Corrientes 1100)
  • Librería del Colegio
  • Confitería Saint Moritz en Esmeralda 802
  • Harrod's (tomaba el té)
  • Bar La Biela, solía ir con Bioy Casares y allí Bioy se enteró del fallecimiento de Borges
  • Bar Plaza Dorrego donde se reencontró con Sábato
  • El Querandí
  • El teatro Odeón (hoy desaparecido)
  • Barrio de Saavedra 
  • Confitería París (hoy desaparecida)
  • Restaurante El Globo 
  • Restaurante La Emiliana en Avenida Corrientes (hoy desaparecido)
  • Librería del Colegio o de Ávila
  • Restaurante Chiquín (hoy desaparecido)
  • Bar La Perla (hoy desaparecida, allí tomaba clases y filosofaba con Macedonio Fernández)
  • Jardín Japonésadmiraba la cultura japonesa.
  • La Casa de Evaristo Carriego (Honduras 3784), donde funciona desde 1981 una biblioteca popular especializada en poesía, que lleva su nombre.  Evaristo era amigo del padre de Jorge Luis. Carriego visitaba a los Borges todos los domingos.  En esta casa Borges se familiarizó con el mundo del arrabal y de los guapos que influyeron en su obra.
  • Biblioteca Municipal Miguel Cané, en la calle Carlos Calvo a metros de Av La Plata, reconocida por ser el primer lugar en el que se empleó y que conserva su escritorio y sus elementos de trabajo (aunque el director de este museo se burle de la gente que toca el escritorio y diga que no es ese).
  • Río de Janeiro al 300 esquina Bogotá en Caballito, la Editorial Heynes. 
  •   Esta editorial editaba la revista El Hogar donde Borges tuvo a cargo de la sección Libros y autores extranjeros. Además editaban el diario El Mundo, entre otras publicaciones y varias radios.  Sus oficinas estaban en Av. Saenz Peña 655 y en Caballito estaba la administración, la redacción y los talleres.



Imagen publicada por diversos sitios

Hoy esa esquina



Una placa recuerda a la editorial

No sé si sigue estando la placa, yo no la vi

Foto tomada del sitio http://arquitectos-franceses-argentina.blogspot.com.ar/2011/09/arquitecto-robert-russell-prentice-caba_19.html si molesta su utilización contactarse y la misma será removida

  • Facultad de Filosofía y Letras (Viamonte 430), en la que Borges fue profesor de Literatura Inglesa a partir de 1956. Suele dar clases en un aula de un edificio de Florida, entre Viamonte y Tucumán. Crece su consagración internacional y con ella sus viajes por el mundo.
  • Antigua sede de la Biblioteca Nacional en México 564 de la que Borges fue director desde el año 1955 y por 18 años.
  • La Sociedad Argentina de Escritores (SADE) a metros de la biblioteca de la calle México, de la que fue presidente en 1950 y a la que renunció en 1952.  
  • La librería Casares en Suipacha 521 de Alberto Casares donde el 27 de noviembre de 1985 Borges fue visto por última vez en el país.  Al otro día viajó a Suiza, donde murió más tarde. Recordar que Borges había nacido a la vuelta de esta librería, en Tucumán entre Suipacha y Esmeralda.
El local dicen que tiene primeras ediciones de libros Jorge Luis Borges
  • En Av de Mayo 1333 funcionaba el diario Crítica (hoy hay oficinas de la Policía Federal).  Allí Borges en 1933 dirigía con Ulises Petit de Murat «La revista multicolor de los sábados». 
  • La Iglesia Ortodoxa Griega de la calle Julián Alvarez 1036 era uno de los lugares favoritos de Borges en Buenos Aires. En la década del 60 solía visitar este templo con María Kodama para escuchar música y asistir a rituales religiosos.


Lugares que menciona Borges en su obra según el libro anteriormente mencionado: 


  • En Un modelo para la muerte (1946) se mencionan:  

Alvear Palace Hotel
Bar Tokio
Iglesia San Martín de Tours
Plaza Carlos Pellegrini
Estación Retiro
Balneario Municipal


  • En Las crónicas de Bustos Domecq (1967) aparecen:  
Avenida Corrientes 1172 6° (departamento de Macedonio Fernández)
Un kiosco en Parque Chacabuco
Jardín Zoológico (los tigres), ya que Borges, siendo niño, sentía fascinación por estos animales, por lo que concurría asiduamente a verlos.
La calle Parera
El Congreso
La Exposición Rural
El cementerio del Oeste (Chacarita)
Canal 7
Conventillo de la calle Gorriti
La fuente de Lola Mora 
La calle Laprida 1212/14 (la casa de  Xul Solar) 
El teatro Colón
El Barrio de Caballito
Plaza Once
Plaza de Flores
Barrio de Nuñez
Avenida Corrientes y Pasteur
Mercado de Abasto 

  • En Los nuevos cuentos de Bustos Domecq (1977) se incluye
El Departamento de Policía
Villa Luro
Esquina de Tacuarí y Belgrano
Plaza Constitución
La Avenida Corrientes
La calle Mansilla esquina Ecuador, donde vivía Bioy Casares con Silvina Ocampo
(Tengo otra dirección Posadas 1650, Recoleta, casa de Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo, donde Borges, que fue testigo del casamiento, va habitualmente a cenar. En 1946, por su antiperonismo lo pasan a «inspector de mercados de aves de corral». Renuncia a la biblioteca y se dedica a dictar cursos y conferencias.

  • En El Aleph  menciona el sótano de una casa de Avenida Garay
  • En Emma Zunz se menciona el Paseo de Julio (hoy Leandro N. Alem)
  • En El libro de Arena menciona una puerta de Avenida Belgrano



Yo agrego:


  • La manzana donde se crió en Fundación Mítica de Buenos Aires
  • Confitería del Gas (allí  reune Borges a los congresistas de Congreso del Mundo en el Libro de Arena)
  •  En el El Inmortal menciona el Palacio de los Patos
  • Jorge Luis Borges homenajeó al pasaje en su poema “La Cortada Bollini”. 



*Los lugares donde vivió

  • Solar Natal  Tucumán 840  (1899-1901)

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges nació en Buenos Aires el 24 de agosto de 1899, en la casa de sus abuelos maternos, en la calle Tucumán 840. 

El parto de este ochomesino fue a las cinco de la madrugada de un frío invierno. Borges decía que había nacido durante la Noche de San Bartolomé, "cuando el diablo sale a cazar ángeles".  

Era una casa típica con habitaciones corridas, que se abrían a patios alargados, con galería en forma de pasillo y corredor con piso de baldosas. Con los años fue alquilada y posteriormente vendida. Según Borges, se trataba de una vivienda modesta con un par de ventanas enrejadas, zaguán, puerta cancel y dos patios. "En el primero, que era de mármol blanco y negro, estaba el aljibe, con una tortuga en el fondo para purificar el agua."  Era común que las familias colocaran tortugas en esos pozos, porque consideraban que éstos mantenían limpia el agua al comerse los insectos. También nadaban pequeñas tortugas que servían para saber si el agua estaba en buen estado. Si las tortugas aparecían flotando boca arriba en su superficie, indicaba que la misma había sido envenenada.  Pero defecaban.  No entiendo.

Actualmente, en ese lugar hay un edificio donde funciona la Asociación Cristiana Femenina.

Acá estaba la casa

Tucumán 840/842/846 

La numeración del edificio es clara

Ningún restaurante

Ninguna placa

Y no entiendo esto

http://www.buenosaires.gob.ar/areas/cultura/cpphc/sitios/detalle.php?id=8


Esta es la placa que muestran en la página de la Ciudad.

Yo la placa no la veo y creo que alguien debe hacer algo.

Al lado hay un estacionamiento. 


Estas fotos las tomé yo, no me explicaba cómo no había una señal en ningún lado. 



  • El hogar de la infancia Jorge L. Borges (Ex Serrano) 2135 y 2147 (1901-1914)
En 1901 la familia Borges se trasladó a la calle Serrano 2135, en Palermo, una casa con jardín, patio y molino.
     Tampoco existe más el solar de Serrano 2147.

    Borges nunca quiso que su apellido se convirtiera en el nombre de una calle, no le hicieron caso,

    Jorge Luis vivió en esa casa desde 1901 hasta 1914.

    "Era una construcción de planta baja y un piso, con azotea. Tenía un pequeño jardín; un muro con la verja labrada en la parte superior la protegía de la calle. La cancel era de hierro forjado", escribe Abós en el capítulo dedicado a Palermo de su guía literaria.

    En 1914 la familia vuelve a emigrar a Europa y regresan en el año 1920.  Durante esos años la ciudad de Buenos Aires se había modernizado.  

     Allí sí una placa recuerda que los Borges volvieron a la casa de Serrano en 1921, a su regreso de Europa.

    Las siguientes imágenes fueron tomadas por mí

    Perspectiva actual desde Guatemala de la calle Jorge Luis Borges



    Acá estaba la famosa biblioteca de su padre que Borges mencionaba a menudo en sus conferencias y reportajes.  


    En sus poemas de “Fervor de Buenos Aires”, “Luna de enfrente” o “Cuaderno de San Martín”, Borges intenta rescatar los lugares que aún subsisten. Y es precisamente en Palermo donde encuentra las características de aquella Buenos Aires que ya no se puede encontrar.  

    Este lugar es inspirador de gran cantidad de poemas, donde reivindica lugares, personajes y características (como lo hace en “Arrabal” y “Elegía de los portones”, entre tantas otras. Y es precisamente en la esquina de esta casa, donde Borges va a fundar “míticamente a la ciudad”, en su poema “Fundación mítica de Buenos Aries”, exactamente en la esquina de la calle Serrano (hoy Borges) y Guatemala. De la vivienda original de dos plantas solo queda el recuerdo (ya que hoy ha sido reemplazada por una moderna construcción familiar).







    Una placa que testimonia la vida del poeta en este lugar.








    La esquina de la fundación mítica de Buenos Aires.



    Palermo, esquina de Guatemala y Jorge Luis Borges (ex Serrano)


     En la esquina de Borges y El Salvador, por ejemplo, se leen unos versos de "Fundación mítica de Buenos Aires".

    En 1901 se mudaron a esta casa, la de su abuela inglesa, Frances Haslam de Borges (a la que llamaban "Fanny"), ella relaciona a Borges con el inglés.  Borges, para sus íntimos, siempre fue "Georgie".

    En aquella nace ese mismo año su hermana Leonor Fanny (Norah -con h, y a la inglesa, como su hermano la rebautiza).  

    Poco después se mudaron a pocos metros de allí, a una casa estilo art-nouveau en Serrano 2147 (no existe esta vivienda ni las numeraciones originales). 

    A la ex calle Soler desde el 1600 hasta la avenida Santa Fe, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pasó a denominarlo Jorge Luis Borges.

    En 1983, durante una entrevista, refiriéndose al barrio de Palermo dijo:
    "En Palermo, cuando yo lo conocí, cuando era chico, había más huecos que casas con el arroyo Maldonado a la vuelta. Era un barrio de malevaje calabrés y criollo". 
    En el célebre poema Fundación mítica de Buenos Aires, Borges identifica aquel lugar de su infancia:
    "Una manzana entera en mitad del campo /expuesta a las auroras y lluvias y sudestadas. /La manzana pareja que persiste en mi barrio: /Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga".

    Alrededor de esta manzana Borges se hizo de recuerdos que evocó a lo largo de su vida:
    "Recuerdo haber visto parejas de hombres bailando tangos, cuando pasaba el organito. Porque las mujeres no querían bailarlo. Y lo recuerdo, sobre todo en la esquina de Serrano y Guatemala. Bailaban con cortes, haciendo figuras, que era un poco el simulacro de coito".
    Sobre la denominación del barrio porteño de Palermo, existen dos hipótesis. Una asegura que fue el apellido de un siciliano propietario de extensos terrenos baldíos de la zona, a principios del siglo XVII. La otra, lo hace derivar de un oratorio donde se veneraba una imagen del santo italiano vinculado con Africa, San Benito de Palermo, del que eran devotos los esclavos y sus descendientes.


    El primer viaje a Europa con su familia entre 1914 y 1921 fue para tratar la enfermedad de su padre. A él le sirvió para entrar en contacto con las vanguardias europeas y publicar en 1923, ya en Buenos Aires, su primer libro de poemas, “Fervor de Buenos Aires”.

    • Esmeralda 264 ó Rivadavia  857 (1921)


    En 1921, de regreso de Europa, se instaló con su familia en el Hotel du Helder de Esmeralda 264, en el centro de la ciudad.  El hotel figura hoy con la dirección Av. Rivadavia 857, tal vez en aquella época tenía salida por ambas calles.

    En una entrevista realizada en el año 1976 Borges recordó: "Yo vivía en un hotel, en Esmeralda, cerca de Rivadavia. Todos los viernes salía con una amiga mía que trabajaba en el banco de Boston. Iba a buscarla, comíamos en un buen restaurante, a veces con vino, ibamos al cinematógrafo, después tomábamos unos chocolates, le compraba cigarrillos, y la llevaba en taxi hasta su casa, en Villa Urquiza. Yo también volvía en taxi hasta mi casa, en Rivadavia y Esmeralda".



    • Bulnes 2216 (1921/1922)

    Posteriormente vivió en una casa de Bulnes 2216, nuevamente en el barrio de Palermo.  Esta dirección figura en los primeros números de la revista Proa.  A fines de 1922 dejaron Bulnes y se mudaron a Serrano 2147 que, hasta entonces, se encontraba alquilada.  Hoy hay un edificio.


    • Serrano 2147  1922
    Nuevamente en este domicilio, pero por poco tiempo.


    2do. Viaje a Europa

    • Callao 950 (1924)  Hotel The Garden

    El 19 de julio de 1924, de regreso de un segundo viaje a Europa, los Borges se instalaron en el Hotel The Garden, de la avenida Callao 950.

    • Quintana 222 (1921/1924)
    En 1921 los Borges regresan a Buenos Aires después de una estadía en Europa y se establecen en una casa de la calle Quintana 222.


    Foto tomada por mi


     Aquí concurre Ricardo Güiraldes, muchas veces acompañado por su esposa, Adelina del Carril, cuya hermana, a su vez, se casó con Pablo Neruda. A través de Güiraldes, Borges se relacionó con Victoria Ocampo.

    Borges recordaba que aquél número, el 222, le gustaba de un modo cabalístico a Güiraldes, al extremo que quería que esa fuera la dirección de la revista Proa.

    • Pueyrredón 2190 5° Piso (1929 -1939)

     Desde las ventanas podían verse tanto el Cementerio de la Recoleta como el Río de la Plata. El edificio tenía su entrada frente a un corralón municipal que dio origen a la actual plaza de Las Heras y Pueyrredón donde aún florece el aguaribay bajo el cual solía sentarse a leer el joven Borges.

    Por Pueyrredón pasaba una línea de tranvías que conducía a la "problemática Plaza de Once", que él debía atravesar para llegar a su empleo de bibliotecario en el barrio de Almagro.  Esos viajes los aprovechaba para leer la Divina Comedia, en italiano y en inglés.

    • Quintana 275 (263) (1943/1946)
    Dieciocho años después, Borges y su madre regresaron a la avenida Quintana, pero esta vez a la vereda de enfrente.

    • Anchorena 1672  (1938/1943)

    En 1938, tras la muerte de su padre, con su madre, su hermana y su cuñado, Guillermo de Torre, pasan a vivir en la calle Anchorena.  Esa casa linda con la Fundación Internacional Jorge Luis Borges que preside su viuda, María Kodama en Anchorena 1660.

    Aquí escribió el cuento "Las ruinas circulares".  Buena parte de su biblioteca, sus fotos y sus bastones se exponen en el Museo Borges.

    No pude tomar fotos del interior, no me dejaron. Dicen que la orden la dio María Kodama. Me puso de mal humor, igual disfruté mucho viendo sus manuscritos y objetos.



    • Maipú 994 (1944 - 1967)

    En Maipú 994 6º B pasó gran parte de su vida.  Se mudó con su madre.

    El 21 de septiembre de 1967 Borges, de 68 años, se casó por iglesia con Elsa Astete Millán, viuda de 57 años. Durante los primeros tiempos, la pareja vivió allí donde vivía también la madre de Borges. Luego se fueron a vivir solos



    El edificio de Maipú y Marcelo T. de Alvear, en donde Borges vivió la mayor parte de su vida.

    Foto tomadas por mi durante La Noche de los Museos 2016

    Este edificio si tiene placa.

    Fotos tomadas por mi en octubre de 2016





     "Si yo recuperara la vista me quedaría aquí, en esta casa, leyendo. Renunciaría a los viajes y me quedaría leyendo los libros que están rodeándonos, tan cerca y tan lejos. Sí yo recuperara la vista no saldría de esta casa. Hojear un libro es tan lindo. Es una felicidad accesible como comer uvas o tomar agua", dijo Borges durante una entrevista en 1984.

    Borges fue una persona sencilla, accesible, siempre dispuesta al diálogo y pedía que le lean cuando su madre ya era muy anciana y él no veía. La mayoría de los encuentros con sus interlocutores se desarrollaron en el living de Maipú. Un salón despojado, presidido por el retrato de su madre y retratos de sus antepasados y la biblioteca.

    Como el departamento del sexto piso de Maipú 944 no está abierto al público, quienes quieran conocer cómo era el dormitorio de "Georgie" pueden ver una réplica exhibida en el primer piso de la fundación creada por su viuda, María Kodama en la calle Anchorena 1660 (no me lo mostraron durante La Noche de los Museos 2016).

    Sólo abandonó durante tres años este departamento para mudarse a Belgrano 1337, en el barrio de Monserrat, durante su corto matrimonio con Elsa Helena Astete Millán.


    • Belgrano 1377  (1967/1970)

    El 21 de setiembre de 1967 se casó con Elsa Helena Astete Millán, y se mudó a la avenida Belgrano 1337.

    Con este desplazamiento, Borges pasó a vivir por prmera y única vez en su vida "del otro lado de la avenida Rivadavia", en el Sur.

    Cuando se separaron en 1970 Borges regresó al departamento de Maipú.


    En 1980 firma junto a otras personalidades una "Solicitada sobre los desaparecidos" en el diario Clarín.




    Premio Internacional de Literatura en 1961, compartido con el escritor irlandés Samuel Beckett.

    Premio Cervantes en 1980.

    En diciembre de 1985 se establece en Ginebra.  En 1986, el 26 de abril, se casó con María Kodama.

    El 14 de junio de 1986 fallece en el segundo piso de la casa de la 28 Grand Rue, Borges aún escribía.




    Rambla Bristol – Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Josefina Dorado y Victoria Ocampo – Marzo de 1935



    lunes, 15 de mayo de 2017

    Negocios Antiguos: Café de los Catalanes (1799)



    Café de los Catalanes 
    El primer café de Buenos Aires

    El café de los Catalanes es considerado el primer café que se abrió en Buenos Aires.  Fundado el  2 de enero 1799, por el ligur don Miguel Delfino.  Estuvo situado en la esquina NE de la intersección de las calles Santísima Trinidad y Merced (actuales San Martín y Tte. Gral. Juan D. Perón).  

    Después de la muerte de Delfino, el comercio fue transferido a Francisco Migoni, también italiano, quien lo  refaccionó y le dio impulso hacia el año 1856. 

    Al local se ingresaba por la ochava, la puerta tenía forma de ojiva, del dintel de la puerta pendía un toldo que servía en temporada de lluvias para esperar los carros.  Las únicas aberturas hacia el exterior eran dos grandes ventanales que daban a cada una de las calles. 

    Fue frecuentado por las familias más destacadas de la sociedad porteña. El local contaba con una sala de gran tamaño y con patio. 

    Allí se consumía café, té, chocolate, candial, horchata, jugo de naranja y bebidas alcohólicas.  La particularidad del Café de los Catalanes fue su manera de servir el café con leche: se le entregaba al cliente una medida de azúcar no refinada.  El parroquiano debía colocar primero el azúcar en el tazón y recién después, el mozo servía el café con leche hasta desbordar.  El servicio se completaba con tostadas cubiertas con manteca y una capa de azúcar.

    En 1810 existió una rivalidad entre los habitués del Café de los Catalanes y los del Café de Marco. En este último se reunían los partidarios de Fernando VII, los “antivirreynales” lo hacían en el de los Catalanes.  Tengo también información que afirma lo contrario, que en el Café de Marco se juntaban los masones que querían liberar al país.  Ampliaré cuando tenga más datos.

    Los primeros grupos que organizaron reacciones contra el virrey y su régimen estuvieron en el Café de los Catalanes: Pancho Planes, Víctor Fernández Grimau, Enrique Martínez, Fontuzo, Voizo y otros jóvenes que reunían a la gente para atraerla hasta el centro y así organizar manifestaciones que pedían la renuncia del virrey.  Este café estuvo  ligado a la Revolución de Mayo.

    En el año 1873  cerró sus puertas definitivamente. Hoy hay un barcito llamado Impasse y ni una placa que lo recuerde.

    Hoy Café Impasse


    Hasta un próximo post.

    domingo, 14 de mayo de 2017

    Negocios antiguos: Orologería Toscana (fecha probable entre 1822 y 1881)



    Orologería Toscana

    de A. de Agostini y Cia.

    Cuyo 491 (actual Sarmiento) CABA

    La calle Cuyo se llamó así entre 1822 y 1911.

    El 4 de agosto de 1881 se instaló el primer teléfono en el país, este aviso no lo tiene, por lo que debe ser anterior.



    Hoy local de Swiss Medical


    sábado, 13 de mayo de 2017

    Negocios antiguos: Librería de Ávila (1830-sigue abierta) ex Librería del Colegio (1)



    La librería más antigua del país
    1830/2016

    Librería de valor patrimonial de Buenos Aires
    Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2003





    Ex Botica Marull

    Én la época virreinal en el Río de la Plata. No había farmacéuticos ni farmacias.  Pero Don Francisco Salvio Marull, que llegó a Buenos Aires a principios de 1777 ubicó en la esquina de las calles Bolívar (se llama así a partir de 1857 en esos años se llamaba Santísima Trinidad) y Alsina (se llama así a partir de 1878, se llamaba San Carlos), su botica. 

    A raíz de la primera invasión  inglesa y ante la organización de un ejército voluntario para la defensa de la ciudad, Marull se dirigió al comandante de armas Don Santiago de Liniers, proponiendo a la plana mayor profesionales en su especialidad.  Se fundó así el cuerpo de farmacia, y se designó a Don Narciso Marull. Boticario Mayor y en el año 1797, el Protomedicato incorpora a Don Salvio Marull para examinar a los candidatos a boticarios.  Al fallecer él se hizo cargo su viuda de tal actividad.


    Esa botica fue el primer comercio que vendió libros en la ciudad y desde 1830 pasó a ser en su totalidad una librería y uno de los centros intelectuales de la ciudad.  Por lo tanto la Librería de Ávila es el único comercio de Buenos Aires que mantiene ubicación y rubro desde tiempos coloniales.

    En la botica también se vendió, en 1801, el primer periódico de Buenos Aires, El Telégrafo Mercantil, Rural, Político, Económico e Historiográfico del Río de la Plata.


    La Librería del Colegio

    En esa esquina empezó a funcionar en 1830 la Librería del Colegio que luego cambió su nombre por el de Librería Ávila (en 1994).

    Alsina 500

    A lo largo de los años tuvo clientes ilustres como los presidentes Bartolomé Mitre, Domingo Sarmiento y Nicolás Avellaneda y los escritores Leopoldo Lugones, Roberto Arlt, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Victoria Ocampo. Algunos de sus propietarios en el siglo XIX fueron el catalán Rafael Casagemas y el parisiense Paul Morta.


    El café de Marcó

    El café de Marcó empezó a funcionar el 4 de junio de 1801 en frente de la botica (en diagonal a la Iglesia).  Uno de los primeros bares que tuvo Buenos Aires. Aquí se juntaban patriotas (y masones) para elaborar estrategias para liberar el país.


    Objeto de mi colección


    Pin


    La empresa que lo fabricó es Bastian Company Inc.  La misma funcionó entre 1895 y 2003 en Rochester, NY.  En 2003 se trasladó a California y sigue elaborando productos de prestigio.  

    Por el nombre de las calles el pin es posterior a 1878. 

    Y por el estilo parece de 1900


    Celluloid Pin, early 1900s, reverse. Bastian Bros. Co., Rochester, NY.


    En 1926, el viejo local de la librería fue demolido, y en su lugar se construyó uno nuevo de estilo ecléctico, proyectado por el arquitecto Ángel Pascual y el ingeniero Luis Migone, qie permanece en la actualidad.

    Miguel Ávila -antes propietario de la librería Fray Mocho- adquirió la Librería del Colegio en 1994, y le impuso su nombre (error a mi entender), manteniendo el tradicional estilo del local y transformándolo en especializado en libros y revistas antiguos, ediciones de colección y rarezas históricas.  En el subsuelo funciona un café literario.




    viernes, 12 de mayo de 2017

    Negocios antiguos: Farmacia La Estrella (1834- todavía en actividad) (1)


    Farmacia La Estrella (1834)
    La más antigua que se tenga memoria, hubo otras pero ella desafió al tiempo

    La más antigua del país y la primera de América del Sur, antes fue la Farmacia Santo Domingo y la Farmacia Demarchi.   Continúa en actividad.  Inaugurada en 1834 (el edificio que conocemos data de 1895).  En 1971 fue adquirida por la entonces Municipalidad de la Ciudad quien permite que funcione a condición de conservar el mobiliario y respetar el edificio. Forma parte del Museo de la Ciudad.  Por disposición gubernamental, los colectivos ya no pasan por la zona para evitar que las paredes se agrieten con las vibraciones.

    En los altos del edificio en el año 1968 mi admirado arquitecto José María Peña creó el Museo de la Ciudad.  Gracias a Peña la farmacia es un museo viviente desde 1969, se le permite a la farmacia seguir funcionando respetando edificio e interior.


    Edificio de 1885 en Alsina 416 Defensa 201

     Una belleza. Aún conserva su estilo y los detalles de valor estético e histórico.  Los muebles son originales.  Las vidrieras exhiben objetos cotidianos de un Buenos Aires antiguo.


    La salud en la colonia

    No existían farmacias en la ciudad. Los primeros boticarios fueron los jesuitas que instalaron una pequeña botica frente al paredón de San Ignacio.

    Entre los siglos XVI y gran parte del XIX la gente se automedicaba, se preparaban remedios caseros, el enfermo era cuidado en su hogar y se consultaba, si era necesario, a un curandero.  Coexistió la medicina popular con la que se iría haciendo científica, en principio restringida a las élites locales, los pobres eran objeto de atención sólo en caso de peligro de epidemia.

    En 1778 Buenos Aires tenía 24 mil habitantes, atendían la salud de la población sólo 9 médicos, 2 cirujanos, 6 sangradores, 5 boticarios (jesuitas que proveían de drogas como si fueran médicos)  y 48 barberos (sacaban dientes y muelas). 

    En 1810 la expectativa de vida era de 45 años.  El censo de ese año decía que en la ciudad ya había 13 médicos, un practicante, 65 sangradores (incluía a los barberos), 13 boticarios y 41 cirujanos auxiliares de la medicina.

    Había lepra, sífilis, tuberculosis, y la ciudad era foco de concentración y propagación de enfermedades que llegaban con los inmigrantes que viajaban sin controles sanitarios.  También las pestes surgían por  los mataderos no controlados y de la costumbre de arrojar basura a las calles. Y a los enfermos terminales se aplicaba una especie de eutanasia con métodos crueles.


    El primer hospital 

    Cuando Garay fundó Buenos Aires en 1580, la manzana 36 del primitivo trazado, fue asignada para el primero de la ciudad.  Estaba destinado a militares, se lo denominó “Hospital Militar San Martín de Tours”, y fue inaugurado oficialmente por Hernandarias de Saavedra en el año 1605.  Hasta mediados del siglo XVIII fue el único de Buenos Aires.  Los padres betlemitas se ocupaban de él.

    Estaba ubicado en la manzana comprendida entre las calles Sarmiento y Corrientes, Reconquista y 25 de de Mayo, a cien metros del Monasterio de la Merced.   Cabe aclarar que la calle San Martín no se llama así por el Libertador, sino por el patrono de la ciudad.


    Idea de Rivadavia

    Bernardino Rivadavia vivía en la calle Defensa llegando a la actual Belgrano, entre el convento de Santo Domingo y la iglesia San Francisco de Asís.  Su casa todavía está en pie y ocupada por una cochera. 

    A partir de 1822 Rivadavia y Manuel Moreno propiciaron el mejoramiento de la situación sanitaria.

    El censo de 1826 informaba que había 39 médicos y 22 boticarios. La expectativa de vida se había extendido hasta los 53 años.  Existía el peligro de los médicos truchos.

    Rivadavia invitó a venir al país a científicos. Con esa inmigración, en 1834 ingresaron muchos profesionales con el fin de trabajar en la ciudad ya independizada de España pero que aún necesitaba organizarse y desarrollarse.


    Farmacia de Santo Domingo (1834)

    En esas circunstancias, Rivadavia le encomendó al importante bioquímico y botánico Pablo Ferrari, italiano, que organizara un museo de historia natural.  Ferrari terminó fundando la Farmacia de Santo Domingo en 1834 (según la página de Química La Estrella fue en 1836).  Estaba frente al convento Santo Domingo (donde descansan los restos de Manuel Belgrano, quien vivía a pocos metros de allí, por la calle que hoy lleva su nombre).

    Farmacia Demarchi (1838)

    En 1838 adquirió la farmacia de Ferrari el barón suizo Silvestre Demarchi quien, instaló luego una droguería mayorista y un laboratorio en 1900 que llamó De la Estrella.



    Farmacia Demarchi

    Foto tomada del sitio http://elmuseopublicodebuenosaires1812-1862.blogspot.com.ar/2013/01/la-farmacia-la-estrella-sucesora-de-la.html si molesta su utilización contactarse y la misma será removida

    En 1854 fallece Demarchi.

    En 1864 Demetrio en sociedad con el norteamericano Melville S. Bagley ex cadete de la farmacia comienzan a formar lo que sería la compañía Bagley.

    Farmacia La Estrella (1885)

    En 1885 los hijos de Silvestre, Antonio, Marcos y Demetrio, asociados con el bioquímico Domingo Parodi, construyeron un edificio para una nueva farmacia en la intersección de las entonces Potosí y Reconquista (hoy Alsina y Defensa).

    Así nació la Farmacia La Estrella tal como la conocemos. La colocaron en el centro social y comercial de Buenos Aires, frente a la iglesia San Francisco de Asís, a metros del convento de Santo Domingo y a metros de la iglesia San Ignacio de Loyola.  La ubicación no era casual, las campanadas de las iglesias guiaban a los vecinos hasta el negocio y me imagino que también se aseguraban concurrencia.  "No repararon en gastos" dijo Caras y Caretas.

    Una característica común a todas las boticas de la ciudad de Buenos Aires iba a ser su ubicación, preferentemente en una esquina (para una fácil localización) y frente a una iglesia. 


    Droguería de la Estrella (1896) primera fábrica de remedios en el país


    Hacia 1860 la empresa estaba entre las más grandes de América del Sur.  Importaban drogas y en Victoria y Saavedra instalaron la primera fábrica de remedios del país.


    Droguería de la Estrella Ltda. (1906)


    El hijo de Demetrio, Marcos Demarchi di Demetrio estuvo a cargo de la farmacia hasta 1906 año en que traspasa el negocio a los señores Soldati, Craveri, y Tagliabue.

    Se transformó en Sociedad Anónima, con el nombre de “Droguería de la Estrella Ltda.”, base de la actual Química Estrella.

    Incorporaron luego a la droguería del Indio y a la farmacia del Aguila de Buenos Aires, la droguería Inglesa de Rosario, otra de Bahía Blanca y otras del interior del país.  Hasta 1913 por lo menos la droguería del Indio pertenecía a Enrique H. Spinedi.

    Droguería del Indio de Enrique H. Spinedi con domicilio en Sarmiento 902

    La publicidad 

    La Farmacia de la Estrella se empezó a hacer conocida, hacía publicidad sanitaria en las últimas décadas del siglo XIX.  

    Caras y Caretas publicó un dibujo en el que el doctor Eduardo Wilde fumigaba las calles porteñas acompañado de un asistente mientras un ciudadano huía de los desinfectantes y la Muerte espiaba, guadaña en mano con un texto que decía "Se imponen las medidas radicales antes de que la peste nos infeste".

    Sucursales

    La Farmacia de la Estrella ya tenía sucursales en Montevideo, Rosario, Córdoba y San Nicolás de los Arroyos y, más tarde, otros comercios se encargaron de proveer  de medicinas a la población. 


    El primer delivery

    Después de la caída de Rosas en 1852 comenzó a funcionar en el país el servicio de correo privado.
    Los clientes del inteior compraban a la botica y los productos eran enviados por diligencia a través de distintas empresas, entre ellas "Mensajerías Argentinas" (la primera de las empresas privadas de correos) o por la "Mensajería Ninfas del Plata" ambas a nombre de Don Antonio Demarchi Hermanos, Calle de la Defensa no. 137, Buenos Ayres, o por la mensajería  "La Voladora".  Los viajes eran peligrosos por los ataques de los indios y la falta de caminos adecuados. 

    Preparados y Anticolérico

    En el comercio más antiguo de la ciudad se producían las píldoras Parodi para la tos el jarabe Manetti para la indigestión, la limonada Roger y el aperitivo y tónico estomacal Hesperidina.

    Con el brote de cólera que azotó a Buenos Aires y Corrientes, y terminada la guerra de la Triple Alianza en 1870, la botica y Droguería A. Demarchi y Hermanos" lanzó al mercado un “anticolérico” en base a quinina.


    El digestivo Hesperidina

    Fue un aperitivo y tónico estomacal con vitamina C que trajo el norteamericano Bagley, afincado más tarde entre nosotros, y cuyo lanzamiento contó con el apoyo financiero de los hermanos Demarchi. Posteriormente y hasta el presente esta bebida ha sido comercializada como un aperitivo alcohólico, relativamente popular.en la década 30'.



    Las vacunas

    Saturnino Segurola aplicaba la antivariólica a la sombra de un árbol del barrio de Caballito, hoy conocido como el Pacará de Segurola en la esquina de Puán y Baldomero Fernández Moreno, a metros del parque Chacabuco.  En esa época no existían calles, sólo un gran quinta con una casona colonial donde Saturnino Segurola salvaba vidas.

    Puán y Baldomero Fernández Moreno


    Relación entre Demarchi y Facundo Quiroga

    Una de las hijas de Facundo Quiroga, Mercedes, estaba casada con Antonio, uno de los hijos de Demarchi.

    La grieta

    Al morir Juan Manuel de Rosas en Southampton, Inglaterra, un grupo de seguidores del restaurador quiso organizar una misa en su memoria en Buenos Aires. El gobierno nacional se opuso a los honores (era presidente Avellaneda).   Ante el intento de homenaje, descendientes de las víctimas de Rosas, idearon profanar la tumba de Juan Facundo Quiroga (fallecido en 1835) que se halla en el cementerio del norte (hoy de la Recoleta) y destruir otros símbolos federales.

    Antonio Demarchi, advertido de lo que iba a suceder, tomó precauciones. Ocultó el cadáver de su suegro detrás de una pared que mandó construir rápidamente, ubicando el féretro de manera vertical e hizo borrar el nombre de Quiroga de los registros del camposanto.

    Cuando la masa de unitarios entró, se dirigió al lugar donde se suponía que estaba el  cajón con el cuerpo de Quiroga, enlazó la estatua de la Virgen La Dolorosa (que se ubica en la parte superior de la bóveda) pero fnalmente, tal vez por no encontrar el cuerpo, no rompieron nada.  

    Los descendientes de Quiroga guardaron discreción durante más de un siglo.  El apellido era considerado “maldito” para el "liberalismo masónico triunfante" dice un texto.  Quisiera saber más de este tema, espero algún día poder ampliar.
    Durante más de un siglo no se supo donde estaba el cuerpo de Quiroga.  En 2005 se produjo un hallazgo fruto de una investigación en la que se aplicó tecnología moderna y gracias a la colaboración de sus descendientes. Se descubrió finalmente dónde lo había colocado su yerno.  Sabemos ahora que Quiroga yace de pie detrás de una pared en la bóveda de la familia Demarchi, en el cementerio de la Recoleta.
    La isla

    Antonio Demarchi era dueño de la isla que lleva su nombre, lugar en el que una ex presidente quería hacer un polo audiovisual. 

    Decoración del local de La Estrella


    El cielorraso está decorado con pinturas de Carlos Barberis  (1861, Tucumán - 1913, Buenos Aires).
    Las estanterías son de nogal de Italia, hay dos pinturas de 1,30 m x 2 m, cristales de Murano, mármol de Carrara, pisos de mayólicas venecianas, marquesinas de hierro forjado, ornamentación que todavía se conserva.

    Barberis pintó alegorías femeninas representando a la botánica y a la química.  Dos mujeres, jóvenes y saludables, se enfrentan a otra enferma, simbolizando el triunfo de la farmacia y la salud contra la enfermedad.


     Mural principal del cielorraso de la antigua farmacia. 

    Detalle del techo la enfermedad y la farmacopea

    Foto tomada del sitio http://www.argentinaparamirar.com.ar/notas/ver/69/museo_de_la_ciudad_ de_buenos_aires_en_el_barrio_de_monserrat_ciudad_de_buenos_aires  si molesta su utilización contactarse y la misma será removida

    La balanza

    En 1918, llegó desde Estados Unidos la balanza que aún funciona y compite con otra, electrónica.

    Placa en la vereda donde consta la fecha en que fue construido el edificio



    Detalle del piso


    Tertulias

    Además de sus laboratorios alopático y homeopático y de su herboristería que continúan abasteciendo  a los enfenrmos del siglo XXI, la farmacia cumplía la función social de ser salón de tertulias. Allí discutieron personajes como Bartolomé Mitre, Julio Roca, Carlos Pellegrini e Hipólito Yrigoyen.



    Química La Estrella (1928)

    En 1921 se decide la compra de un terreno de alrededor de 40000 metros cuadrados en pleno corazón geográfico de Buenos Aires, situado en la Avda. de los Constituyentes y Chorroarín.

    En el mes de agosto de 1924 se inicia la construcción de la fábrica, bajo la dirección de ingenieros holandeses y alemanes.

    Se inaugura en el año 1928 la nueva fábrica.


    Objeto de mi colección

    Posterior a 1906 por la denominación Ltda.

    Encontré errores en diversas páginas web incluso en las de la propia Química Estrella,

    Si hubiera algún error en mi relato contáctense y de corroborarlo éste o éstos, serán corregidos.

    Hasta un próximo post.